Logo Computerhoy.com

Esta fue la primera calle iluminada artificialmente del mundo, gracias Thomas Alva Edison (y sin luces LED)

Esta fue la primera calle iluminada del mundo, gracias Thomas Alva Edison y sin luces LED

Getty Images

Thomas Alva Edison diseñó la primera estación eléctrica capaz de alimentar 7.200 bombillas incandescentes con seis dínamos y una potencia de 900 CV iluminaron la primera calle con luz artificial de la historia.

El 4 de septiembre de 1882 pasó a la historia cuando la calle Pearl Street del Distrito Financiero de Manhattan de Nueva York (Estados Unidos) se convirtió en la primera del mundo en ser iluminada artificialmente.

La ciudad de Nueva York instaló 7.200 lámparas incandescentes y una estación eléctrica de 900 CV de potencia. La idea fue de Thomas Alva Edison y contó con la colaboración de su equipo de investigadores.

La iluminación eléctrica mediante este sistema se diseñó a principios del siglo XIX y vivió numerosos cambios hasta encontrar el sistema más eficiente. Uno de ellos fue reemplazar las puntas de carbono para utilizarlas en exteriores o en espacios grandes en interiores.

El inventor se empezó a interesar en la iluminación eléctrica incandescente en 1878 y empezó a estudiar las opciones viables para llevar la tecnología a espacios en exteriores. Poco más de un año después, Edison diseñó la primera bombilla incandescente alimentada mediante energía eléctrica. 

Edison se convirtió en el padre del alumbrado público

Edison no se detuvo allí y empezó a trabajar en un sistema con el que generar, entregar y utilizar la energía eléctrica de forma controlada. El inventor estadounidense creó un circuito paralelo simple conocido como dínamo de voltaje constante.

El sistema establece una serie de conexiones mediante conductos subterráneos que permiten activar el alumbrado pulsando un simple interruptor. Nueva York fue el lugar de pruebas, pero Edison pensaba a lo grande y esperaba llevarlo a otras ciudades.

Thomas Alva Edison quería construir un sistema central a gran escala con el que demostrar que su proyecto era viable para salir al mercado. Pearl Street se convirtió en la primera central eléctrica permanente del mundo, la cual permitía suministrar luz a toda la calle. 

¿Por qué eligió Edison ese lugar?

El inventor quería demostrar que el proyecto era viable y eligió un área densamente poblada que contaba con viviendas residenciales y locales comerciales. La zona era una de las más activas de Nueva York y llegó a ser conocida como Primer Distrito gracias a su actividad comercial y a la concentración de muchos de los periódicos más influyentes de la ciudad.

La estación eléctrica de Pearl Street, conocida como Pearl Street Station, supuso todo un reto para Edison. Aquí tuvo que diseñar un sistema de 6 dínamos de voltaje constante de 27 toneladas. Cada dínamo podía suministrar energía eléctrica para alimentar 1.200 bombillas incandescentes. 

Bombilla LED junto a bombillas normales

La infraestructura estaba operada por Thomas Alva Edison y su empresa Edison Electric Illuminating Company, actualmente denominada Consolidated Edison. El 4 de septiembre de 1882 se produjo la presentación oficial: Edison dio la señal de pulsar el interruptor y se iluminaron 400 bombillas al unísono.

Este evento terminó siendo un éxito y se considera todo un hito de la historia. El inventor perfeccionó el sistema y construyó más estaciones de energía en otros puntos de la ciudad de Nueva York. El proyecto era imparable y Edison Electric Illuminating Company empezó a otorgar licencias para sistemas similares en América, Europa y Japón en la siguiente década.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Curiosidades, Estados Unidos, Inventos curiosos

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.