Skip to main content

Xiaomi Mi 10 Pro, análisis y opinión

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Lo mejor

  • Pantalla y refresco
  • Cámara principal y telefoto 2x
  • Rendimiento
  • Velocidad de carga

Lo peor

  • Precio
  • Telefoto 5x no muy nítido
  • Extremadamente resbaladizo
  • Colocación de altavoces

10/04/2020 - 08:00

Xiaomi se aleja de su mantra de flagship killer con un móvil que cuesta 999. Es una cantidad elevadísima, pero como os contamos a lo largo del análisis del Xiaomi Mi 10 Pro, parece que la cifra está totalmente justificada viendo el rendimiento del procesador, cámara, pantalla y, sobre todo, otros detalles que solo encontrábamos en la gama premium. Xiaomi cumple 10 años en el negocio de los móviles, y lo quieren 'celebrar'.

Era uno de los móviles más esperados de estos primeros meses del año y, por fin, ya está aquí. Había rumores sobre un móvil premium -de verdad- y una significativa subida de precio en el modelo tope de gama. Al final, esos rumores han terminado siendo verdad en el caso del Xiaomi Mi 10 Pro.

Xiaomi es la marca que desbancó a OnePlus como la ‘flagship killer’. Ofrecían móviles con muy buenas prestaciones, pero a un precio ridículo si lo comparábamos con la Samsung, Huawei, Apple de turno.

Las cosas han cambiado y ya no necesitan ser ese tipo de marca. Traducción: el Mi 10 Pro coquetea con los 1.000 euros, y a continuación vamos a ver si está justificado.

  Xiaomi Mi 10 Pro
Pantalla Panel SuperAMOLED de 6,67”
Resolución de 2.340 x 1.080 píxeles
386 píxeles por pulgada
Relación de aspecto 19,5:9
89,8% de pantalla/frontal
DCI-P3, 100% sRGB, NTSC
HDR10+
Refresco de 90 Hz
Touch-sensing de 180 Hz
Procesador Snapdragon 865
Memoria RAM 8 GB LPDDR5
GPU Adreno 650
Almacenamiento 256 GB UFS 3.0
Batería 4.500 mAh
Carga rápida de 50 W P.D. 3.0
Carga inalámbrica rápida 30 W
Carga inversa inalámbrica de 5 W
Cámaras principales Principal - 108 Mpx f1.7 OIS
Telefoto 2x óptico - 12 Mpx f2.0
Telefoto 5x - 8 Mpx f2.0 OIS, 10x híbrido
Gran angular - 20 Mpx f2.2
Cámara frontal 20 Mpx f2.0
Dimensiones y peso 162,5 x 74,8 x 9 mm
208 gramos
Sistema operativo Android 10 + MIUI 11
Conectividad NFC y pagos inalámbricos
Wi-Fi b/g/n/ac 2,4 GHz / 5 GHz
Emisor IR
Precio 999 euros

Análisis del Xiaomi Mi 10 Pro por apartados:

Un diseño elegante, pero extremadamente resbaladizo y aparatoso

Arrancamos el análisis del Xiaomi Mi 10 Pro hablando, como siempre, del diseño. Y, en este sentido, tenemos poco que rascar, ya que salta a la vista que el terminal se pasa a la gama premium no solo por el precio, sino por la estética.

Estamos ante un móvil que cuenta con un formato todo pantalla sin notch ni cámara frontal pop-up. Esta cámara frontal (simple, no doble como en algunos dispositivos como los nuevos P40 Pro de Huawei) está en un orificio en la parte superior izquierda.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

El frontal está realmente aprovechado con un marco superior mínimo (prácticamente solo para meter el auricular de llamadas), unos marcos laterales muy compactos y una barbilla algo más ancha, pero que no desentona en absoluto. La pantalla 'desborda' en los laterales y el sentimiento es el de tener un móvil muy premium entre manos.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Antes de dar la vuelta al terminal, vamos a los laterales. En el izquierdo no tenemos absolutamente nada, simplemente las dos antenas móviles... y ya. En el derecho contamos con el botón de bloqueo y el de subir/bajar volumen). 

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

En la parte superior tenemos un altavoz, un micrófono y un emisor IR del que no se olvida Xiaomi.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

En la parte inferior tenemos otro altavoz, el puerto USB Tipo-C, otro micrófono y la ranura para la tarjeta nanoSIM. Estos marcos son de aluminio cromado, dando un aspecto elevando al terminal.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Si nos vamos a la trasera, hay algo más que contar. Para empezar, llama la atención el módulo de cámara. Cuatro sensores y un flash que están dispuestos de forma extraña (con tres de ellos unidos y uno 'suelto'). Este módulo sobresale lo suyo y se nota tanto en la mano como, sobre todo, al dejarlo en una superficie.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

La buena noticia es que el cristal de la cámara está protegido por un marco de aluminio que no sobresale ni un milímetro, pero sí lo suficiente para que ese cristal no se raye al dejar el móvil en una mesa. Eso sí, que sobresale es un hecho.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

La trasera es de cristal, pero, como veis, no es brillante como en otros móviles, sumándose así a ese cristal con textura que puso de moda el Pixel 3 y que tan agradable es al tacto. 

