Skip to main content

BlackView P6000, análisis y opinión

BlackView P6000

21/03/2018 - 10:13

La compañía BlackView suele apostar por terminales con una gran batería interna. El BlackView P6000 es el claro ejemplo de este último caso con 6.180 mAh en un cuerpo compacto y algo pesado de 5,5 pulgadas. En especificaciones estamos ante un gama media con 6 GB de RAM y un Helio P25 de Mediatek.

Compacto para integrar una batería tan grande

La compañía BlackView suele apostar por terminales con una gran batería interna. El BlackView P6000 es el claro ejemplo de este último caso con 6.180 mAh en un cuerpo compacto y algo pesado de 5,5 pulgadas. En especificaciones estamos ante un gama media con 6 GB de RAM y un Helio P25 de Mediatek. ¿Será suficiente para el día a día? ¿Y si eres un usuario intensivo?

El BlackView P6000 es un smartphone con un tamaño habitual para smartphones de 5,5 pulgadas en 2017, su pantalla es 16:9 y lo más destacable del diseño es su grosor que roza el centímetro, necesario para albergar su batería de 6.180mAh. Para disimularlo, la compañía ha hecho uso de un inteligente diseño redondeado que va desde los laterales hasta la parte trasera de mayor grosor de una manera progresiva.

BlackView P6000 - brillo trasera

BlackView P6000 - brillo trasera

La parte frontal del P6000 integra lector de huellas en forma de botón debajo de la pantalla que dobla función de botón atrás. Es cierto que los botones de navegación Android están en pantalla, pero se agradece el feedback de botón físico, capacitivo, pero físico.

No es un móvil que destaque por sus pequeños marcos, ya que su diseño, aunque simétrico, muestra dos grandes marcos superior e inferior rodeando la pantalla.

BlackView P6000 - marcos

BlackView P6000 - marcos

La parte trasera destaca por un acabado brillo muy propenso a acumular huellas, no es el mejor acabado para utilizar el móvil día a día, pero la compañía incluye una funda de silicona a medida que lo protegerá, además, ante posibles caídas.

El sistema doble cámara trasero y el flash están alineados en la parte superior y bajo ellas centrado el logo del fabricante y debajo tenemos una hendidura para el altavoz del terminal.

BlackView P6000 - trasera

BlackView P6000 - trasera

Este móvil usa un conector USB-C en la parte inferior para cargar, transmisión de datos y como salida de audio, por lo que no tenemos minijack. El lateral derecho es el lugar de los botones de encendido y volumen y en la parte izquerda setá albergada la bandeja dual-SIM o nanoSIM + SD.

Pantalla, bien para 2017, IPS 16:9 FullHD

El BlackView P6000 monta una pantalla FullHD en formato 16:9 de 5,5 pulgadas. Se trata de un panel IPS con buenos ángulos de visualización y un nivel de brillo suficiente para poder ser usado en exteriores.

BlackView P6000 - pantalla

BlackView P6000 - pantalla

Este modelo no hace uso de la aplicación de personalización Miravision, pero sí que podremos variar el balance de blancos, desde ajustes de pantalla con el apartado LiveDisplay. En un principio peca calibración algo fría, pero nada que destaque demasiado o que no podamos solucionar.

Es una pantalla correcta, sin más, lo mínimo que podríamos esperar en 2018 de un móvil. Este año parece que será el año de la democratización del formato 18:9 y echamos en falta la adopción de ello en este P6000.

El control de brilo automático funciona perfectamente y lo único que echamos en falta es que cuando estamos usando el móvil en oscuridad total baje un poco más el nivel de brillo en pantalla, es quizá demasiado alto en situaciones de muy baja oscuridad.

Rendimiento gama media, sin más

Este smartphone monta un chip Mediatek Helio P25 (MT6757CD) que es un chip que octa-core de 8 núcleos Cortex A53. Están divididos en dos bloques de 4 núcleos que funcionan a frecuencia máxima de 1,69 GHz y a 2,39 GHz.

El BlackView P6000 integra 6 GB de RAM, más que suficientes para hoy día y seguramente para cubrir sin problemas los dos próximos años. Además de ello, tenemos 64 GB de memoria interna, un espacio amplio que hará casi innecesario el uso de tarjeta microSD, aunque también disponemos de esa opción.

La GPU Mali T880 MP2 es capaz de mover de manera bastante eficiente juegos exigentes en esta pantalla con resolucion 1080p. Aunque hay que destacar que este móvil no está enfocado precisamente a esta tarea, no defraudará a jugones casuales.

El BlackView P6000 tiene un modo Sports que debemos activar en el apartado de Ajustes -> Batería para que el chip Helio P25 funcionará a tope de rendimiento ya que por defecto llega con un modo enfocado al ahorro de batería.

Las pruebas de rendimiento muestran un comportamiento habitual de este chip que se sitúa en lo que venía siendo la gama media o media premium de 2017. No son cifras destacables pero es más que suficiente para tener una experiencia de uso fluida.

Capa de software personalizada, ligera, pero personalizada

A diferencia de otros smartphones de la compañía el P6000 de BlackView usa una capa de personalización sobre Android 7.1.1 en la que no tenemos un cajón de aplicaciones como tal.

