HTC One M9: ¿ha encontrado HTC por fin la fórmula del éxito?

Antes de llegar al #MWC15 en la redacción habíamos hecho nuestra propia porra de quiénes serían los grande triunfadores de este Mobile World Congress.

Evidentemente en todas las quinielas Samsung aparecía destacado, pero a diferencia de otras ocasiones, HTC también se postulaba como una de las presentaciones estrella.

El día llegó, y todas las expectativas creadas se cumplieron. HTC no defraudó, en ninguno de los sentidos. No sólo por el lanzamiento del nuevo HTC One M9, un móvil que ha dejado un muy buen sabor de boca, si no que, también, por su nueva smartband, HTC Grip, y el anuncio del acuerdo con Valve (sí, la compañía dirigida por Gabe Newell y responsable de la saga de videojuegos Steam) para el desarrollo del casco de realidad virtual Vive VR.

Una apuesta segura

Pero si por algo estamos seguros de que HTC puede triunfar, tampoco somos adivinos, es por su nuevo móvil, el HTC One M9.

Os explicaré por qué. El M8, el anterior móvil de la firma, tenía sus defensores y sus detractores, pero si algo estaba claro, es que HTC había acertado en el diseño.

Poco, o muy pocos, se atrevía a afirmar que el M8 no era elegante y que tenía un acabado muy cuidado, premium.

Pues HTC ha tomado buena nota, y si algo funciona para qué cambiarlo. Así las cosas el nuevo HTC One M9 sigue una línea de diseño totalmente continuísta con su apoyo en la estructura de metal.

Elegante y exclusivo, el M9 mantiene el mismo aluminio pulido, bordes redondeados, y trasera ligeramente curvada que tan buen manejo y agarre ofrecía el anterior M8.

Otro de los puntos destacados del M8 y que mantiene el nuevo smartphone de HTC son los altavoces dobles frontales con HTC BoomSound ahora combinados con la simulación de sonido3 Dolby Surround 5.1, ofrecen una experiencia auditiva y musical muy por encima de la media.

HTC One M9

One M9 HTC

Amazondesde 385,53VER OFERTAS

Nota de análisis

81

Entonces, ¿qué ha cambiado?

HTC lo ha hecho realmente bien, ha mantenido el diseño y sonido que tan bien funcionaba en el M8 y ha eliminado, aunque no totalmente, la tan controvertida tecnología Ultrapíxel.

No la ha abandonado porque lo que ha hecho es transferirla de la cámara trasera a la cámara frontal. En ella podemos ver esta tecnología, que ofrece un control dinámico de exposición y píxeles que captan un 300% más de luz que los de las cámaras estándar.

Además esta notable cámara delantera será capaz de grabar vídeos en Full HD (1080p) y en slow motion (@30fps) así como sacar fotos en HDR.

Entonces, ¿qué es lo que nos ofrece la cámara principal? La respuesta es un sensor de 20 Mpx BSI con autoenfoque y una lente f2.2, 27.8mm y cubierta de zafiro.

Todavía es pronto para hablar de funciones y modos de cámara del One M9, de qué tal funcionan y todo el potencial que ofrecen, eso ya lo haremos más adelante, tras una prueba y análisis más exhaustivo, pero así, sobre el papel, HTC parece haber acertado.

El alma de la bestia

El HTC One M9 no sólo es un teléfono bonito por fuera, es un smartphone potente, muy potente. No en vano, monta el último procesador de Qualcomm, el de alta gama, el Snapdragon 810 bajo una arquitectura de 64 bits.

Se trata de un chipset de ocho núcleos dividos en dos, 4 de ellos a una velocidad de reloj de 2 GHz y otros cuatro a 1,5 Ghz y todo ello acompañado de una memoria RAM de 3 GB y una GPU Adreno 430 para ofrecer los mejores gráficos posibles.

Además, la batería, aunque no sea para tirar cohetes, a simple vista, no parece un problema; 2840 mAh.

El tiempo y, sobre todo, vosotros, los usuarios, seréis los que nos digan si HTC ha acercado o no con su nuevo buque insignia para 2015, el flamante HTC One M9.