Skip to main content

Oppo Reno Z, análisis y opinión

Oppo Reno Z

22/08/2019 - 09:15

El Oppo Reno Z llega a España para competir en un segmento muy complicado, el que se mueve entre los 300 y los 400 euros. En este análisis hacemos un repaso completo de todo lo que tiene que ofrecer para decidir si puede luchar contra algunos de los mastodontes de la gama media en nuestro país.

El año 2019 avanza y las novedades continúan en telefonía móvil, aunque desde hace algunos meses nos encontramos en fase de consolidación de avances, una etapa en la que las marcas simplemente llevan las novedades a terminales más y más asequibles.

Un buen ejemplo de ello es el Oppo Reno Z que sometemos a análisis, un terminal de gama media de Oppo que llega con prácticamente todas las novedades que hemos visto de un año a esta parte.

Es un smartphone más que la compañía china pone a la venta en España, país que se ha convertido en el laboratorio perfecto para las marcas, que ven un mercado maduro en el que medir su posibilidad de éxito a nivel internacional.

  Oppo Reno Z
Dimensiones 157,3 x 74,9 x 9,1 mm
Peso 186 g
Tamaño de pantalla 6,4"
Panel AMOLED
Resolución 2.340 x 1.080 px
Puntos por pulgada 402 ppp
Cámara trasera - 48 Mpx f/1.7
- 5 Mpx f/2.4
Cámara frontal 32 Mpx f/2.0
Procesador Mediatek Helio P90
Memoria RAM 4 GB
Almacenamiento 128 GB no ampliables
Batería 4.035 mAh con carga rápida
Carga inalámbrica No
NFC
Wi-Fi
Bluetooth
Radio FM
802.11b/g/n/ac (2,4 Ghz y 5 GHz)
5.0
No
Precio de lanzamiento 359 euros

El Oppo Reno Z llega a un precio de 359€ y sin la famosa "aleta" del Oppo Reno normal, es decir, sin cámara retráctil. Llega, eso sí, con lente trasera de 48 Mpx y lector de huellas en pantalla, entre otras características.

La pregunta clave es si habiendo tantos móviles en esta franja de precios, merece la pena apostar por el Reno Z. Es lo que vamos a responder a lo largo de esta prueba.

El análisis por apartados

Estéticamente idéntico al OnePlus 7

Nada más echar un vistazo al Reno Z, hay algo que nos llama poderosamente la atención: el diseño es prácticamente idéntico al del OnePlus 7, tanto por delante como por detrás. Hay pocas diferencias entre ambos terminales, al menos en el aspecto estético.

El acabado liso en la zona trasera hace que la cámara no sobresalga, aunque al igual que sucedió con el Oppo Reno, la marca lo soluciona añadiendo una bola metálica de tamaño minúsculo que evita que la lente se dañe al apoyarlo sobre una mesa.

Oppo Reno Z

La pega es que esta superficie trasera -al ser muy lisa- se ensucia con muchísima facilidad, de ahí que se haga imprescindible tener una buena funda, con todo lo que ello supone. En este caso además el peso se mantiene en la media.

Pese a las 6,4 pulgadas de pantalla, en ningún momento es un móvil aparatoso. Nos hemos acostumbrado ya a dimensiones superiores a las 6", algo que hasta hace no mucho era considerado monstruoso. A estas alturas de 2019, los móviles exprimen mucho más los marcos, cabe más pantalla en la zona frontal y eso hace que podamos tener paneles de mayor tamaño sin que los móviles tengan que ser excesivamente grandes.

Con una mano lo puedes manejar perfectamente, incluso si no tienes manos grandes. Eso sí, para llegar a la esquina contraria la cosa es un poco complicada, pero es algo común a todos los smartphones de hoy día.

Oppo Reno Z

La ligera curvatura lateral de la tapa trasera hace que el agarre sea más cómodo, aunque el material es tan liso que se hace demasiado resbaladizo, sobre todo si te sudan las manos.

Los botones de volumen están en la zona izquierda y el de encendido / Google Assistant a la derecha, algo que no es tampoco demasiado frecuente. Por suerte, y gracias al buen funcionamiento del desbloqueo facial y por huella en pantalla, vas a tener que tocar pocas veces el de encendido y apagado.

Otro elemento de diseño que está bien situado es el jack de auriculares. Sí, este móvil lo mantiene, y eso es buena noticia. Además, lo tiene en la zona inferior del cuerpo junto al USB Tipo C y al altavoz, así que simplifica mucho eso de meterlo y sacarlo del bolsillo con los auriculares conectados para cambiar de canción.

Oppo Reno Z

En definitiva, este Oppo Reno Z no arriesga demasiado en cuanto a diseño. Sólo se permite una licencia creativa al repetir el acabado liso trasero que hemos visto en otros móviles de la marca, estéticamente muy resultón pero también bastante incómodo si te molesta la suciedad.

No arriesga y quizás con ello logra diferenciarse de lo que se está haciendo normal en la gama media, una sopa de cámaras retráctiles, y móviles atrevidos que quizás no llegan a satisfacer a los usuarios.

Una pantalla prácticamente impecable

La pantalla del Oppo Reno Z es, al menos sobre el papel, impecable. Cuenta con resolución Full HD+ y panel AMOLED, lo máximo que se puede exigir a día de hoy en la gama media.

Oppo Reno Z

Más allá de la hoja de especificaciones, y por lo que hemos podido probar en este análisis, sí se puede afirmar que está a la altura, quizás con un pequeño tropiezo en lo que respecta al brillo, algo escaso para ver bien la pantalla al aire libre o cuando hay mucha luz.

Por lo demás, apenas se le pueden poner pegas. El notch es de tipo gota y muy poco invasivo, ya que cuando llevas una hora con él ni siquiera te fijas. Además, se va al 85,2% de proporción de pantalla, una cifra que comienza a hacerse habitual pero a la que no todos llegan.

Oppo Reno Z

El color se ve a la perfección, como en la mayor parte de pantallas AMOLED. Sobre todo se aprecian bien los colores vivos, más intensos y vibrantes que en las IPS LCD que solemos ver en móviles de 300€.

Hay varios detalles que hacen que la pantalla del Oppo Reno Z destaque un poco sobre sus competidores, incluso sobre los que también tienen panel AMOLED. Para empezar, cuenta con protección Corning Gorilla Glass 5 y Always on Display.

Oppo Reno Z

Brillo por sectores de la pantalla del Oppo Reno Z

Son pequeños extras que en conjunto hace que estemos ante una de las mejores pantallas de la gama media. Hay pocas pantallas mejores por 359€ en España.

Quizás, además del brillo, se le puede poner una pega a la ausencia de opciones de personalización y ajuste. Se puede cambiar la temperatura de la pantalla y nada más. Otros smartphones incluyen opciones de software mucho más avanzadas.

ColorOS: una buena capa, dentro de las limitaciones que tiene una capa

El mundo Android avanza a dos velocidades: por un lado va Android One, con unos pocos teléfonos que lo usan, y por otro el resto de marcas del sector que desarrollan sus capas de personalización del sistema, algunas con más suerte que otras.

La de Oppo es colorOS, que como su propio nombre indica hace gala del color como una de sus señas de identidad. Usa colores como el verde, el amarillo o el azul para iconos y menús, algo que da cierta "alegría" de la que otras capas carecen.

Software Oppo Reno 2

Pero esto es simplemente una cuestión estética, y para gustos los colores. Lo verdaderamente importante de colorOS es que es funcional: tiene todo lo que necesitas y poco más, y en eso se parece algo a Android One. Las limitadas opciones extra que incluyen no recargan el móvil de aplicaciones basura y juegos preinstalados, sino más bien al contrario.

