Análisis LG Watch Urbane

Análisis LG Watch Urbane

Lo mejor

  • Pantalla
  • Aspecto de reloj premium

Lo peor

  • Alto precio
  • Demasiado grande

Nota de análisis

77

Características y Ficha Técnica

Marca:
LG
Modelo:
Watch Urbane
Tipo:
Smartwatch
Precio de lanzamiento:
€ 329.00
LG Urbane con Android Wear

Los smartwatches están de moda no hay duda. La feria de electrónica de comsumo IFA 2015 así lo atestigua. Los relojes inteligentes han sido uno de los productos estrella.

Uno de los últimos modelos y también uno de los más interesantes tanto por características como por diseño es el nuevo LG Watch Urbane o LG Urban (no nos ponemos de acuerdo), un reloj inteligente que llega con el sistema operativo Android Wear.

Con la llegada de este nuevo SO de Google tenemos una interfaz unificada con actualización que dependen de Google y no del fabricante.

Este sistema operativo puede considerarse como una versión “light”, una versión reducida del Android que todos conocemos, con menos funciones pero perfectamente adaptadas a las necesidades del usuario.

Android Wear permite organizar tu información, sugerir aquello que Android considera que necesitas y para así mostrarlo antes de que pienses en pedirlo, consulta los mensajes de tus amigos,recibir todo tipo de notificaciones, conocer el tiempo de un trayecto y, por supuesto información meteorológica totalmente actualizada.

Pero no sólo para consultar información en tus dispositivos vestibles sirve este sistema, ya que gracias a Google Now, también podrás ejecutar acciones desde tu smartwatch o smartband.

 

 

 

Cómo es por fuera

A nivel de diseño el LG Watch Urbane se muestra como un reloj inteligente bastante atractivo (no parece un smartwatch) con una impresionante pantalla P-OLED (OLED de plástico) redonda de 1.3 pulgadas con 320 x 320 de resolución y 245 puntos por pulgada de densidad.

El smartwatch de LG cuenta con un cuerpo de acero inoxidable de 45,4 x 52,3 x 11 mm que junto a la correa se mueve en torno a los 60 gramos de peso. Aquellos que tengan la muñeca pequeña puede que no lo sientan muy cómodo, ya que es algo grande.

Otro punto interesante que cabe resaltar es que es resistente al agua (máximo de 1 metro) y polvo gracias a su IP67.

Disponible en dos tipos de acabado (plata y oro rosado), ambos llevan una correa de cuero negro con costuras blancas (a juego con el plata) o color marrón (para el dorado). 

Las correas parecen un poco rígidas, pero de buena calidad, imaginamos que con el uso se irán suavizando. Una gran ventaja del Urbane (como los anteriores relojes Android Wear de LG) es que aceptan perfectamente las correas estándard de 22 mm. El gran argumento de venta del nuevo reloj de LG es su caja fabricada completamente de metal. 

LG Urbane correas

El botón de la derecha del dispositivo y el bisel alrededor de la pantalla, ahora son más pronunciados, pero es más delgado y ligero que en el G Watch R, más plano, más pequeño y hace que la pantalla se vea incluso más fantástica que antes. 

Aunque pueda parecer que es lo de siempre, la verdad es que el Urban es el primer reloj de Android Wear, que podría pasar por una pieza de joyería de alta calidad, sobre todo si se combina con la correa adecuada. 

La principal pega del reloj es que no cuenta con sensor de luz, por lo que no es capaz de adaptar el brillo de la pantalla a las condiciones de iluminación correctas para cada momento.

 

 

 

 

Cómo es por dentro

A nivel interno el nuevo LG Watch Urban trae un procesador Qualcomm Snapdragon 400 a 1.2GHz. Cuenta con 410 mAh de batería y 4GB de memoria interna y 512MB de RAM.

Sus 410 mAh de batería son más que suficientes para aguantar sin ningún problema el día de duración con un uso normal, recibiendo notificaciones y utilizando algunas aplicaciones.

El hardware se completa con varios ejes (Acelerómetro/Brújula/Gyro), barómetro, Pulsómetro PPG.

La versión de Android Wear que lleva el Urbane, es en realidad una versión maquillada de la del G Watch R. También hay una versión LTE del Urbane que no ejecuta Android Wear, sino el sistema operativo propio de LG.

Este smartwatch incorpora Android 5.1 en su interior y presenta algunas aplicaciones muy interesantes como la app de llamadas (Call) de LG. También lleva preinstalada la aplicación LG Pulse, que utiliza el sensor de frecuencia cardíaca que se incluye en la parte posterior del dispositivo, para medir las pulsaciones en la muñeca del usuario, de manera contínua. Esta característica es ideal para cuando estás haciendo algún tipo de ejercicio y quieres llevar un registro de tu frecuencia cardíaca, a modo de pulsómetro. 

LG urbane con android wear

Además de Bluetooth, para conectarse al teléfono, la gran novedad de este reloj es que incluye conectividad WiFi aunque todavía está muy limitada y resulta poco útil.

Los menús son bastante cómodos de manejar y, al tener la pantalla grande, lo cierto es que no hay problema de “dedos gordos”. En cualquier caso, con la frase “OK Google” puedes activar el reconocimiento de voz y te reconocerá algunos comandos básicos.

Conclusión

En definitiva el LG Watch Urbane es un smartwatch muy bueno, aunque no excelente. Quizá el gran problema que creemos que puede tener el Urbane en el mercado, es que las mejoras con respecto a su hermano o antecesor, el G Watch R, no parecen justificar el aumento de precio.

Los interiores son idénticos, el software será el mismo tras su debida actualización, por lo que el incremento de precio es una cuestión puramente estética. No hay duda de que el reloj  tiene un mejor aspecto, pero lo que estes dispuesto a pagar por la apariencia, es decisión sólo tuya.

El LG Watch Urban tiene un precio aproximado de 329 euros.

Diseño
8
Pantalla
9
Hardware
8
Software
8
Calidad/Precio
6