LG K10, análisis y opinión

Lo mejor

  • Diseño atractivo
  • Calidad de las fotografías
  • Buena autonomía

Lo peor

  • Ángulos de visión
  • Precisión del GPS
  • Sonido del altavoz
Imagen frontal de LG K10 4G LTE

K10 4G LTE LG

Amazondesde 135,00VER OFERTAS

Nota de análisis

75
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 6.0 Marshmallow
    Tamaño 5.3 pulgadas
    Resolución 1280x720
    Cámaras 13/5 mpx
    Capacidad 2300 mAh
    Memoria Interna 16 GB
Análisis en vídeo

LG renueva su gama de entrada

Después de un cierto tiempo preocupándose más por los modelos más avanzados, LG nos demuestra que no se olvida de los modelos que consiguieron popularizar la marca en el segmento de los smartphones y prueba de ello es el modelo que tenemos entre manos.

Este análisis del LG K10 nos muestra un teléfono sin grandes pretensiones, pero con una estética amigable, con unos acabados y características que ya estábamos acostumbrados a ver en los terminales de la marca, y con unas especificaciones que si bien son bastante modestas, promete cumplir con las necesidades básicas que todos requerimos en un smartphone.

Imagen del LG K10

A priori, el precio del LG K10 es muy competitivo, donde podemos conseguirlo en tiendas online como Amazon por unos 150 €. Pero claro, hay que tener en cuenta la feroz competencia que ha llegado en el segmento de la gama media, donde multitud de rivales compiten por hacerse un hueco en un mercado saturado de producto. Entonces, ¿qué es lo que ofrece el LG K10 para ser elegido sobre los demás?

Los mejores móviles chinos de 2016

Sobre el papel, las características del LG K10 no distan de su competencia, aunque no destacan en ningún apartado, contando con un procesador Snapdragon 410 junto a 1,5 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento, además de una pantalla de 5,3 pulgadas. Esta review del LG K10 nos desvelará si el smartphone oficial de la selección Española de Futbol consigue mejores resultados que ésta en la pasada Eurocopa 2016.

Apuesta por el plástico

Tener este smartphone en la mano es como si no hubiera pasado el tiempo en LG. Pero no en el mal sentido. Tanto las formas como el diseño del LG K10 son perfectamente reconocibles e identificables con lo visto en la marca, aunque cuenta con elementos que están tan de moda en estos momentos como el cristal 2.5D.

Este ofrece una curvatura en sus bordes que le hace ser una extensión del borde de plástico pintado en un negro brillante. Porque hay que decir que si queremos un smartphone con chasis metálico, este no será nuestra elección.

Galería de fotosImágenes del LG K10ver las 11 fotos

A pesar de esto, sus formas sientan muy bien en la mano, con una curvatura en los bordes que facilita el agarre. En total sus dimensiones ascienden a 146,6 por 74,8 mm de ancho y largo, junto a un grosor de 9,09 mm. Es un tamaño bastante compacto para tratarse de un smartphone de 5,3”. El peso se sitúa en 153 gramos, en la línea de terminales con tamaño de pantalla similar.

Del frontal pasamos directamente a la parte trasera, ya que como es habitual en los últimos terminales de LG, no encontramos botón alguno en ninguno de sus laterales, aunque si encontramos en la parte inferior la conexión micro USB junto al jack de audio para conectar los auriculares.

Conexiones del LG K10

Los mencionados botones los encontramos en la parte trasera justo debajo de la cámara principal de 13 MP, donde tenemos el botón de encendido en el centro junto a los dos botones de control de volumen, pudiendo utilizar el inferior para realizar fotografías, bastante cómodo sobre todo si las realizamos con una mano.

Parte trasera del LG K10

Dicha parte trasera está realizada en plástico con una textura similar al nylon, y un acabado que ofrece un buen nivel de agarre además de ser agradable al tacto.

En Amazon tienes una amplia variedad de fundas para el LG K10

Aquí, además del logotipo de LG presidiendo en el centro, tenemos el altavoz principal situado en la parte inferior de la tapa y que gracias a la curvatura de esta permite ser escuchado aunque tengamos el teléfono apoyado.

