Skip to main content

Wiko View4, análisis y opinión

Fotos del diseño del Wiko View4

Lo mejor

  • Buen rendimiento
  • Pantalla brillante
  • Casi dos días de batería
  • Con minijack

Lo peor

  • Sin lector de huellas
  • Desbloqueo facial impreciso
  • Tiempo de carga
  • Sin USB-C ni NFC

14/06/2020 - 08:15

En un panorama muy complicado para los móviles low cost, el Wiko View4 se presenta como una alternativa bastante notable al dominio de Xiaomi y realme, con modestas prestaciones pero con un precio también muy asequible. Además, su autonomía de batería va bastante más allá de lo que nos tienen acostumbrados los teléfonos de este segmento.

A día de hoy no faltan móviles entre los que elegir independientemente del presupuesto que quieras invertir al cambiar de teléfono. De hecho, nunca ha habido tanta variedad en todas las gamas y segmentos, aunque evidentemente hay marcas que acaparan un mayor volumen de ventas.

Eso no significa que otras no puedan poner en el mercado dispositivos bastante destacables, y de hecho lo hacen. Es el caso de Wiko, que con su View4 quiere competir de tú a tú contra los gigantes asiáticos del low cost, y tras realizar el análisis completo podemos adelantar que probablemente lo consigue.

Este móvil tiene un precio inferior a los 200€, probablemente la franja del mercado más disputada ahora mismo, pero destaca en varios aspectos, como por ejemplo la fluidez o la autonomía de batería, prácticamente todo lo que quiere tener un importante número de usuarios.

  Wiko View4
Dimensiones 165,7 x 75,8 x 8,85 mm
Peso 180 g
Tamaño de pantalla 6,52 pulgadas | Formato 20:9 | Notch de tipo gota
Tipo de panel IPS LCD
Resolución HD+ (1.600 x 720px)
Procesador Mediatek Helio A25 (MT6567)
Memoria RAM 3 GB
Almacenamiento interno 64 GB + microSD
MicroSD
Sistema Operativo Android 10
Batería 5.000 mAh | Carga a 10W
Cámara trasera Principal 13 Mpx | Gran Angular 5 Mpx| Retrato 2 Mpx f2.4
Conectividad WiFi AC | Bluetooth | Radio FM | GPS | Minijack
Precio 167 euros

A lo largo de esta review del Wiko View4 valoramos todo lo que debes saber si piensas comprarlo y te preguntas si merece la pena o no, incluidas algunas comparativas de rendimiento con otros smartphones de precio similar.

Índice del análisis del Wiko View4:

Un diseño sobrio y a la vez llamativo

Antes de saber cómo funciona un móvil en cuanto a rendimiento y otros aspectos, lo primero que se ve es su estética, el aspecto que tiene y el diseño. Si entra por el ojo, las probabilidades de comprarlo son mucho mayores, y eso es algo de sobra conocido por todos los fabricantes.

Bajo estas líneas se puede ver un GIF en el que se aprecia exactamente su tamaño, cómo queda en la mano y el aspecto del color en la zona trasera.

En el caso del Wiko View4, podemos decir que estéticamente es prácticamente impecable. Sencillo y minimalista pero tremendamente efectivo a primera vista, con un acabado en policarbonato pero que imita al cristal y que refleja la luz en distintos colores. Eso en la parte trasera, mientras que en la delantera la marca ha optado por el notch de tipo gota, el más discreto que hay ahora mismo.

 

La sobriedad es probablemente el mejor calificativo que se puede usarse para definirlo. Es un móvil clásico (más allá de los colores de los reflejos), que sitúa las dos cámaras en la zona superior izquierda y que opta por los botones en la parte derecha, sin estridencias ni nada que llame poderosamente la atención. Recuerda a decenas de móviles que han optado por una configuración igual, casi estandarizada.

 

Sorprendentemente y contra la tendencia del mercado en los últimos años, el View4 tiene luz LED de notificaciones. Está sobre la pantalla, como suele ser normal.

Fotos del diseño del Wiko View4

Se puede señalar como punto negativo que si bien la zona trasera tiene un aspecto atractivo, cambia bastante a los pocos segundos de sacarlo de la caja, y el motivo está claro: huellas. Estropean mucho la estética y es inevitable que la tapa se llene de ellas en muy poco tiempo.

No obstante, sí que se araña con extremada facilidad al deslizarlo sobre superficies, a menos que uses una funda. En las imágenes que acompañan a este texto se puede ver cómo su tapa trasera está llena de ellos, así que si lo vas a comprar, será mejor que te hagas también con una buena funda.

Sin lector de huellas: probablemente su mayor tropiezo

Como se puede ver en las fotos que adjuntamos, este Wiko View4 no tiene lector de huellas por ninguna parte. No hay lector capacitivo pero tampoco está integrado en pantalla, algo que reduce bastante sus posibilidades.