Por ejemplo, viene con navegación por gestos de la buena, de la que se usa de forma lógica: deslizar hacia arriba para ir al escritorio y hacia los lados para retroceder o avanzar. Además, si deslizas desde un lateral más de un segundo, irás a la aplicación que tenías anteriormente, algo a lo que nos hemos acostumbrado en esta review y que es un detalle bastante útil.

Software Oppo Reno 2

Cuenta también con cajón de aplicaciones, al que se entra como en Android de stock, tirando hacia arriba en el escritorio. Por lo demás, no hemos echado de menos nada a nivel de software. Incluso incluye un Espacio de Juegos, básicamente una aplicación que sirve de intermediaria a la hora de jugar para cosas como liberar memoria RAM o bloquear llamadas entrantes.

Se agradece que pese a ser estéticamente una capa distinta de Android respete al máximo lo que es el sistema, sus funcionalidades y no intente obligar a los usuarios a usar servicios de Oppo. Si quieres, puedes crearte una Oppo ID para hacer copias de seguridad, pero no es ni mucho menos imprescindible.

Helio P90: buen rendimiento, aunque sufre en eficiencia

A estas alturas de 2019, que un móvil funcione lento en algún momento es algo casi insoportable. Cualquier móvil de menos de 200 euros viene ya con hardware lo suficientemente decente para garantizar un buen nivel de fluidez.

No digamos ya si gastas 349€, precio por el que puedes exigir algo más, y por lo que hemos podido comprobar, este Oppo Reno Z responde dignamente a las exigencias.

  Oppo Reno Z Mi 9 SE P30 Lite Redmi Note 7
Procesador Helio P90 Snapdragon 712 Kirin 710 Snapdragon 660
RAM 4 GB 6 GB 4 GB 4 GB
AnTuTu 164.177 147.059

130.001

146.005

3D Mark (Sling Shot)
 

1.445 1.770

988

1.360

GeekBench:
Single
Multi
 

2.029
6.928
1.880
5.942

1.570
5.399

1.337
4.941

PCMark 2.0 9.502 6.860

7.061

6.221

Con un Mediatek Helio P90 y 4GB de RAM tiene potencia de sobra para el día a día. No hemos tenido una sola ralentización en todo el tiempo que lo hemos estado probando, aproximadamente un mes, que da para mucho.

Cero problemas, nada de lag y todo respondiendo al instante, lo que cabía esperar viendo el precio y las especificaciones, pero es que además hemos podido disfrutar de juegos como PUBG Mobile o Asphalt con gráficos al máximo, algo sorprendente.

No funciona Fortnite, eso sí, juego que limita un poco más a los terminales de gama media y que requiere de un chip gráfico algo mejor para funcionar.

Oppo Reno Z

Podemos afirmar sin ningún temor a equivocarnos que se encuentra, más o menos, a la altura de los Snapdragon 710 y 712, tanto por rendimiento como por eficiencia. Todos estos procesadores son la clase media gracias a la que podemos tener móviles casi perfectos a precios impensables hace unos años.

Lo que no tiene, y esto es algo cada vez más frecuente, es microSD. No obstante, con los 128 GB de almacenamiento interno, que incluye el modelo más básico, deberías tener suficiente. A menos que grabes horas de vídeo en 4K -algo que puedes hacer en este teléfono- no tendrás problema alguno.

Desbloqueo de huellas en pantalla: mejora, pero aún le falta recorrido

Por debajo de los 400€ e incluso de los 300€ comienzan a verse ya bastantes móviles con desbloqueo de huellas en pantalla, una tecnología más o menos reciente, de finales de 2018, y que tuvo unos inicios algo titubeantes.

Los primeros móviles con lector en pantalla daban una tasa de errores muy por encima de lo normal, haciendo que dichos lectores no estuvieran a la altura. Eso ha ido cambiando poco a poco y cada vez funcionan mejor, aunque aún no llegan a la precisión de un lector capacitivo.

