Skip to main content

Los 7 mejores destinos para viajar en San Valentín 2015

San Valentín

26/01/2015 - 09:34

¿Tienes pensado regalarle un viaje pero no sabes a dónde ir? En esta lista os mostramos los destinos más románticos de San Valentín a los que llevar a tu pareja. Obviamente, todo dependerá del presupuesto que tengas pensado gastarte, pero seguro que alguno de estos te convence. Desde París, pasando por Venecia o la Nueva York, así como relajantes lugares para proporcionaros unos días tranquilos. 

Si lo que prefieres es darle un punto de emoción al Día de los Enamorados, siempre quedarán destinos como Ámsterdam en el que la diversión forma parte del día a día, además de ofreceros una oferta cultural de lo más interesante. 

Sin embargo, si lo que pretendes es no salir de España, os proponemos hacer una escapada a Granada para ver un atardecer desde La Alhambra y después cenar en uno de los Cármenes que desde el Albahicín ofrecen vistas a este lugar mágico.

Venecia

Venecia destino San Valentín

Si quieres sorprender a tu pareja con un viaje especial en San Valentín siempre puedes llevarle a Venecia.

No hay nada más romántico que ir montado en góndola por los canales mientras pasas lentamente por los edificios barrocos o renacentistas. También puedes ver esta ciudad a través de los ojos de uno de los amantes más famosos de la historia, Casanova.

Puedes tomar una copa de vino en el bar Do Spade o ir a visitar la prisión en la que estuvo hasta que se escapó, en el Palacio Ducal. 

Sin embargo, si lo que quieres realmente es impresionarle, puedes llevarle al teatro La Fenice y disfrutar de una ópera romántica desde uno de los palcos dorados.

Si te apetece, podrías comenzar tu noche en un crucero por el Gran Canal en el vaporetto pasando por los palacios hasta llegar a Santa María del Giglio, la parada más cercana al teatro.

Nueva York

Nueva York

Si tienes un presupuesto más que aceptable y quieres regalarle un viaje a tu pareja por San Valentín puedes llevarle a Nueva York. Aunque pueda parecer una ciudad fría, es un lugar de lo más romántico.

Y es que, ¿quién no ha visto en cientos de películas a una pareja de enamorados patinando por el Rockefeller Centre o recorriendo las calles de Manhattan?

También puedes aprovechar para dar un paseo en carruaje por Central Park o para deleitaros con una vista en el último piso del Empire State.

En un día despejado se pueden ver hasta 130 kilómetros a la redonda, pero la noche puede ser una buena oportunidad para contemplar el brillo de la ciudad.

Igualmente, a pesar de que para San Valentín pueda estar algo más cambiado, uno de los lugares más románticos de Nueva York es el Jardín Botánico de Brooklyn.

Además ofrece una oferta cultural de lo más interesante, ya que cuenta con multitud de museos para visitar, como el MoMA, el Metropolitan Museum o el Guggenheim.

Granada

Alhambra de Granada

Para aquellos que estéis pensando en sorprender a vuestra pareja pero no queráis salir de España, Granada es vuestra ciudad. Algo que no puede faltar en una escapada romántica es una visita a la Alhambra. Puede parecer algo típico, pero merece la pena.

Lo más recomendable es hacer un recorrido nocturno por los Palacios Nazaríes y después ir a cenar a uno de los Cármenes mientras disfrutas de las vistas. 

Otro rincón especial es el parque de García Lorca, ya que se convierte en un lugar mágico para un paseo a media tarde.

Además de ser perfecto para relajarse, allí podrás tomar unas fotos espectaculares.

A unos 15 minutos andando de este parque, se encuentra el Aljibe de San Miguel, donde podrás disfrutar de un baño en pareja acompañado de té moruno seguido de uno de los masajes que ofrecen. 

Si lo que buscas es algo más económico, podrás disfrutar de las teterías que se encuentran en la Caldedería Nueva. Esta calle está plagada de lugares donde disfrutar de un buen té o, si lo prefieres, de riquísimos batidos de fruta.

Viena

Viena Palacio de Schönbrunn

Situada a las orillas del Danubio y al pie de las primeras estribaciones de los Alpes, Viena es la ciudad de los palacios y del vals. 