Esto tiene algo bueno... y algo no tan bueno. Lo bueno es que, aunque las huellas se siguen quedando pegadas, no es un móvil tan 'sucio' como otros.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Lo malo es que es extremadamente resbaladizo tanto por el acabado como por lo anchote que es. Es grande sí, y es innegable. Las 6,67” deben notarse en algún lado y, además, el formato 19,5:9 hace que el móvil sea más ancho. El peso, de más de 200 gramos, tampoco ayuda.

Con esto queremos decir que es un móvil premium en su aspecto y diseño, y muy bien 'rematado', pero cuidado al dejarlo en una superficie. No se nos ha caído y no es tan 'peligroso' como el Xperia 1, pero sí hemos visto que ha ido patinando poco a poco sobre el sofá con el suelo como destino... de no haberlo detenido a tiempo. Y sí, ahí nos acordamos de que son 1.000 euros.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Otro detalle es que no tiene protección IP68. Muchos móviles resistentes al agua pero no cuentan con la certificación debido a que cuesta un dinero. Es algo que salta a la vista cuando abrimos el compartimento de la SIM de un P30 Pro y del Mi 10 Pro, sin esa banda de goma roja que protege frente a entradas de agua.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

El terminal de Xiaomi cuenta con protección P2i, una protección contra salpicaduras y lluvia suave que vemos en muchos modelos de la compañía china, pero costando 1.000 euros, nos habría gustado encontrar una protección a la altura del precio... y de la gama a la que ahora pertenece.

Pantalla top a la altura de su gama

El Mi 10 Pro es grande, muy grande, y gran parte de la culpa es de la pantalla. Tenemos una diagonal de 6,67" con una relación del 89,8% pantalla/cuerpo. La pantalla cuenta con una curvatura en los laterales y, aunque no es esa 'cascada' que tienen otros modelos, es imposible obviarla.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Lo primero porque, evidentemente, salta a la vista. Confiere al terminal un toque premium que va a juego con los materiales y la parte trasera, pero también destaca porque hay acciones en las que esa curvatura se traduce en pulsaciones involuntarias. Por ejemplo, jugando a shooters me he encontrado apuntando al suelo sin querer, y haciendo fotos también he pulsado esa zona curvada, haciendo que el punto de enfoque fallara.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

No es algo que me haya pasado ni cada vez que he jugado ni cada vez que he hecho fotos, pero como tampoco me ha pasado solo una vez, creo que es digno de mención.

Ahora bien, si nos vamos a la resolución y sensaciones con la pantalla, solo tenemos buenas palabras. Xiaomi ha montado un panel SuperAMOLED con una resolución de 2.340 x 1.080 píxeles. Es el panel FullHD+ SuperAMOLED que montan en todos sus modelos, y la densidad en el tamaño de este caso es de 386 píxeles por pulgada.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

No es la más alta que hemos visto recientemente, pero lo cierto es que hay que ponerse quisquilloso para distinguir los píxeles y, además, si la resolución fuera QHD+... se le haría un flaco favor a la batería (de la que hablaremos más adelante).

Los ángulos de visionado son más que buenos, la curvatura no produce sombras en los laterales y el brillo máximo es suficiente tanto en exteriores como en interiores a plena luz del Sol. Además, el modo de brillo automático calcula bien la luz y funciona de manera efectiva.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Tenemos HDR10+, podemos ver contenido HDR sin problemas y, al contar con ese tamaño de pantalla, brillo y panel AMOLED, lo cierto es que es placentero ver Netflix, por ejemplo, en el terminal.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

A nivel de configuración, Xiaomi nos permite personalizar bastante la experiencia tanto por los diferentes modos de 'pantalla siempre encendida' como por la calibración de color (con modo "mejorado", original, P3, HSV y sRGB, estos dos últimos, además, configurables totalmente).

Contamos con modo oscuro, modo lectura y algo muy interesante, un modo 'parpadeo' que reduce la fatiga visual cuando el baja del 50%.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Ahora bien, la guinda la pone el refresco del panel. Con 90 Hz, Xiaomi se suma a esos fabricantes que están ofreciendo tasas de refresco por encima de los clásicos 60 Hz. El resultado son unas animaciones más fluidas y, por tanto, una mayor sensación de 'rapidez' del sistema, pero también es algo que influye en videojuegos adaptados a esta frecuencia y a aplicaciones del día a día, como redes sociales en las que realizamos scroll.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Además, aunque esto es más complicado de describir y percibir en muchas ocasiones, la pantalla tiene un muestreo de 180 Hz. Esto significa que el panel se refresca 180 veces por segundo para que, cuando realizamos una pulsación, la orden del dedo llegue antes a la pantalla. Esto afecta a la experiencia general, pero sobre todo a los videojuegos de acción en primera persona.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Y, hablando de videojuegos y contenido, ¿molesta el orificio? Depende de a quién preguntes. A mí, desde luego, no. Cuando juego o veo una serie, queda en la parte superior, y no en la inferior debido a que doy la vuelta al terminal para aprovechar los altavoces, y realmente consigo 'olvidarme' del orificio.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Me molesta más, por ejemplo, que los juegos sigan sin estar adaptados a algunos de los formatos más populares actualmente, como los 19,5:9, ya que hay contenido en las esquinas que nos 'perdemos'. Eso, claro, no es culpa de la compañía, pero está ahí.

