Explosión en una fábrica en China: 68 muertos y 200 heridos

Fábrica China Apple Xiaomi

Una vez más, el mundo se lleva las manos a la cabeza al hablar de la inseguridad de las fábricas chinas. Las condiciones de trabajo de los empleados de Foxconn ya eran de por sí precarias, pero la feroz competición de Xiaomi y Apple, y la necesidad de cubrir unas cuotas abismales para evitar más retrasos en sus respectivas presentaciones y eventos han terminado por cobrarse 60 vidas. 

Ya se ha hablado en muchas ocasiones de las precarias condiciones de trabajo en las fábricas de chinas, y estaba claro que con Xiaomi no iba a ser distinto. Sobre todo teniendo en cuenta que ambos utilizan a un mismo proveedor para algunas de sus piezas de hardware principales. Cabría esperar que las condiciones de trabajo fuesen algo mejores para los obreros de algunas de las compañías más boyantes del mercado.

Las fábricas chinas tiene recursos suficientes para dejar a Silicon Valley en los huesos, pero ¿en qué condiciones?

Pero Silicon Valley queda muy lejos de las afueras de Shangai, y lo que hubiese sido una catástrofe en Europa y una desgracia nacional en Estados Unidos queda en China como mero accidente laboral. Eso sí, bastante espectacular. Al parecer la explosión comenzó en una de las máquinas, una pulidora que acumuló polvo. 

Durante el proceso, el metal líquido sometido a altas temperaturas desprendió llamas que prendieron estos residuos. La explosión resultante tuvo lugar justo cuando se producía un cambio de turno, afectando así a muchas más personas de las que tendría que haber en la fábrica en ese momento. 

Por otra parte, aunque a fábrica no era propiedad directa de Xiaomi o de Apple, formaba parte de una larga cadena de subcontrataciones que hacían que fabricasen algunas partes específicas de sus terminales. Así esta vez sí que llegarán a Europa y Estados Unidos noticias de la explosión, pero sólo porque podría retrasar el lanzamiento de unos de los smartphones más anhelados del mercado.