Skip to main content

Lo que casi nadie sabe sobre el origen de Bill Gates, el niño huraño con gran pasión por la lectura

Bill Gates

05/10/2019 - 08:05

Bill Gates es una de las personas más famosas del mundo. Todos tenemos su imagen en la cabeza y conocemos algunos aspectos de su vida. Sin embargo, es una figura muy interesante en la que merece la pena ahondar para saber más sobre su recorrido vital y empresarial, así como algunos aspectos que se suelen desconocer.

Al hablar sobre Bill Gates, la gran mayoría de personas lo dividen en dos aspectos: ser el fundador de la empresa Microsoft y sus actividades altruistas. Aunque no esté demasiado desencaminada esta simplificación, a Bill Gates se le puede describir por muchos más aspectos y es una persona que en distintas épocas de su vida ha despertado tanta admiración como animadversión.

Aunque parece que lleve toda la vida con nosotros, Bill Gates empezó muy joven y solo tiene 63 años. Más alejado de la primera línea empresarial, hoy día dedica casi todo su esfuerzo a intentar llevar a buen puerto sus proyectos por mejorar el planeta y en especial el tercer mundo, sobre todo los problemas logísticos y de salud que sufren.

Durante este texto haremos un recorrido vital y de sus proyectos, así como algunas anécdotas de Bill Gates que no son muy conocidas.

Bill Gates, el niño que leía en su habitación

Bill Gates mostró desde sus primeros años ciertos indicios de gran inteligencia y bastante rebeldía. Era un niño algo huraño, con pasión por la lectura, aspecto que no le ha abandonado nunca, y problemas a la hora de aceptar la autoridad. Algunos de sus detractores ya observan en estas cuestiones sobre su carácter juvenil aspectos que luego se han visto potenciados con el éxito y provocado cierta antipatía.

Como podemos ver en la serie documental o entrevista Inside Bill's Brain: Decoding Bill Gates, gran parte de ese niño ha proseguido posteriormente. Sigue amando los libros, busca constantemente nuevos retos, se toma semanas para pensar en las que se aísla, ha tenido fuertes confrontaciones con casi todos los que le rodean y sigue disfrutando de su soledad.

Pero también es una persona muy competitiva que juega al bridge desde que era joven y lo han detenido alguna vez por conducir a gran velocidad.

Con 20 años creó Microsoft, con 52 acabó los estudios

Tras unos escarceos laborales en la fase prehistórica de la informática, a los 19 años decidió dar el salto y crear Microsoft junto a Paul Allen

Su dedicación fue completa y el crecimiento continuo pero no inmediato. Microsoft era un proyecto al que dedicaba cada hora del día y llegaba a dormir sobre el teclado. Por supuesto, también era incompatible con los estudios universitarios que abandonó.

Bill Gates se graduó en Harvard unos cuantos años después... a los 52 años. A pesar de la importancia que siempre le ha dado a fomentar la educación, él la dejó para dedicarse a sus ambiciones empresariales.

Pero la carrera que acabó era la misma que había empezado siendo adolescente, cuando la tecnología que conocemos hoy día no había llegado a las universidades y no existían estudios informáticas, Bill Gates se graduó en Derecho.

Cuando lo hizo, en 2007, ya estaba de lleno en sus labores humanitarias y en el proceso de cesión de poderes en Microsoft, empresa que dejaría de dirigir en 2008. En su discurso avisó a los estudiantes de que debían ser activistas y disponían las herramientas para hacerlo: "Tenéis tecnología que los miembros de mi clase nunca tuvieron y tenéis un conocimiento de las desigualdades mundiales que nosotros nunca tuvimos".

Bill Gates en 1997.

Bill Gates en 1997.

El trabajo sobre la vida y la higiene

Los primeros años de Microsoft arrasaron con todo, y no solo en el mundo empresarial. Bill Gates y Paul Allen alquilaron un piso en el que trabajaban a todas horas y al que también se mudaron los primero empleados. El ritmo era tan abrumador y la tensión tan fuerte que las jornadas duraban más de 12 horas por día.

Las discusiones también eran continuas, sobre todo entre Bill Gates y los demás por su exigencia de que trabajasen más horas. Esto llevó a continuas tensiones con Paul Allen, una amistad y relación laboral que se mantuvo por la necesidad de continuar juntos, pero que un día acabó por romperse. En 2011, Allen reconoció a Variety cómo fue un trayecto conjunto muy duro en el que Bill Gates acabó por romper su relación y la posibilidad de que continuasen trabajando juntos.

En aquel piso donde empezó a coger forma Microsoft no había más reglas que trabajar y nadie hacía la colada ni comía decentemente. Se daba forma al tópico sobre los informáticos que descuidan su imagen y ellos cumplieron con todo el espectro: comida rápida, prendas sucias por el suelo, mal olor y fuertes confrontaciones.

Ha sido un genio, que también ha sabido aprovecharse de otras empresas

El nacimiento de MS-DOS llegó gracias a la relación que Microsoft tuvo con IBM y la necesidad de esta última empresa de su propio sistema operativo para poder competir con Apple.

IBM veía el software como algo circunstancial pero necesario y no hizo demasiados intentos por quedarse con sus derechos; para Microsoft era justamente el camino inverso, ellos solo querían el software. De esa mezcla, tal y como el tiempo ha demostrado, salió ganando Microsoft. La empresa partió del QDOS que había programado Tim Paterson, al que pagó por comprar sus avances para dar forma al sistema operativo que triunfó durante tantos años.

Cuando llegó el momento de dar el salto al entorno gráfico, único modo de triunfar en una sociedad que no iba a molestarse en aprender decenas o cientos de comandos para hacer funcionar sus ordenadores, Microsoft observó a Apple.

Tanto el entorno gráfico como el ratón ya funcionaban en Mac y Microsoft pagó por los derechos de su tecnología para poder usarla en su sistema operativo. Desde ese momento, la relación/confrontación entre Microsoft y Apple ha durado hasta ser la que es hoy.

Fuertes críticas a su actividad

Durante un tiempo Bill Gates fue uno de los grandes enemigos por parte de quienes apostaban por una red más libre y sistemas operativos que no controlasen a los usuarios ni fuesen tan monopolizadores.

Desde la perspectiva actual quedan algo desdibujados por una realidad donde los poderes que tienen sistemas como Facebook o Google hacen de las ambiciones de control de Bill Gates algo casi inocente. Pero tiene sentido que muchos encontraran en Bill Gates un enemigo de las libertades.

En 1998, al ir a dar una charla fue asaltado por un conocido personaje llamado “El entartador” gracias a su afición a lanzárselas a gente como Sarkoyz o Kohl. Dio de pleno en el rostro del magnate. La multa fueron unas ridículas 61 pesetas, sobre 35 céntimos.

¿Pero por qué Bill Gates era considerado el enemigo? O lo que es lo mismo para muchos, parte del poder.

Es de gran importancia el juicio por su intento de monopolio a la hora de incluir el navegador Explorer en el sistema operativo Windows, mayoritario a nivel mundial, en el mismo paquete, sin coste adicional y, lo más grave, de manera indisoluble a él.

Por entonces, su gran rival era Netscape y Microsoft llevó una fuerte campaña en su contra para ahuyentar a posibles inversores, hasta golpear fuertemente a la empresa, tanto que durante unos años se impuso Explorer como navegador predeterminado por falta de otras alternativas fiables.

El juicio fallado a final de 1999 tuvo una sentencia clara: Microsoft era un monopolio y trabajaba como tal. Veinte años después ha crecido el uso de Linux, pero la gran mayoría de ordenadores funciona con Windows y sigue como la opción preferente para controlar cualquier equipo.

De todo esto existe el capítulo de Los Simpson en el que Homer crea una empresa y Bill Gates lleva matones a destrozársela en vez de a comprarla, una fuerte burla sobre cómo se veía a Bill Gates por entonces.

Y un presente que le ha perdonado a ojos de muchos

Bill Gates es uno de los mayores filántropos que existen en el mundo. Lejos de medidas más populistas que estamos acostumbrados a ver, ha donado cerca del 40% de su fortuna a causas humanitarias.

A través de la fundación que lleva con su mujer, Fundación Bill y Melinda Gates, quizá la mayor del planeta dedicada a estas causas, han realizado numerosas tareas con distinto reconocimiento.

Una de las primeras fue la inversión en tecnología para depurar desechos orgánicos en el tercer mundo y evitar que acabasen en los canales donde beben directamente alguna poblaciones. Pero ha habido otras más conocidas, como la enorme inversión que han realizado en sentar las bases para erradicar la malaria en una generación, y otras que apenas lo son, como la compra de los derechos de las conferencia del Nobel de Física Richard Feynman para liberarlas y ponerlas al alcance de quien desee acceder a ellas.

Uno de los principales éxitos de la fundación ha estado en trabajar en muchos proyectos de forma simultánea para evitar los problemas que a veces se encuentran en algunos de ellos y obligan a paralizar toda la fuerza de trabajo e inversión.

Mientras, Bill Gates ha sido la imagen pública de muchas causas. Siempre desde una posición de control de cualquier proyecto en el que participa, ha dado multitud de charlas con el objetivo de captar inversores para proyectos humanitarios o en pro de una educación de mayor valor.

Lo que parece complicado de discutir y queda más allá de la visión que se tenga sobre su persona, es que se calcula que su lucha en favor de las vacunas en África ha salvado la vida de millones de niños y además ayudado a reducir de forma muy impactante los fallecimientos por polio, sarampión o tuberculosis.

Ver ahora: