Calzoncillos antiradiación salen a la venta en Japón

Calzoncillos antiradiación, a la venta en Japón

Cuando salir a la calle o ir a trabajar puede costarte un cáncer u otras enfermedades mortales, aspectos cotidianos como la protección de tus partes más sensibles, son para tomárselos muy en serio.

Así lo ha hecho la empresa japonesa Yamamoto Corporation, que ha desarrollado unos calzoncillos antiradiación pensados para las personas que tienen que trabajar en la central de Fukushima, aunque también los pondrán a la venta para el resto de la población.

Tal como cuenta el periódico The Telegraph, están fabricados con una tela que contiene plomo, y así bloquea casi el 100% de la radiación gamma. Su objetivo es proteger los testítulos y la espina dorsal, en la parte de atrás. De ahí la forma tan curiosa que puedes ver en la foto de apertura de la noticia.

El único hándicap es que pesan tres kilos...

Yamamoto Corporation también ha presentado un traje de neopreno antiradiación ideado para sumergirse en aguas contaminadas. Está fabricado con biocaucho y contiene burbujas del tamaño de un micrón que bloquean casi el 100% de la radiación beta.

Traje de neopreno antiradiación

Estas prendas se consideran una protección adicional a los trajes estándares antiradiación que ya emplea el personal cualificado que trabaja en la centra nuclear de Fukushima.

Por tanto no están pensadas para usarse en solitario. Especialmente los calzoncillos...

El traje de neopreno cuesta 783 €. Los calzones, algo menos, 650 €.

No sabemos si ha sido intencionado o no, pero el anuncio llega en los días en que la central nuclear de Fukushima ha sufrido nuevas fugas de agua radioactiva, aumentando el nivel de alerta y la psicosis de la población.

La semana pasada, seis trabajadores de la central se expusieron accidentalmente a agua altamente contaminada.

Sin duda la presentación de estos complementos de seguridad adicionales ha llegado en el momento más oportuno...

Las prendas antiradiación son algo común en nuestros días, aunque suelen referirse a la radiación electromagnética de los móviles, como esta funda para el smartphone. Nada que ver con la radiación nuclear, que es mortal. Aunque la radiación del WiFi también puede serlo para las plantas...