Skip to main content

Mejores series de Netflix, HBO y Amazon Prime Video para ver este fin de semana

Pose

21/06/2019 - 16:00

Poco a poco el catálogo de las principales plataformas de streaming se va llenando de interesantes novedades. Tras varios meses marcados por el sprint final de Juego de Tronos y la sorpresa de Chernobyl, las series se van diversificando de nuevo y la vida sigue como antes.

En este contexto, hay muchas y muy buenas series para ver este fin de semana en Netflix, en HBO o en Amazon Prime Video, los tres principales servicios de este tipo que operan ya en nuestro país.

Hablamos de estrenos recientes o de producciones que llevan varios años en su catálogo. Algunas de ellas han dado la campanada en las últumas semanas, generando polémicas sociales bastante agrias tanto en la calle como en los medios de comunicación, y no es de extrañar, es precisamente lo que sus productores buscaban.

Amazon Prime Video

Prueba gratis Amazon Prime Video

Ya puedes probar gratis durante un mes y sin compromiso de permanencia Amazon Prime Video. En esta plataforma puedes ver series como American Gods, Hanna y Jack Ryan, además de cientos de películas en exclusiva.

Si no sabes qué series ver este fin de semana en Netflix, HBO o Prime Video, te vamos a echar una mano con algunas recomendaciones. Hay un poco de todo, desde comedia hasta drama pasando por animación, porque como se suele decir “sobre gustos no hay nada escrito”.

Además de series o documentales de temporada única, también recomendamos algunas series con varias temporadas ya emitidas, por si prefieres tomártelo con calma e ir viéndolas a lo largo de varias semanas.

Pose (HBO)

Pose

Tras pasar desapercibida en su primera temporada, el estreno de la segunda ha situado a Pose en boca de todos. Es una serie distinta y que, aunque suene a tópico, no te va a dejar indiferente.

Aborda la sociedad -o más bien la sociedad estadounidense que se da cita en Nueva York- desde el punto de vista de la cultura y lo que ella representa para todos, los cambios que se dieron a lo largo de los años 80 y que han desembocado en movimientos culturales vivos a día de hoy.

La crítica la ha situado como una de las mejores series del año, un salto considerable que llega de repente pero que no sorprende a los que ya supieron ver las líneas maestras en la primera temporada.

Es una de las mejores inversiones que puedes hacer con tu tiempo en este fin de semana, y es que antes de que se ponga de moda definitivamente podrás decir que tú la viste primero.

Show me a hero (HBO)

Show me a hero

Esta serie de HBO cuenta con una única temporada, emitida ya hace varios años, en 2015. Casi se podría decir que es una película dividida en capítulos, y una película de muchísima calidad.

Protagonizada magistralmente por Oscar Isaac, aborda un tema que no por desconocido es menos importante: el realojo de vecinos de zonas más desfavorecidas económicamente, algo que en principio siempre se hacía a barrios de protección oficial, hasta que un arquitecto piensa que crear guetos no es lo mejor para facilitar la integración de dichas comunidades.

A partir de ahí, problemas de todo tipo para los políticos -o más bien deberíamos decir el político- que decidió dar el paso y arriesgar su carrera para sacar esta idea adelanta, algo que a día de hoy está social y científicamente aceptado como algo positivo, pero que en el Estados Unidos de hace varias décadas sonaba a poco menos que revolución.

Es una serie dramática y lenta, no apta para todo el mundo, pero se podría decir que necesaria para saber ver que más allá del barro hay también gente digna en política que lucha por mejorar la vida de todos.

Star Wars: Clone Wars (Netflix)

Clone Wars

Si eres fan de Star Wars, esta serie te va a gustar. Aunque tras la reorganización que ha acontecido en el universo con las últimas películas ya no son 100% canon, eso no hace que Las Guerras Clon sea menos interesante.

Es una serie de animación, sí. Es una serie infantil, también, pero ¿y qué? Es fantástica, con momentos de humor que no desafinan en absoluto y capítulos que agrandan el universo de Star Wars.

Aborda momentos temporales entre los Episodios I y II, cuando Obi Wan Kenobi y Anakin se dedican a resolver problemas y apagar fuegos para los Jedi por toda la Galaxia.

No entran en juego las tramas principales de las películas, al menos no directamente. Más bien son pequeñas escaramuzas en distintos planetas y problemas que sí insinuan qué va a ocurrir con Anakin posteriormente.

Son sólo dos temporadas con capítulos cortos. No se hace pesada en absoluto y la puedes ir viendo poco a poco.

Caso Alcàsser (Netflix)

El caso Alcasser

Si aún no has visto esta serie documental, ya vas tarde. Todo el mundo habla de ella y ha reavivado la polémica en torno a un caso que ya está absolutamente cerrado, y bien cerrado. Es el Caso Alcàsser, de mediados de los 90 en España y es bastante peliaguda.

Analiza el asesinato de tres niñas en la Comunidad Valenciana de forma periodística, con entrevistas a los distintos protagonistas que aquellos días ocuparon la escena mediática en España, como por ejemplo periodistas, presentadores y los padres de algunas de las tres niñas asesinadas.

Lo sorprendente de este documental es sobre todo la gran cantidad de imágenes originales de la época con las que cuenta, de archivo o grabadas por personas que lo hicieron por su propia cuenta. Prácticamente todos los que tuvieron algo que ver en la resolución del crimen aportan su granito de arena.

Más allá del argumento, está claro que la ejecución técnica y la dirección son excepcionales también.

Shameless (Prime Video)

Shameless

Esta es la versión estadounidense de la serie británica, aclamada desde hace años por todos su fans. Sigue en antena y puedes ver las seis primeras temporadas en Amazon Prime Video.

Es una serie humorística que aborda los problemas cotidianos de una familia cuyo padre es alcohólico y cuyos hijos tampoco se preocupan demasiado por salir adelante en el día a día.

Pese a ser una comedia, no está libre de críticas, sobre todo por parte de aquellos que piensan que se trata en realidad de un ataque en toda regla hacia la clase obrera y los trabajadores, a los que demoniza y satiriza metiéndolos en un mismo saco, el de aquellos que “tienen los problemas que se han buscado”.

En cualquier caso, sea cual sea la aproximación, no cabe duda de que merece bastante la pena verla.