Skip to main content

Energy Phone Max 4G, análisis y opinión

Energy Phone Max 4G

10/01/2016 - 08:05

Analizamos el Energy Phone Max 4G, un terminal comedido pensado para el público joven que se vuelca con las funcionalidades multimedia y con el mundo social. Apuesta por un diseño sencillo, sin complicaciones, y manejable para acompañar al usuario joven del hoy en su vida cotidiana.

Señas de identidad en un sólo producto

Energy Sistem lo tiene claro: dejar su sello de identidad en cada uno de sus productos. Una de sus últimas creaciones ha sido el Energy Phone Max 4G, un smartphone de gama media que cumple con las tres premisas de la compañía española: diseño distintivo, público joven y precio competitivo.

Por nuestras manos ha pasado el Energy Phone Max 4G, un terminal de prestaciones comunes que destaca por su ergonomía y fácil uso, pensado para aquellos jóvenes que deseen tener un dispositivo para disfrutar de las mejores películas y música, y también para comunicarse en las redes sociales.

Como su nombre indica, el Energy Phone Max 4G ofrece compatibilidad con la velocidad 4G/LTE, seña de identidad del producto que también se ampara en una pantalla anti-huellas y en unas cámaras sencillas para recoger, sin excesivas exigencias, los momentos más destacados de nuestra vida diaria.

Diseño a juego con la moda joven

El Energy Phone Max 4G es un terminal comedido, sencillo, que se adapta a la perfección a la mano, muy manejable y sin florituras. Si bien no va a ganar ningún premio a su diseño, sí que al contar con bordes redondeados lo hace muy cómodo llevar en la mano. Además, gracias a sus dimensiones 144,5x73,2x10 mm no se hace ni excesivamente grande ni pequeño, entrando bien en cualquier bolsillo de nuestro pantalón o abrigo. Además apenas pesa con sus 161 gramos.

El terminal tiene una composición de plástico y una tapa extraíble que encierra la batería, el hueco para dos SIM (es DualSIM) y la tarjeta microSD. La carcasa trasera extraíble se ensucia muy fácilmente y marca muy fácilmente nuestros dedos, desnaturalizando un poco la pantalla que es antihuellas. En la misma encontramos el logo característico de la firma con un corazón grabado sobre el plástico.

En la zona lateral izquierda se encuentran el botón de volúmen, y también el de apagado/bloqueo, fácilmente accesible con el dedo pulgar, mientras que se deja virgen el lado derecho con una pequeña incisión en su zona inferior para introducir la uña y así abrir la carcasa. En la zona superior encontramos el conector microUSB/carga y el minijack para auriculares. En la zona inferior sólo se encuentra el micrófono.

El altavoz lo encontramos en la zona trasera del terminal, con dos pequeños puntos que sobresalen para que el sonido cuente con espacio suficiente y no choque con la superficie. Detrás también tenemos la cámara (sobresale), el flash LED y el nombre del terminal.

Como reseñamos, la tapa extraíble encierra la batería, las dos SIM y el hueco para la tarjeta microSD dado que el terminal es ampliable desde los 16GB hasta los 128GB. En los ajustes del teléfono podremos elegir qué SIM es nuestra preferida para los datos móviles, para las llamadas y para recibir mensajes SMS.

Los botones de Home, administrador de ventanas y retroceso son táctiles y están situados dentro del propio marco de la pantalla. Estéticamente es interesante, pero a la hora de disfrutar, por ejemplo, de un juego, no será la primera vez que sin querer pulsemos sobre estos botones táctiles haciendo que salgamos del juego o la aplicación pertinente.

Pantalla, antihuellas y vistosidad

Al encender el teléfono nos encontramos con un terminal muy vistoso gracias a su pantalla de 5 pulgadas IPS en HD alcanzando así una resolución de 1280x720. Esto permite contar con alta definición en la palma de nuestra mano, ideal para la visualización de videos y con un tamaño más que recomendable para las exigencias del mercado.

La pantalla antihuellas no convence demasiado. Sigue quedándose la marca de los dedos de una manera muy fácil y la pantalla no parece contar con excesivas diferencias respecto a otros terminales de la misma gama que no apuestan por dicha tecnología.

Pantalla antihuellas.

Para desbloquear el terminal podemos pulsar sobre el botón de encendido/apagado y deslizar el dedo hacia arriba, o bien hacer uso del doble toque sobre la pantalla para encenderlo y posteriormente desbloquearlo, mucho más cómodo. También existe un atajo para la cámara teniendo el terminal bloqueado, deslizando nuestro dedo hacia la izquierda.

 

Software, Android 5.1 con poca personalización

El sistema operativo con el que se adorna el terminal es Android 5.1 Lollipop y cuenta con capa de personalización propia de la empresa, pero muy sencilla. Hablamos de una capa de personalización poco intrusiva que sólo incluye algunas aplicaciones propias que suelen pasar desapercibidas.

Una de ellas es Energy Music con acceso a la música que tengamos en el terminal más otras que nos vienen de serie con pestañas que ordenan los temas y álbumes por recientes, artistas, canciones, carpetas, géneros y listas. También se incluye la aplicación de la radio FM propia con acceso a las distintas emisoras.

 

Hardware, potencia con límites

Si bien el Energy Phone Max 4G es un terminal de prestaciones tímidas, sí que ofrece una envergadura técnica suficiente para el público para el que está pensado. Su corazón está bajo la forma y buen hacer de un MediaTek de 4 núcleos basado en ARM Cortex A53 a 1.0 GHz y una GPU Mali T720MP1 integrada.