Cabría pensar que con el desbloqueo facial y la opción de PIN o patrón se puede salir del paso, pero probablemente no es así. Para empezar, el reconocimiento facial es bastante lento, con tiempos de desbloqueo superiores a un segundo en todos los casos. No sólo eso sino que arroja muchos más fallos de lo que sería deseable, especialmente si hay poca luz, en cuyo caso queda prácticamente anulado.

Eso hace que en torno al 50% de las ocasiones acabes usando el PIN para desbloquear tu móvil, algo anacrónico y ya completamente superado incluso en la gama de entrada.

A eso hay que sumarle que el desbloqueo por huella dactilar suele ser una forma rápida, simple y cómoda de acceder a muchas apps, sobre todo las bancarias. Sin él, no te queda más remedio que usar todos los PIN o claves que tengas asignados a cada una de tus cuentas.

Fotos del diseño del Wiko View4

Con estos datos sobre la mesa, no es demasiado atrevido afirmar que el salto de Wiko al desbloqueo facial como principal y casi único método de acceso es bastante prematuro.

Gran pantalla, aunque ajustada en cuanto a resolución

Este móvil tiene una pantalla bastante grande, de nada menos de 6,52 pulgadas. Eso hace que a la hora de manejar cualquier tipo de aplicación puedas hacerlo de forma bastante cómoda y sin estrecheces, aunque hay que señalar que tanto su resolución (HD+) como los puntos por pulgada (269) no son ni mucho menos lo recomendable para una pantalla de este tamaño.

No se nota demasiado la diferencia con respecto a una Full HD, pero sí que se ven algo los píxeles si te fijas mucho. Dicho esto, uno de los secretos por los que su autonomía de batería es tan amplia es precisamente que su pantalla no consume mucha energía, así que no es tanto una carencia la falta de calidad como una característica puesta a propósito.

Fotos del diseño del Wiko View4

La calidad de los colores es buena y equilibrada, así que cumple con lo que se podría esperar de él, aunque sin muchos alardes.

Los marcos son grandes, sobre todo la llamada "barbilla" en la zona inferior, aunque nada que llame especialmente la atención o que se encuentre fuera de lugar. De hecho, en la gama de entrada es bastante común aún ver unos marcos amplios.

Problemas con el brillo automático

Actualmente buena parte de los usuarios usa su móvil con brillo automático. Lejos queda la época en la que usarlo así implicaba una molestia constante por la falta de precisión de los sensores, aunque en el análisis del Wiko View4 parece que hemos retrocedido en el tiempo, al menos en este apartado.

Su sensor no sólo tarda unos segundos en adaptarse a la luz ambiental sino que cuando lo hace tiene cierta tendencia a proporcionar menos brillo del necesario, y eso hace que sea mucho mejor simplemente ajustarlo tú manualmente o directamente usar el brillo al máximo en todo momento.

Buen rendimiento en el día a día: Mediatek se pone a la altura

Aunque hasta hace poco tiempo los procesadores Mediatek de gama de entrada arrastraban el estigma de los problemas de rendimiento, esto ha cambiado, al menos si nos atenemos a lo que ofrecen los últimos móviles que equipan sus chips.

Uno de ellos es este Wiko, que usa el Mediatek Helio A25 junto con 3GB de RAM, capacidad que aún es suficiente para que Android funcione de forma fluida, como hemos podido comprobar de primera mano.

  Wiko View4 LG K61 CAT S52 LG Q60 Galaxy A51 Moto G6 Xiaomi Mi A3 Redmi Note 7
Procesador Helio A25 Helio P35 Helio P35 Helio P22 Exynos 9611 Snapdragon 450 Snapdragon 665 Snapdragon 660
RAM 3GB 4GB 4 GB 3 GB  4GB 3 GB 4GB 4 GB
AnTuTu 93.882 96.264 86.133 72.338 138.113 84.345 140.306 146.005
3D Mark Extreme
- OpenGL
- Vulkan
436
No compatible
407
No compatible
507
No compatible
500
No compatible
1.593
1.133
437
389.
1.135
N.D.
1.360
N.D.
GeekBench 5:
Single
Multi
(* v. 4)
829
3.904
167 / 783*
981 / 4.231*
171
1.009
N.D.
N.D.
345
1.226
742*
3.848*
1.527*
5.604*
1.337*
4.941*
PCMark 2.0 5.671 3.657 5.746 4.087 5.038 4.543 6.536 6.221

Su rendimiento ha sido notablemente bueno durante casi todo el tiempo, con respuesta instantánea de todas las apps, todo lo que se puede pedir a un móvil Android barato, con muy pocos problemas y cierres repentinos de aplicaciones, incluso con apps que empiezan a ser ya muy exigentes, como Google Maps, Twitter, Instagram y algunos juegos.

Fotos del diseño del Wiko View4

En las pruebas que hemos realizado, el View4 ha tenido bastantes problemas para correr juegos de Android de los más exigentes, como por ejemplo PUBG Mobile, que ejecuta pero con lentitud. No ocurre lo mismo con otros como Brawl Stars, Clash Royale y probablemente tampoco con otros del estilo Candy Crush.

Bien es cierto que son 3GB de RAM, ya en el límite de lo que Android necesita. Con tan poco puede que en un par de años hablemos de un móvil de capacidad insuficiente para ejecutar el SO con garantías, de ahí que la mayoría de marcas vayan dando ya el salto a los 4GB.

Muchas más apps preinstaladas de las que sería deseable

La tendencia dentro del mundo Android es hacia la sencillez. Incluso marcas chinas que antaño vendían móviles cargados de bloatware (las apps preinstaladas que casi nadie usa) han ido poco a poco limpiando sus capaz de personalización de Android.

Estos servicios hacen que el móvil gaste más batería, funcione peor y tenga menos capacidad de almacenamiento base. Además algunos de ellos ni siquiera se pueden desinstalar, dando la sensación casi de móvil de segunda mano, que abres y está lleno de juegos y apps que nadie ha pedido.

Así luce la interfaz de Android en el Wiko View 4.

Por desgracia, Wiko incluye varias de estas aplicaciones en su capa de personalización de Android, que está basada en Android 10, y eso es una buena noticia.

La parte positiva es que pese a todo este bloatware, la fluidez parece no verse afectada, o al menos no mucho. No sabemos qué tal funcionaría el móvil sin todos estos "servicios Wiko" pero sí que funciona bastante rápido, como ya hemos analizado en el apartado de rendimiento.

Así luce la interfaz de Android en el Wiko View 4.

Los servicios Wiko consisten en un Modo Juego bastante básico, los gestos y varios menús de servicio técnico que, para ser sinceros, podrían haberse implementado de otra forma y sin que lleven aparejadas varias apps y juegos no solicitados.

Sí que es cierto que la marca no ha retocado apenas la interfaz de Android 10 de stock, es decir, que los menús, colores y elementos siguen donde Google los ha puesto.

Cámara discreta pero resultona

El titular de este apartado de la review del Wiko View4 es bastante descriptivo: no puedes esperar obtener resultados geniales con su cámara, pero sí bastante decentes, aunque con una tendencia muy marcada a saturar en exceso el color en todas las fotos. Podéis ver las capturas originales aquí.

Fotos del diseño del Wiko View4

Como suele ocurrir con los móviles de gama de entrada, a plena luz del día captura el color de forma bastante buena, con texturas bien definidas y buena nitidez, pero la cosa cambia mucho de noche. La calidad cae en picado y se empiezan a ver imágenes con muchísimo grano, algo que como decimos es normal si tenemos en cuenta las especificaciones de su cámara.

Fotos cámara Wiko View 4

Tiene tres lentes: la principal (13 Mpx), la del gran angular (5 Mpx) y la del efecto bookeh o retrato (de 2 Mpx). Con estas tres puedes jugar para sacar el máximo rendimiento a la cámara en distintas situaciones, aunque como ya hemos mencionado, mucho mejor si no es de noche.

Fotos cámara Wiko View 4

En las fotos que adjuntamos se pueden ver mucho mejor los resultados en distintas circunstancias, aunque claramente se observa que el tono es en algunos casos exageradamente intenso.

El problema recurrente con el Modo IA

No es la primera vez que nos encontramos con este problema en móviles que usan la IA para realzar las fotos de su cámara: los colores salen muy saturados.

Esto llega hasta el punto de no ser realistas, y se nota bastante. Si ves la comparativa de imagen que adjuntamos bajo estas líneas puedes observar que la imagen con IA no es ni mucho menos natural, sino que está forzada para que los colores destaquen.

Sobre estas líneas puedes deslizar para ver la diferencia entre una foto con o sin inteligencia articicial. A través del software se realizan los colores como el rojo, aunque podemos dar fe de que la fresa no era así de roja.

La utilización de la IA no está mal en ciertas circunstancias, pero se trata de que una cámara capte la imagen tal y como la ve el ojo humano, y no de distorsionar en exceso el color o la saturación del mismo.

Fotos cámara Wiko View 4

Por suerte, puedes elegir usar este Modo IA o no, aunque en fotos en las que no lo usamos, también se sobresatura, sobre todo con colores vivos como el verde.

Wiko, ¿y mis selfies con retrato?

Hay una ausencia notable en el software de la cámara del Wiko View4, y es (como seguramente ya intuyes) el modo retrato en los selfies. Sorprendentemente, sí puedes aplicarlo con la cámara trasera, pero no con la delantera, algo que no deja de ser extraño ya que es con ésta con la que se toma la mayoría de las autofotos.