Oppo Reno Z

Cuando pones el dedo, esperas que te reconozca la huella cerca de un 100% de las veces, pero todavía no es así. El lector del Oppo Reno Z es fiable, pero tiene una tasa de errores que hace que no sea perfecto.

Por suerte, el desbloqueo facial sí que funciona muy bien y muy rápido. Además, lo puedes configurar para que te lleve automáticamente al escritorio. Suple, de esta forma, los posibles problemas con el lector de huellas.

4.035 mAh que podrían dar más

Pasamos a un punto clave en esta review del Oppo Reno Z: la autonomía de batería. Hay que decir que no exprime su capacidad todo lo que sería deseable.

La única pega que se le puede poner es que se espera más de un smartphone cuya capacidad supera los 4.000 mAh. Debe ser que el procesador, el Helio P90, flaquea en cuanto a eficiencia.

Esto se nota sobre todo jugando o simplemente usando redes sociales. La batería empieza a descender de forma alarmante pasados unos minutos, algo que no debería ocurrir.

Velocidad de carga Oppo Reno Z

Así evoluciona la batería del Oppo Reno Z durante la carga.

Al menos este tropiezo queda compensado a la hora de cargar el móvil. En este caso es carga rápida VOOC, un peldaño por debajo de la SuperVOOC que equipan móviles como el Oppo RX17 Pro.

En algo menos de hora y media puedes completar una carga, aproximadamente una hora para el 50%. Es sorprendente que, al contrario de lo habitual, la carga acelere en el último tramo. No es demasiado útil, y es que si hay que elegir, sin duda es mejor que se cargue la mayor parte posible y lo más rápido que pueda.

Cámara versátil con algunas cosas que mejorar

2019 ha sido el año, entre otras cosas, de las cámaras de 48 Mpx. Son muchos los móviles que las equipan pero pocos los que le sacan partido realmente, y es que en principio la resolución no tiene por qué significar mejores fotos.

Todo depende de cómo se procese la imagen, precisamente en lo que suelen tropezar los smartphones de gamas más bajas. En este caso, hablamos de una cámara de 48 Mpx que viene acompañada de otra de 5 Mpx, mientras que por delante hay una única lente de 32 Mpx.

En este enlace puedes ver todas las fotos originales y sin comprimir.

Los resultados, que son lo que verdaderamente importa, son buenos sin llegar a ser espectaculares. Las fotos representan bien el color, con cierta tendencia a la saturación, pero nada insoportable. Es versátil, ya que se comporta bien en distintas situaciones con luz variable, así que no se puede decir que sea una mala cámara ni muchísimo menos.

Sí que es cierto que en esta "clase media" es cada vez más complicado establecer diferencias entre una cámara y otra. En este caso, tanto por nitidez, como por versatilidad como por fotos nocturnas o modos de cámara, diríamos que la del Oppo Reno Z sobresale ligeramente por encima de la media.

Fotos realizadas con la cámara del Oppo Reno Z

En la galería que compartimos arriba se pueden ver bastantes fotos en distintas situaciones, entre las que destacan positivamente aquellas en las que hay buena luz. No representan tanta dificultad como las nocturnas, eso sí.

En la siguiente imagen se puede ver que incluso a corta distancia saca fotos bastante resultonas, aunque un poco saturadas. Que las hagas con o sin el llamado "Modo Deslumbrante" da un poco igual, ya que los resultados son inapreciables.

Fotos realizadas con la cámara del Oppo Reno Z

Con poca luz, la nitidez empeora, algo inevitable. No obstante, este móvil tiene un modo noche bastante competitivo, que equilibra la iluminación y hace que las texturas queden mejor representadas.

No es el mejor móvil para fotos nocturnas en su rango de precios, donde se mueve por ejemplo el Xiaomi Mi 9, pero, al menos, está a la altura para dar batalla.

