Skip to main content

Yoga Book C930, un portátil con dos pantallas que quiere redefinir la productividad

Lenovo Yoga Book C930

30/08/2018 - 20:31

Impresiones del Lenovo Yoga Book C930, el nuevo ultraportátil de la compañía china que llega con dos pantallas, una de ellas de tinta electrónica. Lo hemos probado en IFA 2018 y esta es nuestra primera opinión y características técnicas.

Lenovo ha ido a IFA 2018 con una batería de dispositivos, para todos los gustos, donde ha mostrado novedades en diferentes segmentos, pero también la renovación de algunas líneas que parecían ser de segunda fila para la compañía china. El Yoga Book de 2016 parecía ser uno de esos productos innovadores condenados a perderse en el catálogo de los convertibles, pero la renovación, el Lenovo Yoga Book C930, es un salto cualitativo, y cuantitativo en cuanto a posibilidades, que dará mucho de qué hablar.

El primer Yoga Book llamó mucho la atención. Con un precio contenido y unas dimensiones muy ajustadas, presumía de un teclado táctil que se ''dibujaba'' en la superficie en la que, habitualmente, tenemos el teclado. Era, y es, un dispositivo interesante, sobre todo su versión con Android como sistema operativo, y sigue siendo un ''juguete'' de lo ''tech'' que podemos conseguir, como os contamos en nuestro análisis.

Sin embargo, hacía falta algo más para que nos lo tomáramos en serio, y Lenovo, parece, ha dado con la tecla. El Yoga Book C930 mantiene la filosofía del Lenovo Yoga Book original, pero introduce una pantalla de tinta electrónica que ocupa prácticamente toda la base del portátil. Antes de seguir con nuestras primeras impresiones del Yoga Book C930, veamos una tabla con sus principales características:

Características Yoga Book C930
Procesador Intel Core i5-7Y54
Intel Colre m3-7Y30
Pantalla LCD: 10,8'' QHD (2.560 x 1.600) IPS y táctil
E-Ink: 10,8'' FHD (1.920 x 1.080) táctil
RAM 4 GB LPDDR3
GPU Intel HD 615
Almacenamiento Hasta 256 GB PCIe
Dimensiones 26,0 x 17,9 cm x 9,9 mm
Peso Versión Wi-Fi: 775 gramos
Versión LTE: 799 gramos
Puertos 2 x USB 3.1 Gen1 Tipo-C
Conectividad Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac de dobla banda
LTE 4G
Batería 35,8 Wh, hasta 8,6 horas de autonomía

Una vez vistas las características del Lenovo Yoga Book C930, es el momento de ponernos manos a la obra y contarnos nuestras impresiones con un dispositivo que apunta a muchos segmentos, pero al que le veo, tras tenerlo entre manos, un claro hueco: el de la productividad en el segmento educativo y el ocio.

Y es que, por potencia ''bruta'', no podemos pedirle más. Las dos versiones del procesador son de séptima generación, de ahí el tipo de memoria disponible (que, además, se antoja escasa para estos días). El procesador más potente de los dos, el Intel i5-7Y54, cuenta con dos núcleos, cuatro hilos y una frecuencia base de 1,2 GHz. Es una CPU pensada para la portabilidad, con un TDP de 4,5W y que nos marca mucho lo que podremos hacer con el dispositivo.

Lenovo Yoga Book C930

Antes de pasar a las primeras impresiones del Yoga Book C930, hay que decir que llegará con Windows 10 y que la clave de la experiencia, como podéis adivinar, será el Wacon Active Pen, el lápiz que nos permitirá interactuar con la especial pantalla de tinta electrónica.

Una segunda pantalla con tinta electrónica

Lo más especial del Yoga Book C930 es, sin lugar a dudas, su configuración de doble pantalla. Estos últimos meses, hemos tenido rumores sobre un posible MacBook con dos pantallas, pero Lenovo se ha ''adelantado'', aunque es una evolución de algo que ya tenían en el mercado, con una segunda pantalla de tinta electrónica.