Incluye 1GB de RAM DDR3 y un almacenamiento de 16GB (11,72 disponibles) ampliables mediante tarjeta micro-SD hasta los 128GB.

¿Que tal su rendimiento? El Energy Phone Max 4G mueve de forma fluida todo aquel juego sencillo, especialmente de géneros como carrera infinita, puzles o acción, aunque va ciertamente justo y es inviable para títulos de grandes exigencias como los shooters más punteros.

En la prueba de rendimiento con AnTuTu nos ha dado una puntuación de 20149 con un rendimiento general que mejora al 60% de terminales, aunque en lo relativo a su rendimiento en juegos aparece en la mitad. En términos comparativos, estamos ante un terminal que en rendimiento sólo alcanza un 25-35% de un Nubia Z9 Max o de un HTC One M9. En PCMark el terminal nos ha marcado una puntuación de 2633.

Evidentemente es un terminal pensado para su uso multimedia, con la visualización de videos y escucha de música, y también para su sencilla y fluida navegación en las redes sociales más populares entre los jóvenes como Instagram, Pinterest, Facebook o Twitter.

 

Batería y conectividad

La batería del dispositivo es de 2.500mAh, lo que según la hoja de producto nos da unas 265 horas de reposo y 15 horas de conversación. Esta batería de iones de litio consigue cargarse en su totalidad en unas 3-4 horas según usemos o no el aparato al mismo tiempo que se carga.

Nosotros hemos probado la batería según distintos perfiles de uso. Hay que tener en cuenta que hemos probado su durabilidad ejecutando programas de mensajería comunes, visualizando vídeos de youtube, escuchando música y accediendo a redes sociales. Con todo lo anterior, estos son los resultados.

Con un uso muy moderado, de apenas 2-3 horas por día, la batería puede llegar a durar hasta 3 días sin cargarse. Si lo llevamos un poco más lejos con un uso de 6-8 horas diarias la batería suele durarnos poco más de un día. Si exprimimos totalmente su uso con cerca de 15 horas al día, la duración ronda las 20 horas.

A nuestro juicio se trata de una buena batería. Sus 2500mAh, para un terminal que tampoco exige su uso en juegos que consuman muchos recursos, son más que suficientes para que la batería no nos dé una sorpresa inesperada, y es relativamente fácil calcular su duración según lo que vayamos a hacer durante el día. Siempre podemos acceder a las opciones del terminal para ver los distintos picos de uso de batería y prever próximos movimientos.

En conectividad el terminal acepta las redes Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0 y redes 3G y 4G para la máxima velocidad de navegación. De esta manera el dispositivo cuenta con los exigibles estándares que precisa la gama media en este aspecto aunque hemos tenido cierta dificultad en conseguir una conexión a Wi-Fi estable con algunos routers.

Cámara, fotografías sencillas para los menos exigentes

Lo que se busca es lanzar instantáneas sin muchas complicaciones, primando el fácil acceso a la cámara y el envío rápido a las redes sociales sin excesivas virguerías técnicas en la edición. Ofrece una cámara principal  de 8MP con autofocus y flash LED, con grabación de vídeos HD. Por otra parte la cámara frontal es de 5MP con ángulo FOV de 84,3 grados de apertura amplio, ideal para selfies.

El software de la cámara incluye distintos modos para las tomas. Desde el modo triángulo, pasando por el panorámico, el modo belleza de rostro, el de seguimiento de movimiento y la fotografía en directo.

La calidad de las fotos, en general, no son destacables y siguen en la línea de calidad moderada para cumplir simplemente con su cometido. Las fotografías a poco luz no salen nada bien, aunque esto es muy habitual hasta en terminales de gama superior. El disparador no es del todo rápido y entre fotografía a fotografía queda un lapso de tiempo algo incómodo para aquellos acostumbrados a gatillo rápido.

Conclusión, sencillez entre gamas

El Energy Phone Max 4G es el terminal más nuevo de la empresa alicantina, aunque no es su tope de gama. De momento el Energy Phone Max 4G se encuadra en la mitad de su línea de productos destacando su compatibilidad con redes 4G y su enfoque multimedia, su razón de ser.

Se ha optado por ofrecer un terminal accesible a todos los bolsillos, de cómodo uso, sin virguerías técnicas y sin arriesgarse en absoluto, que cumple sin más sus funciones más comunes. Evidentemente si se busca un dispositivo que nos sirva para chatear por WhatsApp, acceder a Facebook o ver nuestros vídeos favoritos en Youtube, está más que sobrado. Eso sí, no es un smarpthone para llevar la productividad en su máxima esencia a la palma de tu mano.

Como es lógico aspectos algo más premium como la cámara de fotos o la velocidad de procesamiento pueden llegar a decepcionar si se busca un móvil para sacar partido de estas funcionalidades, pero cualquier persona que simplemente busque mover los juegos más comunes o sacar fotos rápidas sin importar excesivamente su calidad, no va a encontrar pegas con lo que ofrece el terminal.

 

Lo mejor

  • Ergonomía y manejo
  • Funcionalidad 4G
  • La duración de la batería
  • El precio

Lo peor

  • El apartado fotográfico
  • La carcasa de plástico se ensucia muy fácil
  • No rinde bien en juegos exigentes
  • La pantalla antihuellas no convence

Nuestra valoración

Diseño

6/10

Pantalla

6/10

Hardware

6/10

Software

7/10

Cámara

6/10

Batería

8/10

Conectividad

6/10

Sonido

7/10

Nota técnica

64

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Te recomendamos