Rendimiento fuera de toda duda: Snapdragon 865 y memoria ultrarrápida

Entre otros elementos (la pantalla o la cámara, por ejemplo), el culpable del aumento de precio es el Snapdragon 865. De hecho, es el principal culpable. Cuando Xiaomi presentó su nuevo SoC, Xiaomi fue de las primeras en anotarse el tanto y anunciar que serían de los primeros en montar el procesador.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Los rumores apuntaban que los móviles con este SoC serían más caros que los de la generación anterior (Snapdragon 855), y más que el aumento de potencia, el culpable es el módem. Hace unos días os contamos que Qualcomm obliga (y debido a su posición en el mercado, tienen todas las de ganar) a que cualquier fabricante que use su Snapdragon 865 monte el módem 5G X55.

El nuevo SoC tiene módem 5G integrado, por lo que los fabricantes deben 'comprar' el chip Snapdragon 865 y no el módem por separado como pasaba cuando queríamos 5G en un móvil con Snapdragon 855 / 855+. 

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

El sobreprecio en otros móviles 5G con este chip (Samsung S20 5G en Estados Unidos, por ejemplo), no ha sido tan acusado como en el Xiaomi Mi 10 Pro, pero bueno, hecho está y los 999 euros están ahí. Así que, sí, el Mi 10 Pro es compatible con redes 5G, pero en España, al menos, eso sigue siendo una anécdota más que una realidad debido principalmente a que el despliegue todavía está en ciernes.

Dicho esto, vamos con la potencia... y la comparativa con algunos de los móviles más potentes/rápidos de los últimos meses:

Benchmarks Xiaomi Mi 10 Pro
SD 865
Galaxy S20 Ultra
Exynos 990
Mate 30 Pro
Modo Rendimiento
Kirin 990
Pixel 4 XL
SD855
OnePlus 7T Pro
SD855+
GeekBench 4 Single 4.229 5.024 3.927 2.862 3.573
GeekBench 4 Multi 13.208 11.966 12.343 9.432 11.079
GeekBench 5 Single 899 926 785 524 760
GeekBench 5 Multi 3.284 2.818 3.085 1.927 2.679
Antutu 8 600.659 519.317 461.141 423.906 447.243
PCMark 10.692 10.772 10.429 9.465 10.598
3DMark OpenGL 7.133 6.875 6.042 4.640 6.154
3DMark Vulkan 6.547 6.480 5.564 4.130 5.330

El Xiaomi Mi 10 Pro es el primer móvil que analizamos este año con Snapdragon 865, y por eso esta comparativa es tan interesante. Sí, sabemos perfectamente que estos números de los benchmarks no lo son todo, pero podemos sacar algunas conclusiones de estos resultados con el Exynos, Kirin y Snapdragon tope de gama de este año:

  • Exynos: destaca, sobre todo, por la potencia de computación de un núcleo, pero la GPU Malí también ha mejorado lo suyo respecto a la generación anterior.
  • Kirin: Es un procesador que en multinúcleo sigue siendo una bestia y que, además, está apoyado por unos accesos muy rápidos a la memoria y una doble NPU para la inteligencia artificial y liberar al procesador de dichos cálculos.
  • Snapdragon: en un núcleo no es el más fuerte, pero en multinúcleo y, sobre todo, a nivel de GPU es... sencillamente espectacular.

Tras esta reflexión, seguimos con la review del Xiaomi Mi 10 Pro. El Snapdragon 865 en el terminal de Xiaomi está apoyado por una memoria RAM LPDDR5 de 8 GB. Es una nueva generación de memoria con una velocidad un 29% más rápida que la generación anterior, 5.500 Mb/s con un ancho de banda de 44 GB/s. Estos números son impresionantes y, además, hay memorias LPDDR en Ultrabooks más lentas que la LPDDR5 que monta el Mi 10 Pro.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

El Snapdragon 865, la pantalla de 90 Hz y la memoria LPDDR5 son tres claves para tener la sensación de velocidad y fluidez que ofrece el Mi 10 Pro, y por si fuera poco, el terminal cuenta con memoria de almacenamiento UFS 3.0.

Tenemos 256 GB, que no podemos ampliar mediante microSD, y la velocidad es la siguiente:

  Xiaomi Mi 10 Pro
UFS 3.0 + LPDDR5
Samsung Galaxy S20 Ultra
UFS 3.0 + LPDDR5
Huawei Mate 30 Pro
UFS 3.0 + LPDDR4X
OnePlus7T Pro
UFS 3.0 + LPDDR4X
Escritura secuencial 488,26 MB/s 197,37 MB/s 213,63 MB/s 223,95 MB/s
Lectura secuencial 1,02 GB/s 710 MB/s 1,14 GB/s 753,72 MB/s
Escritura aleatoria 32,15 MB/s 19,72 MB/s 38,09 MB/s 13,13 MB/s
Lectura aleatoria 20,20 MB/s 15,31 MB/s 23,63 MB/s 13,13 MB/s
Velocidad de copia en memoria 10,39 GB/s 10,83 GB/s 11,78 GB/s 10,08 GB/s

Es otro apartado en el que no solo están a la altura, sino por encima de competidores directos, y lo más importante es que es algo que influye, directamente, en la percepción de rendimiento por parte del usuario.

Todo lo que hacemos con el móvil va extremadamente fluido, desde abrir aplicaciones nuevas hasta reanudar Twitter en segundo plano. No hay esperas, las animaciones son fluidas y la potencia, los 90 Hz de la pantalla y el rápido acceso a la memoria y la caché permiten una experiencia fantástica. 

Ahora bien, ¿qué uso le hemos dado al Mi 10 Pro? Algo que me encanta es editar fotografías, y es algo que el móvil me permite hacer de forma cómoda tumbado en el sofá. Con Photoshop Express, el móvil no se inmuta con archivos RAW de más de 50 MB.

He estado utilizando el Mi 10 Pro para redes sociales, pero evidentemente también para jugar, y aquí puedo decir que el terminal se comporta sin fisura alguna, a la altura de su procesador. Fortnite, PUBG o Call of Duty Online son algunos de los juegos más exigentes en Android, y el rendimiento es muy bueno en todo momento.

En PUBG podemos seleccionar los gráficos en la configuración más alta sin que el móvil se resienta y, aunque no tiene un 'modo juego'para monitorizar parámetros o forzar que todos los recursos del teléfono se enfoquen en el juego, sí tenemos una configuración para que, mientras jugamos, no haya acciones multigestos que se activen por error o llamadas que interrumpan la sesión.

A nivel de gestión de temperatura, el Mi 10 Pro también se porta bien. Según Xiaomi, tiene la placa de conducción y disipación con cámara de vapor más grande que han utilizado hasta ahora, y en nuestras pruebas, no hemos notado calentamiento en ningún momento.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Evidentemente, al jugar a títulos exigentes, la temperatura aumenta, pero ni hay pérdida de rendimiento... ni es una temperatura que notemos en la mano. De hecho, ese aumento de temperatura también está condicionado porque nosotros estamos cubriendo el terminal con nuestras manos.

Hay otros detalles de gama alta que encontramos en el terminal. Xiaomi ha sustituido el motor de vibración por un sistema háptico. Esto genera una vibración con diferentes niveles de intensidad por todo el terminal, produciendo una sensación satisfactoria. En juegos compatibles, también es algo que se agradece.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

En pocas palabras, lo nuevo de Xiaomi es una bestia en lo que a rendimiento se refiere, y la experiencia de usuario también es muy buena, incluso con MIUI.

Android 10 vuela con MIUI 11 y la memoria UFS 3.0

MIUI es una capa de personalización de las más veteranas de Android (de las que siguen en activo, claro), y con los años se ha ido optimizando para ser menos pesada sin perder un ápice de su personalidad. De hecho, poco a poco ha dejado de ser menos iOS para ser algo diferente y ofrecer un valor por sí misma.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

MIUI 11 es la última versión del sistema de Xiaomi y, en esta ocasión, corre sobre Android 10. Esto significa que el terminal está al día en lo que a parches de seguridad se refiere, pero si no tuviésemos Android 10, la verdad es que tampoco importaría mucho al ser MIUI un sistema que 'toca' profundamente la base de Android.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Tenemos un montón de opciones para configurar la pantalla principal, la pantalla en reposo, iconos, accesos rápidos a apps como la cámara, notificaciones como MIUI o como se muestran en Android y otra serie de opciones y parámetros tanto estéticos como funcionales para personalizar el móvil al gusto del usuario.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

El rendimiento es bueno, el móvil va, como hemos dicho, muy fluido y lo cierto es que no podemos poner muchas pegas a MIUI, aunque las tiene. Por ejemplo, el desbloqueo con huella es lento y falla algunas veces cuando, con la pantalla apagada, ponemos el pulgar en el sitio concreto de la huella. Cuando la pantalla está encendida y pulsamos, no hay problema alguno.

También tenemos desbloqueo con foto de Android, el desbloqueo 2D, y aunque funciona realmente bien, ya sabemos que no es lo más seguro del mundo...

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Por otro lado, se echa de menos el cajón de notificaciones que otras capas de personalización tienen y que, además, MIUI for POCO no ha olvidado. Hay que conformarse con las carpetas, pero los que tengáis la manía de tener muchas aplicaciones, y solo unas pocas en la pantalla principal, ya os podéis ir olvidando.

Por supuesto, para este análisis del Mi 10 Pro hemos contado con la misma versión que veremos en nuestro país con la ROM Global y todos los servicios móviles de Google instalados. Las traducciones son buenas, no hay elementos en chino o inglés... y todo funciona como se espera en un móvil que se lanza en nuestro territorio.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Y no, como se puede ver en las diferentes imágenes, tenemos notificaciones. En los Xiaomi del año pasado sin notch, las notificaciones daban muchísimos problemas. Es algo que Xiaomi fue mejorando, pero no terminó de arreglar del todo. Con el orificio en la pantalla parece que no tienen ese problema y todos los avisos se muestran como deben.

De hecho, podemos personalizar las notificaciones por app, por hora de recepción o por número de notificaciones. Hablando de notch, podemos esconder el orificio pintando una barra negra con o sin notificaciones.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Y... ¡por cierto! A la hora de configurar el móvil, el Mi 10 Pro es de los primeros que nos permite poner otro navegador predeterminado que no sea Chrome. Las opciones son Qwant, Info.com o DuckDuckGo. Eso sí, el bloatware como Facebook o eBay, y todas las apps de Xiaomi, sigue ahí, aunque por suerte se desinstala fácil.

108 Mpx y un sorprendente zoom para retratos, pero otras dos lentes que no dan la talla

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Uno de los elementos, además del Snapdragon 865, que más destaca del Mi 10 Pro es su apartado fotográfico. La compañía china ha armado hasta los dientes al Mi 10 Pro y, aunque los resultados no son malos, sí están lejos de los mejores móviles fotográficos del mercado, y de los que luchan en este rango de los 1.000 euros.

Camara

La cámara es el motivo más importante para cambiar de móvil cada generación, y el terminal ofrece unos resultados mixtos. Antes de pasar al análisis de la cámara del Mi 10 Pro, veamos cuáles son sus armas:

  Mi 10 Pro Mi Note 10 Pro
Cámara principal Sensor - 108 Mpx
Angular equivalente - 25 mm
Apertura - f1.7
Tamaño del sensor - 1/1,33"
OIS
Enfoque láser y PDAF
Telefoto 2x óptico Sensor - 12 Mpx
Angular equivalente - 50 mm
Apertura - f2.0
Tamaño del sensor - 1/2,6"
Enfoque PDAF dual pixel
Telefoto 5x Sensor - 8 Mpx
Angular equivalente - 125 mm
Angular equivalente óptico - 95 mm
Apertura - f2.0
Tamaño del sensor - 1/4,4"
OIS
Enfoque láser y PDAF
Sensor - 5 Mpx
Angular equivalente - 125 mm
Apertura - f2.0
OIS
Enfoque láser PDAF
Gran angular Sensor - 20 Mpx
Angular equivalente - 13 mm
Apertura - f2.2
Tamaño del sensor - 1/2,8"
Macro Usa el gran angular Sensor - 2 Mpx
​​​​​​Apertura - f2.4

Como veis, aunque en precio y prestaciones no tengan nada que ver, es conveniente comparar el Mi Note 10 con el Mi 10 Pro. los sensores que montan son idénticos y, exceptuando que el Mi 10 Pro no tiene lente macro y cuenta con unos megapíxeles más en el telefoto 5x, por lo demás (tamaño de pixel, tamaño de sensor, megapíxeles, apertura, tecnología de enfoque y estabilización), sin iguales.

Cámara principal, la de 108 megapíxeles

Vamos a empezar a hablar de la cámara de 108 megapíxeles del Mi 10 Pro diciendo que, en nuestras pruebas, el resultado es tremendamente satisfactorio, pero usar la cámara con todos sus megapíxeles depende de las condiciones de luz. Y es que, podemos disparar a 108 megapíxeles, con lo que obtenemos una imagen enorme de 10.032 x 9.024 píxeles en formato 4:3.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Esta resolución está bien para conseguir, si tenemos buen pulso, unas imágenes muy nítidas con las que podemos hacer un impresionante recorte al 100% sin perder calidad. El trato del color es bueno, así como su solvencia a la hora de calcular las altas luces y las sombras, obteniendo un buen rango dinámico, pero no podemos tirar en ráfaga ni usar la IA o el HDR.

Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Angular
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Gran angular

Ahora bien, podemos disparar (y, de hecho, lo prefiero), a unos 27 megapíxeles con una imagen resultante de 5.792 x 4.344 píxeles en 4:3. En este modo, los píxeles se 'unen' para formar un píxel más grande y, así, conseguir mejorar más el rango dinámico, reducir el ruido en condiciones de poca luz al tirar menos de ISO elevado y, además, tenemos HDR, posibilidad de ráfagas y de los cálculos de la IA.

Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
27 Mpx HDR
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
108 Mpx
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro

El resultado con ambos modos en las condiciones idóneas es muy bueno, pero debido al rango dinámico de las fotos a 20 Mpx y al HDR automático, que funciona bien, prefiero dejar los 108 megapíxeles para casos muy concretos en los que necesite una imagen enorme para realizar un recorte.

En interiores, el Mi 10 Pro se porta bien, con un buen nivel de detalle y controlando el ruido. Tiene apertura f1.7, por lo que no es un problema que la habitación no esté muy iluminada. Eso sí, me he encontrado problemas en el enfoque de objetos a una distancia de unos 50 centímetros con el objetivo principal y condiciones de media luz. Es curioso porque seleccionando la zona de enfoque, tiene problemas, pero si dejamos que enfoque a su aire, suele hacerlo bien. 

Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Modo noche
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Modo auto
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro

Se nota que el Snapdragon 865 es un chip muy capaz. En el análisis del Mi Note 10 Pro os contamos que el móvil tardaba unos 7 segundos en procesar una foto de 108 megapíxeles, impidiendo hacer más en el proceso. Eso no pasa en el Mi 10 Pro. Podemos hacer una foto por segundo en modo 108 Mpx y el procesado se realiza en segundo plano, en la galería.

Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Modo auto
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Modo noche

Ya que estamos con las fotos con poca luz, en el modo noche, Xiaomi sigue floja respecto a sus rivales. Las fotografías pecan de exceso de ruido en las situaciones más complicadas y, realmente, en el resto el modo auto de la cámara principal en el modo 'normal' con IA, resuelve la papeleta casi de igual manera. En el modo noche solo podemos usar la cámara principal tanto en 1x como en 2x, aplicando un zoom digital.

Telefoto 2x para retratos

Otro de los sensores es el telefoto 2x, y este me ha encantado. Cuenta con 12 megapíxeles f2.0 y, la verdad, lo único que echo en falta es el estabilizador óptico para que sea una lente... perfecta. Es la indicada para los retratos y, de hecho, la que se activa por defecto en este modo, y la cantidad de luz que maneja, el detalle que consigue y el rendimiento, incluso en condiciones de poca luz, es excelente.

Análisis telefoto 2x Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis telefoto 2x Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis telefoto 2x Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis telefoto 2x Xiaomi Mi 10 Pro
Análisis telefoto 2x Xiaomi Mi 10 Pro

En retratos, tampoco se porta nada mal, con unos colores bien calculados la mayoría de ocasiones, un buen recorte y un desenfoque bastante natural.

Retrato Xiaomi Mi 10 Pro
2x
Retrato Xiaomi Mi 10 Pro
2x
Retrato Xiaomi Mi 10 Pro
2x
Retrato Xiaomi Mi 10 Pro
5x

Telefoto 5x con 10x híbrido

Y, dicho esto, toca explicar por qué los resultados de la cámara son mixtos. El objetivo 5x es algo engañoso. Y es que, para empezar, no es un 5x real, sino un 3,8x óptico más 1,2x digital para llegar a ese aumento por cinco. ¿Por qué, entonces, hablamos de 5x? Porque en la app de la cámara pasamos del 2x al 5x con un 'botón', pero debéis saber que se aplica zoom digital.

Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Gran angular
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Angular
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
2x
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
5x
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
108 Mpx
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Recorte

Además, este zoom nos permite llegar al 10x híbrido y, después, hasta un 50x, pero ahí es puramente digital. Los resultados del 5x son correctos con muy buenas condiciones de luz. Si no tenemos esas condiciones, el pequeño tamaño del sensor y los 8 megapíxeles producen imágenes poco nítidas.

Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Angular
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
5x
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
10x
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
50x

Como decimos, con las condiciones ideales, los resultados no están nada mal, y además es más interesante utilizar, en ciertos casos, el 5x que un recorte de 100% de una foto de 108 megapíxeles. Aquí tenéis algunos ejemplos:

Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
108 Mpx
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Recorte de la foto de 108 Mpx
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
3,8x óptico
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
5x

¿Es un mal sensor? No, pero a lo largo de estos meses hemos visto telefotos 5x que ofrecen mejores resultados, y ahora, por precio, estamos en todo nuestro derecho de comparar.

Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
Angular
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
5x
Análisis cámara Xiaomi Mi 10 Pro
10x

Además, este telefoto demuestra que un zoom de largo alcance funciona mejor con la tecnología telescópica de lentes de algunos fabricantes, y no con el método que ha utilizado Xiaomi.

Gran angular con macro

Por último, tenemos el gran angular. Es el sensor que está separado del resto del módulo y, de hecho, se siente así. El gran angular me parece muy interesante en móviles de gama media ya que, para meter teleobjetivos 2x con dudosa calidad, mejor un gran angular que tenga buena nitidez y ofrezca posibilidades artísticas.

El gran angular de 20 megapíxeles tiene nitidez con buenas condiciones de luz, es innegable, pero lo cierto es que se nota que la imagen está muy procesada debido al pequeño tamaño del sensor. En interiores, flaquea algo más debido a que el ruido aparece enseguida.

Gran angular Xiaomi Mi 10 Pro

Los colores, además, no están a la altura de los que conseguimos con el sensor principal o el telefoto en cualquiera de sus versiones. Es un sensor que... bueno, para hacer fotos al aire libre y tomarnos libertades estéticas, ahí está, pero no es el más destacable.

Para 'redondear', este gran angular permite enfocar desde una distancia muy pequeña, como todos los grandes angulares, y es el que usa Xiaomi para suplir la ausencia de un modo macro. La definición no es la mejor del mundo, ni es el mejor macro 'falso' en la gama alta, pero cumple para ciertas ocasiones.

Además, entre un sensor dedicado con 2 megapíxeles o que sea el gran angular el que se camufle de macro, prefiero la solución del Mi 10 Pro.

Cámara frontal

Aquí hay menos de lo que hablar. Tenemos un sensor único de 20 megapíxeles con enfoque al infinito que nos ofrece resultados notables con buena luz. El contraste es bueno y podemos hacer fotos tanto en modo 'normal' como en modo retrato y HDR.

El desenfoque del fondo es, evidentemente, mediante software, pero gracias a que la app de la propia cámara nos deja seleccionar la apertura para el desenfoque, podemos editar la imagen para que quede lo menos falsa posible.

Modo retrato Xiaomi Mi 10 Pro
Modo retrato Xiaomi Mi 10 Pro

Podemos activar la IA, pero lo cierto es que no hace demasiado, ya que algo útil sería que notara que es un retrato y aplicara desenfoque, pero no lo hace. 

Vídeo con numerosas opciones y 8K

Terminamos el análisis de la cámara del Xiaomi Mi 10 Pro hablando, como es habitual, del vídeo, y buenas noticias en este apartado. Podemos grabar vídeo con las cuatro cámaras, así como con el modo macro para los que os sintáis más creativos.

  • Con el principal y gran angular, podemos grabar hasta en 4K60 con estabilización óptica al grabar a 30 fps... y digital cuando grabamos a 60 fps.
  • Con el telefoto 2x y 5x, podemos grabar como máximo a 4K30. 
  • Tenemos un modo súper estable que aplica un pequeño zoom digital con el sensor principal. Solo podemos usar este modo con el principal.
  • También podemos grabar a 8K con el sensor principal, con el 2x y con el 5x. Son solo 6 minutos y la estabilización no es nada del otro mundo, pero aun así... no está mal, tiene estabilización y lo cierto es que la nitidez a plena luz es espectacular.
  • Otra opción es grabar con un zoom 6x. Es el máximo, de hecho.

Por lo demás, la app de la cámara es intuitiva para el vídeo y tenemos diferentes modos para grabar vlogs, la opción de poner bandas negras al vídeo y las diferentes opciones de resolución al alcance de un par de 'clics' con el dedo, sin necesidad de ir al siempre molesto apartado de configuración.

100% de batería en unos 40 minutos y una autonomía que depende de la pantalla y su refresco

Las cámaras son importantes, pero sin una batería que nos permita llegar de forma solvente al final del día... dan un poco igual, sobre todo al salir de viaje. El Mi 10 Pro cuenta con una batería de 4.500 mAh, una capacidad que no está mal y que está en línea con lo que ofrecen terminales de su gama, pero que teniendo en cuenta el tamaño del móvil, se nos antoja algo corta.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

El Snapdragon 865, la enorme pantalla y, sobre todo, los 90 Hz y el modo de pantalla siempre encendida, consume recursos de la batería (y muchos), por eso habríamos agradecido los 5.000 mAh. En nuestro uso (intenso con modo always on display, redes sociales, música en streaming, vídeo ocasional, videojuegos y los 90 Hz siempre activados), hemos llegado al final del día, pero sin alardes. 

Sí o sí, cada noche debemos ponerlo a cargar. Activando el refresco a 60 Hz y desactivando la pantalla 'siempre encendida' conseguimos estirar la autonomía hasta el medio día del día siguiente. Al final del día, tenemos unos datos de unas 5 horas de pantalla, pero lo bueno es que, si llevamos el cargador correcto encima, una carga completa no tarda prácticamente nada.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Con el cargador de 65 W que viene en el paquete con carga PD 3.0, hemos obtenido la carga del 50% de batería en solo 14 minutos, con una carga completa en apenas 43 minutos. Realmente, es adictivo ver el porcentaje de carga del móvil mientras está enchufado a la corriente, aunque solo sea una animación.

Carga Mi 10 Pro

Además de mediante el USB Tipo-C, podemos cargar el móvil mediante un cargador inalámbrico Qi de 30 W de Xiaomi. Eso sí, se puede cargar en otros cargadores Qi (de hecho, lo hemos hecho en uno de otra marca), pero el resultado es más lento que en el oficial de la compañía china.

En nuestro cargador Qi de 30 W, el 50% se consigue en una una hora y siete minutos, con un 100% en dos horas y 35 minutos. La carga inalámbrica no es para un apuro, sino para dejar el móvil en una superficie mientras trabajamos o al llegar a casa, pero aun así, no está mal.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Es una de las baterías más sorprendentes, por su tiempo de carga, que han pasado por nuestro laboratorio, y la guinda es que también soporta la carga inversa. Con 4.500 mAh, el Mi 10 Pro no está para regalar batería, pero podemos cargar, sin problema, dispositivos mediante cable Tipo-C (otro móvil, directamente) o mediante Qi. 