¿Hay algo más romántico que eso para elegir un destino en San Valentín? Sus estrechas calles medievales, sus encantadores jardines y sus plazas imperiales parecen salidas de fantásticos cuentos de princesas y príncipes en los que vosotros sois los protagonistas.

Viena es perfecta si estás pensando en recorrer sus calles mientras haces pequeñas paradas en acogedores cafés, como el Sacher. Puedes disfrutar de los paseos por los jardines de palacios de Schönbrunn o el imperial Hofburg, simulando ser Sissi y Francisco José. 

También puedes dedicar tu tiempo a buscar El Beso, de Klimt, en la Galería del Alto Bervedere. En el palacio de verano de Eugenio de Sabota se encuentra esta cautivadora pintura, en la que retrata a una pareja envuelta en un abrazo sobre una campiña de flores.

Brujas

Brujas

Brujas tiene un decorado de lo más especial, y es que su nombre lleva implícito un lugar mágico e inolvidable.

Quienes han visitado esta ciudad aseguran que cuenta con un ambiente que cautiva, ya que es como si estuvieras retrocediendo al pasado. Las vistas de sus canales, sus edificios históricos o su aire romántico son algunas de las razones por las que es uno de los viajes más recomendados para este San Valentín

Hace 800 años, Brujas era la gran capital del Condado de Flandes, una de las principales ciudades comerciales de Europa. Actualmente, dentro de las murallas se pueden contemplar multitud de tesoros artísticos. Al caer la tarde podéis ir a cenar en un bistró o brasserie, para después ir a uno de sus cafés o tomar asiento en cualquiera de sus salas de conciertos del Teatro Real

Además, si os gusta la cerveza, podéis ir al Beer Brasserie Cambrinus, donde podréis degustar hasta 400 tipos distintos de esta bebida. El interior es muy tradicional, lo que hace que cuente con una atmósfera muy especial.

Ámsterdam

Ámsterdam

Ámsterdam es uno de los lugares más románticos de los Países Bajos. Al igual que ocurre con Venecia, el encanto de los canales y su cultura son el escenario perfecto para una pareja de enamorados.

Además de pasar por sus preciosas calles, el toque especial lo dará pasar por el Magere Brug, un puente extradelgado sobre el río Amstel. Está iluminado con más de 1.200 bombillas y, a pesar de que no es el original de finales del s. XVII, parece el mismo.

Cuenta que las parejas que se abrazan en el puente estarán bendecidas con el amor eterno, así que, ¿Por qué no intentarlo?

Otro plan de lo más interesante es conocer Ámsterdam a través de sus canales, por eso te proponemos que contrates un romántico paseo en barca. Uno de los puntos que os animará la velada es patinar sobre hielo, ya que siempre tiene su atractivo.

Si, por el contrario, lo que pretendes es sorprender a tu pareja puedes ir a cenar a Ctaste, un restaurante donde se cena con los ojos cerrados para estimular los sentidos del gusto y el olfato.

En definitiva, uno de los mejores destinos para este San Valentín 2015.

París

Torre Eiffel París

Esta lista no podía tener otra ciudad como protagonista que no fuera París. Apodada por muchos como "la ciudad del amor", es considerada uno de los lugares más románticos del mundo.

Si al final te decantas por este destino para San Valentín, no puedes dejar de visitar las callejuelas de Montmartre, uno de los distritos de la ciudad. Otro de los planes que no puedes dejar atrás es ver atardecer desde la Torre Eiffel, a pesar de que pienses que está muy visto. 

En el margen izquierdo del Sena, el Museo Rodin ocupa un lugar especial en el corazón de quienes lo visitan. Quizás sea por El Beso, la escultura del s. XIX, o por el hôtel particulier, que cuenta con uno de los jardines más tranquilos de la ciudad.

Un plan interesante podría ser hacer un picnic y pasar el día en los bosques del Bois de Boulogne, en el extremo oeste. Podréis dar un paseo en el jardín de las rosas de la Bagatelle, así como alquilar un bote o bicicletas.

Una de las ideas más románticas en esta ciudad es realizar un crucero por el Sena al anochecer. París ilumina sus monumentos y puentes al atardecer, por lo que desde un barco podrás disfrutar de vistas 360º.