Como podéis ver en el vídeo que os dejamos a continuación, hay varias posibilidades a la hora de utilizar la pantalla de tinta electrónica, que tiene el mismo tamaño que el panel principal, un panel que, ciertamente, se ve bastante bien, con unos colores muy vivos y buenos ángulos de visión (marca de la casa de la tecnología IPS). Ahora sí, el vídeo de la pantalla E-Ink del Yoga Book C930:

Como veis, y como podíais suponer si tenéis un lector con esta tecnología, la respuesta no es la mejor del mercado. No ya por la propia respuesta, sino por la necesidad de la pantalla de ''dibujar'' lo que le estamos pidiendo, algo que tarda unos milisegundos y que es apreciable.

Esta es la historia de IFA, la gran feria de tecnología

Sin embargo, la respuesta es muy buena. Es decir, no es para que hagamos pinch-in / out como si fuera la pantalla principal (que también es táctil). En esta pantalla secundaria vamos a dibujar, a escribir (se digitaliza de forma muy sencilla para convertir las notas en documentos) y leer contenido.

Lenovo Yoga Book C930

Escribir con el pen de Wacom es una sensación agradable, ya que el pen no ''resbala'' por la superficie de la pantalla, como sí ocurre con otros lápices de dispositivos con pantallas táctiles y, en ese sentido, va a dar bastante gusto escribir a mano. Pero... ¿qué pasa con el teclado?

Como podéis adivinar, alguien que se pasa muchas horas escribiendo ha encendido el teclado lo primero para ver qué tal la reacción y el ''feedback'' recibido. Y no, no cambio un teclado de los de toda la vida por uno táctil, sea de tinta electrónica... o no. Cuando seleccionamos el teclado (un iconito en la parte superior derecha de la pantalla secundaria) se dibuja un teclado que tiene un diseño igual al de los Thinkpad (buen detalle, Lenovo).

La respuesta es la que esperaba, una vibración al pulsar la tecla y una pequeña animación en la misma, como si de una pulsación se tratara. Es extraño porque esa animación es lenta, más lenta que mis dedos, pero no es que se escriba lento en pantalla (en absoluto), simplemente es lo que decíamos, el ''refresco'' de las pantallas de tinta electrónica.

Lenovo Yoga Book C930

Knoc, knoc, ¡despierta!

Hemos pasado por alto el diseño del Lenovo Yoga Book C930, y es algo raro en nosotros, ya que es de lo primero de lo que solemos hablar en cualquier dispositivo. Sin embargo, la protagonista era la pantalla... y había que hablar de ella.

En cuanto al diseño del Yoga Book C930, no hay muchas sorpresas. Estamos ante un dispositivo algo más pesado que la generación anterior y con una construcción muy sólida gracias al cuerpo de magnesio y a una bisagra que, personalmente, me encanta, ya que me da bastante seguridad. Y esto es importante en un 2 en 1.

Es curioso, pero no es el primer PC con tinta electrónica

Tenemos dos puertos USB Tipo-C y... nada más. No hay nada demasiado destacable del diseño del Yoga Book C930 excepto la manera que tenemos de abrir el portátil. Y es que, olvidad hacerlo ''a lo tradicional''. El Yoga Book se abre a golpes. Bueno, golpecitos.

Como si llamáramos a una puerta, golpeamos la superficie del portátil y pasa lo que veis a continuación:

Sí, a veces funciona y a veces no, y la gran duda es cómo nos afectará esto en el día a día. Es gracioso, pero, desde luego, una aplicación tecnológica que no hacía mucha falta.

Lanzamiento y precio de Yoga Book C930

El Lenovo Yoga Book C930 se postula como una opción muy interesante para consumir contenido (sus pantallas pueden usarse para ver vídeos, navegar por Internet y para leer como si de un ebook se tratara), pero también para crearlo.

Está claro que no podremos exigirle mucho en términos de rendimiento, pero para un segmento educativo o profesional en el que solo manejemos editores de texto, puede ser muy interesante.

El lanzamiento del Yoga Book C930 está pensado para octubre de este mismo año, y el precio será de 999 dólares.

Tags:

#sync

Ver ahora: