Logo Computerhoy.com

Las red flags a la hora de comprar un móvil barato, qué deberías evitar

Foto del redactor Ilan K. Cherre

Redactor Colaborador

Tienda de smartphones

Reuters

Foto del redactor Ilan K. Cherre

Redactor Colaborador

Fíjate en estas características a la hora de comprar un móvil nuevo para evitar caer en las trampas que tienen los fabricantes.

Puede que estés buscando hacerte con un dispositivo móvil nuevo y tu presupuesto sea ajustado. En caso de encontrarte dentro de esta situación tenemos una mala noticia: comprar un móvil barato es extremadamente complicado. En la actualidad hay una enorme cantidad de opciones que hace que sea difícil elegir correctamente.

Aunque parezca mentira, es mucho más sencillo comprar un teléfono de gama alta que uno de gama media o gama de entrada. Los teléfonos de gama alta cuentan con características y especificaciones que les hacen únicos en cierta medida, permitiendo que sea sencillo diferenciarlos entre las diferentes propuestas de las distintas compañías.

Teniendo en cuenta esta situación vamos a ofrecerte una serie de elementos en los que tienes que fijarte antes de comprar un móvil barato. Estas características pueden ser consideradas como las “red flags” de los teléfonos móviles, indicando que lo más aconsejable es que se eviten en la mayoría de las situaciones.

Lógicamente, hay que matizar algo al respecto y es que, en caso de buscar dispositivos de gama de entrada, la mayoría de estos dispositivos estarán plagados de estas “red flags” y es perfectamente normal ya que nos encontramos ante dispositivos que cuentan con un precio extremadamente reducido, siendo pensados para usuarios nada exigentes.

Almacenamiento interno: más siempre es mejor

En pleno 2022 es inaceptable que algunos fabricantes sigan apostando por teléfonos móviles con 64 GB de almacenamiento en su interior. A nivel general nos encontramos con que con esa capacidad tendrás que andarte con cuidado para no llenar la memoria de fotografías, vídeos y música que puedas descargar de Spotify.

No hay que irse demasiado lejos en cuanto a la capacidad del dispositivo y, es que, con solo 128 GB se puede vivir algo más tranquilo. Además, una gran cantidad de dispositivos han descartado por completo las tarjetas microSD y, por lo tanto, siempre es mejor contar con un almacenamiento que parta de 128 GB para así ir más tranquilo.

Carga rápida con una potencia aceptable

Muchos teléfonos móviles baratos cuentan con baterías de 5.000 mAh que parecen inagotables, pero se agotan y cuando llega este temido momento lo mejor que se puede tener para paliar la situación es un cargador capaz de hacer frente a una batería de tal capacidad; por desgracia esto no ocurre en la mayoría de dispositivos.

Una enorme cantidad de móviles baratos cuentan con cargadores que tienen una capacidad de carga de 15 W o 18 W lo que hace que pasar del 0% al 100% en una batería de 5.000 mAh lleve cerca de tres horas. No es la mejor situación y por ello, lo mejor a la hora de buscar un móvil barato es ver que cuente con una carga rápida mínima de 20 W.

Pantalla: resolución y tecnología del panel

Siguiendo con las red flags de los teléfonos móviles baratos, una que se repite de forma constante y que puede ser de las más problemáticas es la resolución de la pantalla. Muchos teléfonos baratos optan por apostar por HD+ en lugar de Full HD+ y esto hace que, a la hora de consumir contenidos, no se pueda reproducir un vídeo a 1.920 x 1.080 píxeles.

En pleno 2022 no es aceptable que un teléfono cuente con una resolución como HD+ y, de hecho, el mínimo debería ser siempre Full HD+ ya que es el estándar a nivel general de las series, películas y vídeos de YouTube. La tecnología del panel es otra cuestión, aunque encontrar paneles AMOLED es complicado y un panel IPS bien calibrado es suficiente.

Procesador y RAM: versiones actuales, por favor

Posiblemente este apartado sea uno de los más complicados de enfrentar y el que más red flags concentre. Los fabricantes suelen integrar procesadores de hace varios años en sus dispositivos móviles baratos y, por desgracia, no hay mucho que se pueda hacer al respecto. Eso sí, antes de comprar un móvil lo mejor es consultar la fecha de lanzamiento del procesador.

En cuanto a la RAM lo que ocurre es que las versiones baratas suelen contar como base 4 GB y, por lo tanto, sufrirán mucho más el paso del tiempo que otros dispositivos que parten de 6 GB. Lo más recomendable en pleno 2022 es contar con 6 GB como la cantidad mínima para que aguante el paso del tiempo de la mejor forma posible.

Muchas cámaras no equivalen a mejores fotografías

Sí, los fabricantes emplean las cámaras como un apartado destinado a captar la atención de los usuarios. En los últimos lanzamientos lo que nos encontramos son móviles que cuentan con mínimo tres cámaras en su parte trasera y, aunque esto pueda parecer llamativo, lo cierto es que no lo es para nada.

De hecho, contar con muchas cámaras no es algo positivo y que vaya a mejorar la experiencia. Lo mejor a la hora de comprar un móvil barato es asegurarnos que tiene un sensor principal bueno y un ultra gran angular decente. Tener más cámaras no es un indicativo de mejor dispositivo y en caso de que ese sea el único elemento llamativo, lo mejor es huir y apostar por otro móvil nuevo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Smartphones