Kamibot, un robot para que los niños aprendan programación

robot para aprender a programar

¿Quieres que tus hijos aprendan a programar? Los juguetes tecnológicos son una alternativa muy interesante para que lo hagan de forma lúdica, y Kamibot es un ejemplo original de este tipo de soluciones.

Se trata de un robot que se puede personalizar con recortables que se imprimen y se decoran. Su comportamiento se puede definir a través de una plataforma, lo que permite que los niños aprendan las nociones básicas de la programación mientras se divierten y pasan un buen rato. 

El juguete es un cilindro de un tamaño pequeño. Está equipado con dos motores de corriente continua que accionan las ruedas, e integra ultrasonidos, infrarrojos, sensores giroscópicos y una batería que le proporciona una autonomía de 90 minutos. 

Kamibot es un juguete tecnológico basado en Arduino que se puede programar utilizando Scratch. Este lenguaje está orientado a la enseñanza y se emplea habitualmente para que los niños aprendan a codificar. Es compatible con Arduino IDE, el software oficial de Arduino, y también cuenta con su propio programa, llamado Kamiblock.

Robot para aprender a programar

Los niños tienen la posibilidad de controlar el robot con una aplicación para iOS y Android. Pueden dirigir sus movimientos, ajustar la velocidad, modificar la orientación de la cabeza o seleccionar el color de las luces LED. La interfaz es sencilla e intuitiva, de manera que tus hijos podrán manejar los controles sin problemas. 

Pero no todo es programación: Kamibot también tiene un componente de trabajos manuales para que los peques pongan en práctica su creatividad. El aspecto exterior se puede personalizar mediante recortables que se adhieren a la estructura del robot a través de imanes. El fabricante cuenta con un amplio catálogo de personajes y las plantillas están disponibles tanto en color como en blanco y negro.

Con este robot low cost se puede aprender a programar fácilmente

Los desarrolladores de este juguete tecnológico han lanzado una campaña en KickStarter para conseguir financiación. De momento llevan recaudados más de 10.600 dólares, pero todavía están lejos de los 50.000 que se han fijado como meta económica. 

Si quieres un Kamibot para que tus hijos aprendan a programar, puedes comprarlo en la página del proyecto por una contribución desde 89 dólares. Si todo va según lo previsto por el fabricante, las entregas se efectuarán a partir de mayo de 2016.