La personalización llega tanto a la barra de herramientas como a iconos y ajustes. Es una personalización más estética que funcional, por lo que es bastante ligera, aunque a nuestro gusto quizá demasiado estética china y se aleja de lo que vemos habitualmente en móviles.

BlackView P6000 - software

BlackView P6000 - software

En cuanto al software preinstalado de serie podemos hablar de poco o nulo bloatware. Esta capa de personalización llega con funciones como en Ajustes que tenemos un apartado Keys en el que podemos ajustar la posición y funciones de los botones de navegación Android y activar o desactivar las funciones Atrás y Home del lector de huellas frontal.

La versión integrada de Android lleva el parche de seguridad de noviembre de 2017 y no existen actualizaciones BlackView para poner al día el terminal de momento.

BlackView P6000 - ajustes y actualizaciones

BlackView P6000 - ajustes y actualizaciones

No hemos notado ningún cierre forzado y el salto multitarea entre apps funciona sin problemas. Los 6 GB de RAM merecen la pena en este tipo de situaciones donde podremos retomar aplicaciones pesadas en el mismo punto que las dejamos.

Cámaras: mucho hype para un rendimiento correcto

Hay un comportamiento que muchos fabricantes chinos llevan a cabo y es una línea de marketing que roza el engaño con especificaciones ligeramente falsas o funcionalidades que se "pintan" perfectas en la web pero cuando las usas... ves la realidad dista mucho de esa función.

El BlackView P6000 tiene un sistema dual de cámara trasera con un sensor de 21 Mpx, Sony según Blackview, y un sensor auxiliar de 0,3 pulgadas.

En teoría este sensor debe ayudar a detectar la distancia de objetos para aplicar mediante software un desenfoque de imagen natural como sucede en cámaras DSLR. Sin embargo, este efecto solo es desenfoque radial con centro en el punto de enfoque sin detección alguna de objetos en escena. Ello deja el modo bokeh como algo poco útil.

En cuanto al rendimiento del sensor de 21 Mpx de manera individual sí que tenemos buenas noticias, obtenemos imágenes con gran resolución y detalle. La nota negativa, el rango dinámico. No tiene modo de disparo HDR y las imágenes con mucho contraste salen o sobreexpuestas o quemadas, no hay término medio. En situación de buena luz rinde notablemente bien.

También destacamos que no es una cámara completamente automática, no podemos acceder a un modo profesional como tal, pero sí que podemos guardar en RAW (DNG) o modificar la ISO desde los ajustes.

Si vamos a situaciones más problemáticas, este sensor empieza a flaquear y cuanto baja un poco la iluminación empieza a aparecer ruido y grano notable en la imagen. Peor que otros smartphones de esta gama de precios.

La grabación de video es FullHD, sin estabilización, pero con autofoco continuo por lo que con un poco de pulso podrás conseguir vídeos de cierta calidad. En resumen, el punto fuerte de este móvil, claramente no es su cámara.

Autonomía, el punto fuerte del terminal

La batería que integra este BlackView P6000 es de 6.180 mAh y ha conseguido que nos mantengamos alejados de un enchufe durante dos días con un uso intensivo. Es cierto que es el principal reclamo del terminal y es la gran culpable de los 230 gramos de peso del mismo.

Con el P6000 podremos jugar a juegos durante aproximadamente unas 8 horas con una carga. Si vemos vídeos, esa carga completa nos duraría cerca de 13 horas (según el nivel de brillo) por lo que os podéis hacer una idea de la autonomía general del terminal.

El sistema de carga rápida que integra hace uso de un cargador que puede ofrecer hasta 24W de potencia (12V 2A) por lo que la carga completa del smartphone se puede conseguir en poco más de dos horas y media.

Conclusión: buena autonomía en un gama media más

Durante nuestras pruebas hemos podido disfrutar de las virtudes y funcionalidades del BlackView P6000 y solo podemos decir que es un móvil con buen funcionamiento y buena autonomía, pero no destaca por más puntos.

Blackview P6000 - Trasera

Blackview P6000 - Trasera

Ni el diseño, ni la pantalla, ni el peso, ni la cámara hacen que este BlackView P6000 se diferencie de la marabunta de terminales gama media que tiene un precio ligeramente inferior.

Es recomendable si necesitas un smartphone con autonomía como para dos días con uso intensivo, pero más allá es muy dificil justificar los 205 euros de precio que tiene el BlackView P6000.

Este móvil queda un paso por detrás de otros ya que no tiene ni conector minijack ni tampoco pantalla 18:9 así que tendrías que analizar el uso que harás del BlackView P6000 para ver si es una buena opción o no.

Lo mejor

  • Autonomía
  • Carga rápida
  • Funda de silicona incluida
  • Calibración de pantalla

Lo peor

  • Rango dinámico cámara
  • Poca calidad de Bokeh 
  • No actualizado
  • Peso

Nuestra valoración

Diseño

7/10

Pantalla

7/10

Hardware

7/10

Software

6/10

Cámara

7/10

Batería

9/10

Conectividad

8/10

Sonido

7/10

Nota técnica

72

Relación calidad/precio

Ver ahora: