Logo Computerhoy.com

Prótesis y órganos artificiales: la nueva era de la medicina

Organos artificiales

La actualidad se está adentrando en nuevos horizontes sobre todo en el campo de la medicina. La ya tan mencionada bioimpresión para desarrollar prótesis u órganos artificial cada vez llama más fuerte a la puerta para dar comienzo a toda una revolución en el sector.

Imagina por un instante el siguiente planteamiento: ¿Qué pasaría si los médicos pudieran simplemente imprimir un riñón usando células del paciente, en lugar de tener que encontrar un donante compatible y esperar que el cuerpo de este no rechace el riñón trasplantado?

En la actualidad y a nivel mundial, muchas personas necesitan órganos críticos como riñones, corazones e hígados que podrían salvarles la vida. Sin embargo, debido a los recursos limitados, en la lista de espera mueren miles cada año.

Desde 2013, la cantidad total de pacientes que requieren un trasplante se ha duplicado, mientras que la cantidad de órganos de donantes disponibles se ha mantenido relativamente igual. 

Bioimpresión

A modo de ejemplo, datos recientes de la British Heart Foundation (BHF) mostraron que el número de pacientes que esperan un trasplante de corazón en el Reino Unido ha crecido un 162% en los últimos diez años.

La tecnología y la medicina han ido de la mano durante muchos años. Los avances constantes en el campo farmacéutico y médico han salvado millones de vidas y mejorado muchas otras y parece que la bioimpresión va a tener un largo recorrido en los próximos años.

Prótesis y órganos artificiales:

¿Qué es la bioimpresión de órganos o prótesis?

La bioimpresión de órganos es el uso de la tecnología de impresión 3D para ensamblar múltiples tipos de células, factores de crecimiento y biomateriales capa por capa para producir órganos bioartificiales que imitan a la perfección estética y funcionalmente a los órganos reales.

En lo que respecta al sector de la salud, estas impresoras innovadoras se pueden usar para crear implantes e incluso prótesis. Las prótesis impresas en 3D son cada vez más populares, ya que están completamente hechas a medida, con funcionalidades digitales que les permiten coincidir con las características de un individuo al milímetro. 

Un mini corazón bioimpreso en 3D

Para comenzar el proceso de bioimpresión de un órgano, y poniendo como ejemplo el logro de conseguir imprimir un pequeño corazón, el equipo de investigación de la Universidad de Boston lo creó utilizando una combinación de células cardiacas derivadas de células madre humanas y piezas acrílicas impresas en 3D a microescala.

Puede latir por sí solo, igual que un corazón humano, gracias a su tejido vivo y, tal y como afirman, les servirá de cara a futuras investigaciones sobre el funcionamiento del corazón en el cuerpo humano, especialmente en embriones.

Bioimpresión

"Se trata de un avance importante para el campo de la medicina regenerativa. La impresión 3D pretende ofrecer una serie de ventajas frente a los tejidos de ingeniería hechos a mano, como el escalado, una mayor precisión en el diseño y una disminución de los costes", explica el Profesor Anthony Atala, Director del Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa.

Impresión 3D para mejorar también la precirugía

Destacar que todo no se focaliza en generar nuevos órganos o prótesis y el uso de la impresión 3D para la planificación prequirúrgica también está cobrando impulso. Usar una réplica realista de la anatomía de un paciente permite a los cirujanos intentar procedimientos que antes no habrían podido realizar. 

La capacidad de planificar una cirugía compleja y entrenar antes del procedimiento mediante el uso de modelos impresos en 3D tiene el potencial no solo de aumentar las tasas de éxito, sino también de reducir el tiempo en el quirófano y el tiempo de recuperación y quién sabe si hasta nuevas técnicas.

Por el momento los científicos han podido crear vasos sanguíneos, ovarios sintéticos e incluso un páncreas. Estos órganos artificiales luego crecen dentro del cuerpo del paciente para reemplazar el original defectuoso. La capacidad de suministrar órganos artificiales que no son rechazados por el sistema inmunológico del cuerpo podría ser revolucionaria, salvando a millones de pacientes que dependen de trasplantes que salvan vidas cada año.

Actualmente, el mayor desafío es lograr que los órganos funcionen como deberían. A pesar de la enorme cantidad de progreso que se está logrando en este campo gran parte de los investigadores son conservadores con su estimación sobre la cantidad de años que quedan antes de que se puedan implantar órganos impresos en 3D en pleno funcionamiento en humanos.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Salud, 3D