No podemos olvidarnos que el LG K10 podemos retirar la tapa trasera, donde podemos acceder a la batería extraíble, la ranura para la tarjeta nano SIM y la micro SD que puede alcanzar los 32 GB de almacenamiento.

5,3 pulgadas dan para mucho

A medio camino entre un phablet y un smartphone, la pantalla del LG K10 con 5,3” lo sitúa en un lugar ventajoso con respecto a terminales de 5”, ya que este incremento de pantalla no se ha visto reflejado de manera notoria en las dimensiones exteriores.

La resolución HD con 1280 por 720 píxeles no representa ninguna novedad, y la gran mayoría de móviles de esta gama cuentan también con esta resolución, mientras que algunos ya suben incluso a Full HD. La diferencia no es abismal, pero con 277 píxeles por pulgada podemos darnos cuenta que existe una diferencia de nitidez en la imagen.

Pantalla del LG K10

Su panel IPS cuenta con la tecnología in cell touch que permite ofrecer una estructura más delgada de panel para favorecer la resistencia y calidad de la pantalla. La representación de colores que consigue es bastante buena en general, al igual que el contraste. Esto probablemente está acentuado por unos ángulos de visión ligeramente por debajo de lo que esperábamos de un panel IPS, lo que provoca un cierto oscurecimiento de la imagen cuando no estamos viendo el teléfono directamente.

Tipos de pantalla para móvil, ¿cuál es la mejor?

El brillo de esta pantalla tampoco destaca, quedándose en la media de la categoría. En exteriores es recomendable establecer el brillo por encima del 50 % si queremos tener una calidad visual aceptable.

Puede con todo

No tenemos sorpresas respecto al hardware integrado en el LG K10. O quizás sí. Porque para este terminal se recurre a un procesador Qualcomm Snapdragon 410, que cuenta con 4 núcleos que alcanzan una frecuencia máxima de 1,2 GHz. Lo curioso es que no cuenta con la versión actualizada del mismo, el Snapdragon 412, que sí equipan algunos modelos como el bq Aquaris X5.

Acostumbrados a ver procesadores de 6 y 8 núcleos en este tipo de terminales, el empleo de un procesador como este pueda representar una cierta desventaja en cuanto al rendimiento del LG K10. Este viene con 1,5 GB de memoria RAM, una cantidad poco usual, ya que muchos de sus rivales ya integran un mínimo de 2 GB.

Benchmarks LG K10

En cualquier caso hablamos de un procesador básico que cuenta con un rendimiento bastante justo a la vista de los resultados obtenidos en los benchmarks, y que lo sitúan por detrás de muchos otros modelos con procesadores superiores.

Los 10 móviles más potentes del mercado según el Antutu Benchmark

Pero tal y como nos han demostrado otros terminales, la combinación de este procesador con una pantalla con una resolución más justa logra obtener unos buenos resultados en términos de fluidez en el sistema y con los juegos más exigentes.

Tampoco vamos a decir que el procesador puede con todo, y  en algunas ocasiones, sobre todo cuando en los tiempos de carga o cuando trabajamos con múltiples aplicaciones en segundo plano, las limitaciones en potencia aparecen en forma de ligeras ralentizaciones.

A vueltas con Lollipop

Hace ya tiempo que Marshmallow aterrizó, pero este sistema no se está implantando en todos los smartphones que aparecen en el mercado, tal y como es el caso del LG K10. Aquí seguimos contando con el viejo conocido Android Lollipop 5.1, aunque como es de costumbre en LG, cuenta con su propia capa de personalización.

A nivel estético no dista en exceso de lo que podemos encontrar en otros modelos de LG, contando con una interfaz muy sencilla, bastante cercana a la versión stock, aunque con sus peculiaridades.

Software del LG K10

El menú de ajustes sigue con la estética de las 4 pestañas para redes, sonido y notificaciones, pantalla y general. Aquí podemos ver que este smartphone a pesar de dirigirse a la gama media, también cuenta con características como el Quick Cover View, donde gracias a las Smart cover oficial de LG, donde no tenemos el círculo ubicado en el centro sino una barra lateral donde poder consultar las notificaciones o responder llamadas.

A nivel de personalización no tiene muchas aplicaciones preinstaladas, de hecho son muy pocas las aplicaciones propietarias de LG, y todas ellas pueden desinstalarse a excepción de LG backup, una aplicación con la que podemos realizar copias de seguridad de manera rápida y sencilla a través de NFC u otros medios, tal y como hemos comentado anteriormente en este .

Fotografías por encima de la media

A nivel de números, este LG K10 no nos sorprende en ningún apartado, y cuenta con lo ya establecido en este sector, con una cámara principal de 13 megapixeles y una cámara frontal de 5 megapixeles.

No tenemos ninguna otra información referente a las especificaciones de la cámara del LG K10, ni en lo referente al modelo del sensor ni a las características de este, aunque esto también es algo bastante común en este segmento.

Interfaz de la cámara del LG K10

Antes de hablar de la propia calidad de la cámara, debemos comentar la interfaz. Esta es muy simple, quizás demasiado. Prácticamente no tenemos ningún ajuste que podamos realizar, limitándose básicamente a la configuración del flash, el temporizador y la resolución. Ni siquiera podemos optar por escoger la resolución, aunque si el formato de la imagen resultante, pudiendo optar entre 16:9, 4:3 y un curioso formato 1:1 adaptado a redes sociales como Instagram.

Cómo hacer la foto perfecta para instagram

Las fotografías que hemos realizado en este análisis del LG K10 nos han sorprendido gratamente por la capacidad para enfocar con una gran velocidad, mientras que la calidad y nitidez de las capturas que conseguimos es elevada. Su comportamiento en exteriores con buenas condiciones ambientales es excelente, y podemos realizar fotografías de gran calidad.

Galería de fotosFotografías realizadas con el LG K10ver las 23 fotos

Aunque la falta de opciones en la configuración nos hizo temer lo peor en lo referente a fotografías nocturnas, lo cierto es que el LG K10 se desenvuelve sorprendentemente bien en este ambiente, donde entendemos que entre las funcionalidades de su cámara se encuentra un modo HDR automático que consigue realizar capturas nocturnas bastante buenas para tratarse de un terminal de esta categoría.

La cámara frontal resuelve los selfies sin demasiadas complicaciones, aunque no es un teléfono que cuide especialmente este apartado, donde de nuevo apenas contamos con opciones de ajustes.

Algo parecido sucede en la grabación de vídeo, donde podemos optar por realizar secuencias a resolución HD o full HD, consiguiendo clips con una calidad aceptable. No contamos con estabilización óptica, y esto se aprecia durante nuestras capturas.

Batería justa, buena autonomía

Esperábamos una mayor capacidad de la batería del LG K10, sobre todo teniendo en cuenta el tamaño del terminal. Sin embargo, comprobamos que alcanza los 2300 mAh, una cifra algo baja para lo que se está utilizando hoy en día, con cifras más cercanas a los 3000 mAh, incluso hay modelos como el Xiaomi Redmi Note 3 que alcanzan la sorprendente cifra de 4000 mAh.

¿Sabes cuál es el smartphone de gama alta con la mejor batería?

El contar con un procesador de 4 núcleos más básico supone una ventaja en términos de consumo energético, al igual de una pantalla HD que cuenta con menos píxeles, a pesar de disponer de un tamaño mayor que otros modelos, los resultados en conjunto no distan demasiado de lo que esperaríamos de móviles con mayor capacidad, y los resultados obtenidos en nuestra review del LG K10 son aceptables.

Batería del LG K10

Con un uso normal del teléfono, manejando redes sociales, reproduciendo algún contenido multimedia, realizando fotografías o jugando puntualmente, hemos conseguido llegar al final del día sin demasiados problemas, incluso a los dos días de autonomía con un uso más moderado. Lógicamente, utilizar constantemente aplicaciones que tienen un consumo muy elevado, como por ejemplo Pokemon Go, repercutirá negativamente en la autonomía del terminal.