Modo retrato Wiko View4
Selfie Wiko View4

Esto se puede deber sin duda a las limitaciones del hardware de la lente delantera, aunque al menos se podría haber intentado incluir algún modo bookeh a través de software, aunque los resultados fueran mucho más modestos. Lo mismo ocurre con el gran angular, no disponible con la cámara frontal.

En cuanto al modo retrato en fotos con la cámara principal, podemos decir sin temor a equivocarnos que los resultados son discretísimos, con un desenfoque que en muchos casos incluso difumina zonas como los brazos, con dificultades bastante grandes para reconocer el objeto que está en primer plano.

Se puede ajustar para aumentar o reducir el efecto bookeh, pero siempre topa con el mismo problema, que hace que los retratos sean excesivamente artificiales.

Más de dos días de autonomía

Tener un móvil que sobrepase el día de autonomía de batería se está convirtiendo en algo normal, por suerte, aunque hasta hace poco no lo era. Eso da lugar a que algunas marcas quieran ir más allá, hasta los dos e incluso tres días de batería, algo complicado de conseguir.

En el caso del Wiko View4, aunque la marca estipula una duración de tres días en su propia página web, nuestra experiencia nos dice que se mueve más bien en torno a las 48 horas. Depende del uso que le des, pero si entras a redes sociales varias horas al día y pasas una parte razonable de tu tiempo pegado al móvil, es complicado que llegues a los tres días, aunque si economizas mucho en brillo de pantalla y usas el modo ahorro, es posible.

Esto es un punto a favor de este teléfono, especialmente para aquellos usuarios cansados de tener que andar pegados al cargador, el enchufe o la Power Bank.

Carga de b4atería del Wiko View

Eso sí, hay que tener en cuenta que buena parte del secreto de la autonomía está en sus 5.000 mAh de capacidad de la pila, y eso tiene una consecuencia inmediata: la carga es algo más lenta de lo que sería deseable. Toma unas tres horas, y eso sin hacer uso de él en absoluto durante este tiempo.

Son 10W de potencia máxima lo que proporciona su cargador, algo que sabe a poco en un contexto en el que muchos dispositivos low cost vienen ya con 15 y hasta 20W de carga rápida.

Muy limitado en conectividad

En este apartado es donde se produce el gran tropiezo de este móvil, con algunas prestaciones que no están y que para muchos usuarios supondría descartarlo inmediatamente para su compra, una verdadera pena ya que en el resto de aspectos es bastante equilibrado.

El principal inconveniente es que este móvil no tiene chip NFC para pagos móviles. Bien es cierto que pocos móviles de menos de 200 euros lo tienen, aunque poco a poco van siendo más y más, sobre todo de Xioami y realme.

No podes hacer pagos móviles con él es un atraso si vienes de un teléfono que sí tenía NFC, y eso se nota cuando te acostumbras a pagar sin tener que sacar la cartera.

Fotos del diseño del Wiko View4

Otra pega que se le puede poner es que viene con microUSB, un estándar de conexión que poco a poco va quedando obsoleto. Son ya pocos los nuevos dispositivos que apuestan por él, así que tampoco se entiende que Wiko se haya estancado en este cable.

Por suerte, en la apuesta por estándares que van desapareciendo se mantiene el minijack, buenas noticias.

Fotos del diseño del Wiko View4

A medida que pase el tiempo será menos probable que alguien te pueda prestar un cargador si lo necesitas, pero es que además este tipo de puerto USB es algo más lento para transferir datos que el Tipo C.

Al menos sí que tiene Radio FM y Dual SIM, así que no se puede decir que el aparato de conectividad sea una debacle absoluta, aunque sí que es un punto negro en sus prestaciones.

Un buen móvil low cost que se enfrenta a una competencia feroz

En líneas generales, podemos decir que el Wiko View4 cumple sobradamente con las expectativas si tenemos en cuenta que su precio es muy inferior a los 200 euros. Es una franja muy competitiva, con varios móviles Xiaomi que arrasan en ventas y que le superan en cosas como la carga rápida o la resolución de pantalla.

Sin embargo, pese a que la marca asiática es la vara de medir inevitable, no todo puede compararse a sus móviles ni sus teléfonos son los mejores en cada apartado. Por ejemplo, la batería del Wiko View4 es seguramente de las mejores que puedas encontrar por el precio que tiene.

Fotos del diseño del Wiko View4

Su diseño es bastante atractivo a la vez que resistente, así que en el apartado estético no se le pueden poner pegas.

A día de hoy, el principal problema que tiene no es quizás la competencia de otros móviles similares, sino que por muy poco más puedes conseguir ya móviles con carga rápida y NFC, por poner un ejemplo de dos cosas que hemos echado muy de menos.