Skip to main content

7 características a configurar en un router WiFi

router inalámbrico

25/06/2016 - 08:08

7 características a configurar en un router inalámbrico

El router WiFi es el gran desconocido en la mayoría de los hogares. Está ahí y nunca se toca, salvo cuando Internet se cae o va infernalmente lento. Pocos son los que conocen y manejan las características que se pueden configurar en un router inalámbrico.

Gracias a las opciones que te proporciona puedes hacer tu conexión más privada y segura, evitando que te roben el WiFi o identificando al ladrón. También puedes cambiar la contraseña por una mejor, establecer un cifrado más férreo o directamente evitar que te robe el WiFi alguien a quien no has invitado.

Para poder modificar la configuración de nuestro router inalámbrico tienes que acceder a él a través de la dirección IP del mismo, que suele ser 192.168.1.1 o 192.168.0.1. Debes pegar o teclear esa dirección en la barra de búsqueda de tu navegador de Internet.

Una vez dentro, la interfaz dependerá del modelo y fabricante del router que tengas. Pese a las variaciones que pueda haber entre ellos, al final todos tienen las mismas opciones, por lo que no tardarás en dar con la tecla para acceder a todas las opciones que puedes modificar desde la configuración de tu router inalámbrico.

En el mercado hay routers, como los de Fritz! Box, que cuentan con sistema operativo propio e interfaz optimizada para una mejor experiencia de usuario.

Cambia la contraseña y el cifrado de tu WiFi

Cambia la contraseña y el cifrado de tu WiFi

Si quieres evitar que te roben el WiFi, el primer paso es cambiar la contraseña.

La que viene de serie es potencialmente insegura, pues hay registros con miles de claves default o por defecto entre las que es posible que se encuentre la tuya.

Para cambiar la contraseña de tu conexión WiFi primero deberás seleccionar "Wireless" o la variante que tu router tenga. Para este tutorial hemos utilizado un router Technicolor TG784N. Los métodos pueden variar de uno a otro, pero son muy parecidos.

También es recomendable modificar el cifrado de la clave. Esto cambiará a mejor el nivel de seguridad que ofrece la contraseña de tu WiFi. El cifrado WEP, el más básico, es muy fácil de hackear, por lo que no debes perder el tiempo en cambiarlo a WPA o WPA2.

Ocultar tu red inalámbrica

Ocultar tu red inalámbrica

Desde la configuración del router WiFi también puedes ocultar tu red para que no aparezca en los resultados de búsqueda de los dispositivos cercanos. Al menos dejará de aparecer a primera vista, ya que en realidad seguirá estando ahí. Con un programa específico de monitorización del WiFi podrán volver a encontrarla.

Es recomendable ocultar tu SSID o nombre de red si ya tienes todos tus dispositivos conectados, pues aunque la red esté oculta, se conectarán de forma automática al entrar dentro de su rango de acción. Esta opción es la que probablemente más varía de un router a otro. Algunos te ofrecen la opción de ocultar SSID directamente.

Con la SSID oculta, te será difícil conectarte a tu propio WiFi, ya que deberás agregarlo manualmente a tu lista, en lugar de seleccionarlo entre las redes detectadas por tu ordenador, móvil o tablet.

Abre los puertos de tu router

Abre los puertos de tu router

Cualquier programa o software que se conecte a tu ordenador envía y recibe paquetes de datos. Estos deben pasar a través de los puertos de tu router inalámbrico, por lo que es conveniente tener abiertos los puertos más comunes.

A veces, abrir un determinado puerto puede ser la solución a los problemas de conexión que sufres jugando a un juego o utilizando un servicio. Siempre es bueno informarte sobre los puertos que utiliza cada juego para abrirlos desde la configuración del router.

Si no lo tienes claro, lo mejor es dejar la configuración tal y como está, pues por defecto viene configurada para proporcionar una buena navegación por Internet. 

Ver cuántos dispositivos están conectados

Dispositivos conectados

Una opción complementaria al filtrado MAC del router es la de ver qué dispositivos están o han estado conectados a tu red inalámbrica. Es una característica tremendamente útil para saber si te están robando el WiFi.

La cuenta es sencilla: digamos que en casa tienes tres móviles y dos ordenadores, todos ellos conectados a la red WiFi. Si en la configuración de tu router aparecen dispositivos desconocidos, significa que hay intrusos. Sólo tienes que bloquear sus direcciones MAC para que nunca más puedas conectarse a tu red, aunque tenga la contraseña.

Para saber cuál es la dirección MAC de tus dispositivos deberás acceder a la información del teléfono en ajustes o a las del ordenador en el panel de control, aunque dependiendo del router quizás puedas verla como dirección física haciendo click sobre su nombre en el apartado de dispositivos conectados.

Control parental y bloqueo de webs

Control parental y bloqueo de webs

El control parental es una opción no demasiado extendida, sobre todo por desconocimiento. Algunos ordenadores y smartphones vienen con esta opción incorporada como parte de su firmware, aunque puedes hacerlo de forma más segura desde la configuración de tu router inalámbrico.

Puedes bloquear una determinada dirección web manualmente, o puedes bloquear contenido inapropiado, como tú eligas, aunque no evitarás que un usuario se conecta a otra red -como por ejemplo una red móvil- para visitar la web que has baneado de tu conexión WiFi.

Algunas compañías también ofrecen la oportunidad de bloquear este tipo de contenidos, sobre todo web pornográficas, sin necesidad de modificar los parámetros del router. En cualquier caso, con algunos conocimientos de informática es relativamente fácil saltarse el bloqueo.

Activa el filtrado MAC de tu router

Activa el filtrado MAC de tu router

Todo dispositivo que pueda conectarse a una red debe tener una dirección MAC. Digamos que es la matrícula del mismo, por el que siempre se puede identificar.

Una de las formas de aumentar la seguridad de tu red WiFi es filtrar las direcciones MAC que se pueden conectar a la misma. De esta forma, creas un directorio de dispositivos autorizados a conectarse a tu WiFi. El que no esté, no entra, aunque tenga la clave.

Esta opción prácticamente garantiza que nadie te robará el WiFi, aunque sin duda los hackers son capaces de saltarse la prohibición. Sin embargo tiene el inconveniente de dejar a todos tus invitados colgados de su tarifa de datos.

Mucho cuidado a la hora de activarlo, pues expulsará automáticamente a todos los dispositivos conectados a la red, incluido el ordenador desde el que acabas de activarlo. Para evitar problemas, lo mejor es hacerlo conectado a Internet a través del cable. Posteriormente podrás entrar a configurar qué dispositivos tienen permiso para conectarse.

Cuáles son las diferencias entre Hub, Switch y Router

Cambiar nombre de la red

Al igual que cambiar la contraseña de forma periódica, también es útil para evitar el robo de Wifi cambiar el nombre de la red. De esta forma despistarás a los intrusos, que tienen localizada tu conexión como un punto seguro al que conectarse.

Quien esté habituado a rastrear las conexiones WiFi de los vecinos, verá desaparecer tu red y aparecer otra con un nombre distinto. Si es avispado se dará cuenta del engaño sólo con fijarse en la intensidad de la señal.

Si utilizar varias redes en tu casa o empresa, es una buena opción para diferenciarlas y hacerle la vida más fácil a tus visitas. Incluso puedes tener una red WiFi sólo para los que te visiten, dejando otra para uso personal o profesional.