Un gama media con NFC

En el caso del LG K10, la conectividad disponible sigue un camino diferente al que podemos encontrar en móviles de esta categoría, que empiezan a incorporar características que hasta ahora sólo los terminales Premium incluyen como el sensor de huellas.

Aquí LG nos sorprende con la inclusión del NFC entre sus características, algo que no estamos acostumbrados a ver en teléfonos de esta categoría, y con el que podemos intercambiar archivos o copiar nuestra configuración de un teléfono a otro a través de LG Backup.

Detalle del LG K10

Con lo que no contamos es con el sensor de huellas, algo que por otra parte no es una necesidad en estos momentos, aunque si un aliciente a la hora de comprar un smartphone barato.

Como no podría ser de otra manera, sí que tenemos la conectividad 4G categoría 4 que permite una velocidad de bajada de 150 Mbps. Por supuesto, tampoco falta Bluetooth 4.1 y WiFi N.

Trucos para mejorar la cobertura del teléfono móvil

Algo que suele cuidarse en los terminales de marcas reconocidas es la calidad de las llamadas, y este K10 nos da una buena recepción de señal, con un sonido bastante nítido, aunque lógicamente no llega al nivel de los mejores teléfonos del mercado.

GPS del LG K10

Con el GPS hemos tenido nuestros más y nuestros menos. En general funciona correctamente, y la posición es suficientemente precisa mientras se mantiene la señal, aunque en algunos puntos, al perder la señal, le cuesta algo más de tiempo que a otros terminales recuperarla.

En lo referente al sonido, no esperéis ninguna sorpresa. El único altavoz situado en la parte trasera no ofrece una gran potencia ni un sonido espectacular, pero cumple con su misión de forma correcta.

Conclusión

El LG K10 representa el modelo más avanzado dentro de la nueva gama de acceso de LG, aunque seguimos disponiendo de un smartphone bastante económico para lo que ofrece. El precio del LG K10 asciende a los 219 euros, pero a día de hoy lo puedes encontrar mucho más barato en tiendas online como Amazon.

¿Qué nos ofrece a cambio? Pues un teléfono que cumple en todos los apartados con nota. Su diseño sigue la tendencia actual con un cristal 2.5D que le sienta como un guante a las formas redondeadas de este terminal y que suele ofrecer LG en sus dispositivos. El metal es uno de los grandes ausentes en este smartphone, aunque el diseño está suficientemente bien resuelto para no echarlo de menos.

Imagen del LG K10

La pantalla, aun siendo su punto más débil, ofrece una calidad de visualización suficientemente buena, los ángulos de visión no son todo lo buenos que cabría esperar de un panel IPS, y acusa una ligera pérdida de color si no lo tenemos de frente. Su resolución HD es algo justa, pero necesaria para conseguir un buen rendimiento del procesador Qualcomm Snapdragon 410 que integra.

Dos elementos que nos han sorprendido positivamente son la cámara y la batería, que además es extraíble, con un rendimiento superior al esperado, realizando fotografías realmente buenas en prácticamente cualquier circunstancia, mientras que la batería llega al final del día bajo el intensivo uso realizado en nuestro análisis del LG K10.

LG G5, análisis y opinión

La incorporación del NFC resulta muy interesante en cuanto a conectividad, ya que nos facilitará el traspaso de la configuración del terminal, aunque no contamos con el sensor de huellas que si suelen equipar algunos de sus rivales.

Todos estos motivos son suficientes para recomendar el LG K10 dentro de su gama de precio, donde a pesar de estar en inferioridad en cuanto a especificaciones técnicas, sí que ofrece un buen rendimiento en todos los apartados. Si ves que se adapta a tus necesidades no lo dudes, es uno de los mejores smartphones en calidad precio.

Galería de fotosLos móviles con mejor relación calidad precio de 2016ver las 15 fotos

Nuestra valoración

  • Diseño88/10
  • Pantalla77/10
  • Hardware77/10
  • Software77/10
  • Cámara77/10
  • Batería88/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio88/10