Ocean, un servidor Linux portátil para llevar en el bolsillo

ocean servidor linux, servidor linux portatil, servidor linux bateria

Tiene el aspecto de un cargador portátil para móviles, pero en realidad se trata de un dispositivo bastante más complejo. Ocean es un servidor Linux portátil con conectividad WiFi y batería interna que se perfila como una interesante alternativa a la Raspberry Pi para desarrolladores enfocados en el Internet de las Cosas.

iCracked es la responsable de este pequeño gran invento bajo el nombre de Ocean, una potente máquina con capacidad para ejecutar un servidor -Node.js, para ser precisos- preconfigurado con Linux.

Debajo de su carcasa de aluminio Ocean esconde una CPU de doble núcleo a 1 GHz, 1 GB de memoria RAM, un puerto USB 3.0, conectividad Bluetooth 4.0 LE, WiFi y una batería interna de 4.200 mAh de batería.

PINE64, un miniPC de cuatro núcleos por un precio que ni te imaginas

Ocean es un pequeño servidor Linux portátil que promete convertirse en una buena alternativa a la Rasperry Pi para desarrolladores, básicamente por su capacidad para trabajar de forma inalámbrica ya sea mediante WiFi o Bluetooth.

Aunque suene extraño Ocean no incluye un puerto HDMI para conectar el servidor Linux portátil a una pantalla, algo que los responsables defienden como un método para mejorar la seguridad y ahorrar energía. pero, sobre todo, porque Ocean se enfoca hacia el Internet de las Cosas (iOT).

Su conectividad inalámbrica permite controlar el servidor Linux portátil a través del navegador o mediante una app móvil disponible para Android e iOS, otra funcionalidad interesante para los que trabajan con proyectos de movilidad o de iOT.

Los responsables de la compañía aseguran que la CPU puede funcionar a pleno rendimiento durante dos días con una sola carga. Ocean se puede recargar mediante un cable mini USB en 5 horas o mediante un módulo de carga inalámbrica.

¿Tienes una Raspberry Pi? Prueba a trastear con estos 10 usos alternativos

Todo ello convierte a Ocean en una buena alternativa a la Raspberry Pi aunque, eso sí, a costa de una inversión mayor ya que el precio de Ocean oscila entre los 149 dólares para la versión de 16 GB de memoria interna y los 199 dólares de la versión superior con 64 GB.

En definitiva Ocean es un servidor Linux portátil para llevar en el bolsillo ideal para los desarrolladores que trabajan con el Internet de las Cosas por su conectividad inalámbrica y su pequeño formato -pesa 170 gramos- que lo convierten en una interesante alternativa a la Raspberry Pi.

[Fuente: The Next Web]