Las Google Glass prohibidas en un bar de San Francisco

Las Google Glass prohibidas en un bar de San Francisco

La comercialización de las futuras gafas de Google va a suponer toda una carrera de obstáculos para el gigante americano.

Tras diferentes muestras de rechazo al nuevo dispositivo de Google, como la detención de un usuario de las Google Glass por acudir con ellas al cine, o la detención de una ciudadana por conducir con las gafas puestas, ahora se une la prohibición de usar las Google Glass en un bar de San Francisco por la preocupación de que algunos usuarios podrían estar violando la privacidad de otros clientes.

Este bar está experimentando una gran afluencia de trabajadores relacionados con el mundo de la tecnología con la posibilidad de realizar grandes desembolsos en el local, lo que a su vez está causando el temor en el resto de clientes de que pronto los que no tengan mucho dinero puedan ser desplazados.

Aunque las gafas de Google aún no están disponibles para el público en general, la concentración de profesionales del sector tecnológico con acceso al dispositivo es lo suficientemente alto como para que las preocupaciones sobre los dispositivos de grabación hayan llevado a los dueños del local a tomar la decisión de prohibir el dispositivo de Google.

El recelo de poder estar siendo grabado o fotografiado sin ser consciente de ello en ocasiones a acabado en altercados violentos entre las partes afectadas y el usuario de las Google Glass.

Por este motivo, el local decidió prohibir el uso de las Google Glass en el bar y pedir a los clientes que se quiten las gafas antes de entrar al local.

Esto es todo lo que puedes y lo que no puedes hacer con las Google Glass

Además de estos altercados, también se ha producido el robo de varios de estos dispositivos ya que, por supuesto, las gafas son uno de los principales objetivos de los amantes de lo ajeno gracias a su exclusividad y su elevado precio.

Ahora que las Google Glass han sido prohibidas en este bar de San Francisco nos preguntamos si el local verá aumentar o disminuir su clientela...

Sólo el tiempo lo dirá.