Apoyando el dispositivo Qi que queramos en la parte trasera del Mi 10 Pro, y activando la opción correspondiente en la configuración de batería, el móvil empieza a cargar los auriculares, reloj... 

Dos altavoces para un sonido muy potente, aunque con una posición mejorable

En la gama media o media-premium, a lo mejor no es tan necesario ponerse quisquillosos con el sonido, pero cuando hablamos de prácticamente 1.000 euros, sí es algo a lo que debemos prestar atención. Lo primero, el Mi 10 Pro no cuenta con jack de auriculares, y lo cierto es que muchas veces no está justificado, pero en este terminal... sí.

La zona de marco que no está ocupada por un puerto o altavoz, tiene una cámara debajo (ya sean las traseras o la frontal), por lo que no entra ese puerto. Una vez dicho esto, debemos decir que el sonido que arroja el terminal es... excelente.

Contamos con dos altavoces, uno en la parte superior y otro en la inferior, y el superior no utiliza el altavoz del auricular, sino que es un altavoz dedicado al sonido. Esto significa que tenemos un sonido más potente y nítido. En nuestras pruebas, tanto el altavoz superior como el inferior están al mismo nivel de potencia y nitidez.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

El sonido que conseguimos es muy cálido, ya que los graves y los medios, sobre todo, están muy presentes. Los agudos también aparecen sin distorsionar, incluso al 100% de volumen, pero lo recomendable es tener el volumen entre el 70 y el 80% para tener la mejor experiencia.

Podemos disfrutar de series y, sobre todo, videojuegos con un muy buen nivel y, de hecho, mejor que en consolas 'dedicadas', como Switch o PS Vita. Ahora bien, lo que no nos ha gustado es la ubicación. Cuando cogemos el móvil en vertical, no hay problema, pero cuando lo hacemos en horizontal, con la cámara frontal en la esquina inferior izquierda, tapamos los altavoces con las dos manos.

Esto se arregla fácilmente, dando la vuelta al terminal, pero la contra es que el orificio de la cámara queda en la esquina superior derecha.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Como he dicho, no me molesta el orificio, por lo que es algo que me da más igual, pero si no queréis ver ese elemento cuando jugáis o veis películas, y queréis un buen sonido, os va a tocar 'tragar'... o sacrificar el audio tapando los altavoces con las palmas de la mano.

Ahora sí, Xiaomi se apunta a la Champions League de los móviles, y eso se paga

'Mi Xiaomi hace lo mismo que tu iPhone/Samsung, pero cuesta la mitad', una frase que seguro más de uno habrá escuchado hasta la llegada de este Mi 10 Pro. Xiaomi ya no necesita eso, ya está asentada en el mercado y ha incluido algunas características que hacen que su nuevo flagship pase de ser un móvil muy potente con 'buena pantalla, buena cámara y buena batería' a algo más.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

Ese 'algo más' era lo que separaba los Mi X de los móviles premium de verdad. Nos referimos a la batería y su carga, a los materiales, a la sensación en la mano, a una cámara a la que hay que buscar las pegas, a un sistema que es de los más rápidos que hemos probado y a una pantalla que, definitivamente, está a la altura de las mejores.

Puede gustar más o menos, pero Xiaomi tiene a Redmi y Poco para que se 'peleen' en la gama de la relación calidad/precio. Como hemos visto en este análisis del Mi 10 Pro, este terminal juega en otra liga, en la de los móviles que se llaman 'Pro' y cuestan más de 900 euros y, definitivamente, tiene armas para competir de tú a tú.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

La cámara principal y el telefoto 2x son espectaculares, con una nitidez sorprendente incluso en condiciones de poca luz. Las otras dos (gran angular y zoom 5x) son un buen acompañamiento, pero, ahora sí, podemos decir que hay móviles de su gama que se defienden mejor en esos angulares. Con el Snapdragon 865 y la 'Trifuerza' junto a la memoria UFS 3.0 y la RAM LPDDR5, no hay ningún problema de rendimiento y, además, Android 10 con MIUI va muy, muy fluido.

Análisis Xiaomi Mi 10 Pro

La pantalla tiene algún 'pero' en términos de calibración de color si nos ponemos exigentes, pero los 90 Hz se agradecen muchísimo y, aunque la batería sufre más con esta tasa de refresco, en unos 40 minutos tenemos el 100% con el cargador incluido en la caja.

La pregunta no es tanto si el Xiaomi Mi 10 Pro vale lo que cuesta, sino si el usuario que ha considerado Xiaomi como una marca 'barata' se va a dejar llevar por los estereotipos sociales y se va a gastar esos 999 euros en un móvil que da un paso adelante frente a la generación anterior en todos los sentidos, pero que entra en una liga muy, muy complicada.

Nuestra valoración

Diseño

9/10

Pantalla

9/10

Hardware

10/10

Software

8/10

Cámara

9/10

Batería

9/10

Conectividad

9/10

Sonido

10/10

Nota técnica

92

Relación calidad/precio