Modo retrato: aceptable, pero sin alardes

Pasamos a un apartado cada vez más valorado en fotografía móvil: el modo retrato. Si te gustan los selfies, seguro que lo valoras positivamente, aunque en este caso, y como intuirás por el título de este apartado, no cabe esperar grandes resultados.

Tanto con la cámara trasera como con la delantera, los resultados son aceptables pero discretos, con ciertos problemas a la hora de dar al fondo un color y una luz adecuados. Al tener sólo una lente frontal, ésta tiene que "imaginar" cómo es el fondo al que se aplicará el desenfoque, y lo hace aceptablemente bien.

Sin embargo, pese a que el contorno está bien difuminado, se puede apreciar claramente que el color no es realista. Suele quemar la zona que queda detrás de la persona en primer plano, algo que por otra parte es más o menos habitual, aunque no deja de ser una pega.

Si usas las cámaras traseras en este Oppo Reno Z para un retrato, la cosa mejora. El desenfoque es mucho más natural y el color sí que se corresponde con lo que hay en segundo plano.

Quizás se puede criticar que la profundidad de imagen no esté muy bien conseguida. La siguiente imagen es una muestra representativa del error: en el modo retrato, las montañas que están al fondo dan la sensación de estar en el mismo plano que la playa, y no es así.

Es, en definitiva, un móvil que te permitirá sacar buenas fotos pero con el que no podrás alardear, a menos que tomes fotos a plena luz del día y en condiciones óptimas.

Para compensar, hay que alabar el hecho de que permita grabar vídeo en 4K (30 FPS máximo) o en Full HD a 60 FPS.

Pleno en conectividad, bien por Oppo

Cada vez es más normal ver móviles que lo tienen todo en conectividad... excepto el jack de auriculares, uno de los grandes ausentes del 2019, desaparecido por completo en la gama alta y cada vez más escaso en la gama media.

En este caso, Oppo ha decidido mantenerlo, algo que siempre es positivo si no afecta negativamente al diseño del teléfono, y no lo hace. Por lo demás, pocas o ninguna pega se le puede poner en conectividad al Oppo Reno Z, que tiene WiFi AC, Bluetooth 5.0 y USB de Tipo C.

Oppo Reno Z

En todos los aspectos funciona muy bien, excepto quizás en pagos móviles. Se agradece que tenga NFC, pero debemos señalar que es algo más lento de lo normal a la hora de pagar en un TPV. Si otros móviles prácticamente son detectados al instante, este se toma unos 2-3 segundos de tiempo.

El altavoz está en la zona inferior, justo a la izquierda del USB. No molesta para nada salvo para ver vídeo en formato horizontal o jugar, aunque forzando un poco la postura puedes evitar taponar la salida de audio.

Buen intento, pero quizá no sea suficiente a estas alturas de 2019

El Oppo Reno Z es un móvil con el que cualquier usuario se podría sentir satisfecho, pero que puede crear dudas si lo comparas con otros modelos.

Cumple en líneas generales en todas y cada una de las situaciones, pero no apasiona en ninguna. En un mercado en el que hay móviles de apenas 200 euros que rinden muy bien, no apasionar, a estas alturas, puede significar, prácticamente, que "no existes".

Oppo Reno Z

Es un smartphone que se mantiene más o menos en la media de lo que puedes esperar cuando compras un móvil de 349€, incluso un poco por debajo debido a la competencia de Xiaomi u Honor, aunque si decides comprarlo no sentirás estar tirando el dinero ni mucho menos.

Si la compañía quiere hacerse un hueco en la gama media, va a tener que ofrecer algo más que un móvil de estas características.

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

8/10

Hardware

7/10

Software

7/10

Cámara

8/10

Batería

9/10

Conectividad

9/10

Sonido

7/10

Nota técnica

79

Relación calidad/precio

Ver ahora: