Skip to main content

Nokia 3310 y otros móviles clásicos que deberían volver

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

11/03/2017 - 09:02

El nuevo Nokia 3310 ha vuelto a poner de moda la nostalgia por la tecnología de tiempos pasados. ¿Qué otros móviles míticos merece la pena resucitar?

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

El pasado mes de enero, la consola NES Classic Mini fue la tercera más vendida en Estados Unidos, por detrás de PS4 y Xbox One. Y eso que no había stock. Es una versión en miniatura de una de las primeras consolas de la historia, la Nintendo NES, comercializada en 1983.

La moda retro es entendible en los dispositivo de ocio como las consolas, porque rescatan los juegos y la forma de jugar de cuando éramos niños, muy distinto a los juegos que hay ahora. Pero resulta más chocante cuando hablamos de un móvil, que no deja de ser un aparato funcional. Los móviles de antes servían para hablar, enviar mensajes y jugar a juegos simples como Snake. Las mismas cosas que podemos hacer hoy en día con cualquier smartphone, pero mucho peor.

¿Realmente echamos de menos los teléfonos sin pantalla táctil, hablar por el móvil a 1€ el minuto sin apenas cobertura fuera de las zonas pobladas, enviar mensajes SMS de pago, o jugar a juegos en blanco y negro en donde sólo había que mover un punto por la pantalla? Viendo el impacto medíatico del nuevo Nokia 3310 en el pasado MWC 2017 de Barcelona, parece que sí... ¿Qué otros móviles míticos merece la pena resucitar?

En Amazon ya puedes comprar los móviles básicos de Nokia

La firma finlandesa (lo que queda de ella, que es difícil de saber) ha apelado a la nostalgia para recuperar uno de los móviles más emblemáticos y queridos de la historia, el mítico Nokia 3110, y hacer un remake que respeta al modelo original. El nuevo Nokia 3310 no es un smartphone, pues no usa Android ni se pueden instalar apps, salvo las de la tienda de Opera Mini. Posee una pantalla no táctil de 2,4 pulgadas con resolución 320x240 píxeles, teclado físico, cámara de de 2 MP y 16 MB de almacenamiento ampliable con microSD. Se puede acceder a Facebook, Gmail y otros servicios a través de sus páginas web y 2G, pero es muy lento. A cambio, su batería de 1200 mAh puede aguantar hasta 31 días en suspensión, y sólo cuesta 49€.

 

Como móvil de emergencia o para personas mayores que necesitan un teclado, puede servir. Lo cual nos lleva a la pregunta. ¿Qué otros móviles míticos merece la pena resucitar? Lo cierto es que hay otros muchos tan recordados como el Nokia 3310, con funciones únicas que hoy en día ya no existen. ¿Quieres conocerlos? Pulsa el botón Siguiente...

Blackberry 6210, adictos a los mensajes

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

Los primeros móviles permitían enviar mensajes de textos a través de SMS, pero había que pagar por cada mensaje, y no se respondían en tiempo real.

El Sony Ericcson T68I fue el primer móvil que recibía email, aunque el BlackBerry 6210, comercializado en 2003, fue el primero en convertir el envío de mensajes en una necesidad universal. Gracias a su teclado físico era capaz de enviar y recibir emails, SMS, y también mensajes en tiempo real a través de la aplicación BlackBerry Messenger. El auténtico precursor de WhatsApp.

¿Buscas un BlackBerry con teclado? En Amazon lo tienes a partir de 65€

El BlackBerry 6210 se convirtió en una leyenda porque fue el primer móvil pensado para chatear. Su teclado físico permitía escribir muy rápido y las aplicaciones incluidas podían enviar los mensajes a través de e-mail, SMS o Messsenger. También era posible navegar por páginas webs.

Su pantalla en blanco y negro no era muy vistosa, pero no necesitabas más para chatear. A cambio, se vendía en una gran cantidad de colores de carcasa diferentes.

Blackberry fue el fabricante de smartphones más popular en los primeros años del siglo, hasta la llegada del iPhone y las pantallas táctiles.

Alcatel One Touch Easy, el celular a pilas

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

Imagina que te quedas sin batería en el móvil en mitad de la nada. Si no hay un enchufe a mano, estás muerto. ¿Y si pudieses meterle unas simples pilas AAA para seguir funcionando como si nada?

Eso es justo lo que permitía el Alcatel One Touch Easy, un celular muy limitado presentado en 1998, pero que alcanzó una gran popularidad gracias a algunas decisiones inteligentes.

No tenía memoria de almacenamiento, así que solo podía almacenar datos en la tarjeta SIM: 5 números en la agenda, 5 últimas llamadas, y ya está. Además era poco potente y apenas poseía funciones, más allá de llamar o enviar mensajes.

Pero Alcatel One Touch Easy fue uno de los móviles más populares y vendidos de su época por una serie de peculiaridades. Podía utilizar tres pilas AAA en situaciones de emergencia, cuando la batería se agota:

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

También era muy robusto, de plástico duro recubierto con una funda de goma a modo de traje de neopreno. Podías lanzarlo contra la pared y resistía el golpe sin problemas. Como era tan básico, era muy fácil de manejar.

Esta facilidad de uso unido a su resistencia a los golpes, la opción de usar pilas, su bajo precio, y que se vendía en colores muy llamativos, lo convirtieron en el primer celular enfocado a los jóvenes.

¿Comprarías hoy en día un telefono que usa pilas cuando la batería se agota? Sin duda, uno de los móviles alternativas al Nokia 3310 que merece la pena resucitar.

LG Chocolate

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

Mucha gente echa de menos los teclados físicos en los smartphones. Fueron el lastre del que nos tuvimos que desprender para obtener smartphones ultrafinos que caben en cualquier bolsillo. Y para dar cabida a otro tipo de hardware más popular hoy en día, como baterías más grandes, sensores de huellas, etc.

Hace unos años el grosor de los moviles era un aspecto secundario, así que disfrutábamos de diseños tan prácticos como los celulares con teclado físico deslizante. Cuando querías teclear un texto simplemente deslizabas la parte inferior de la carcasa, y aparecía el teclado. Era mágico:

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

De entre todos los móviles con este sistema el LG Chocolate (2006) es uno de los más queridos. No es el más representativo, porque el teclado deslizante sólo tenía números (otros eran un teclado completo), pero si dejó huella por su otra característica: era un clon del iPod, el reproductor musical de Apple, aplicado a un teléfono. Como se puede ver en la imagen la carcasa principal es la de un reproductor MP3, con los botones para cambiar de canción o ajustar el volumen en la zona principal. Sólo al deslizar el teclado se desvelaba su apariencia de teléfono.

Pese a que el nombre le fue dado por su aspecto de tableta de chocolate, se vendió en muchos colores diferentes. Fue un gran éxito, y sirvió de base para los primeros smartphones con pantalla táctil de LG.

Si duda sería una gran gran alternativa al Nokia 3310, otro de esos móviles que debería resucitar.

Sony Ericsson W800i, llega el MP3

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

Una de las funciones más queridas de los móviles es su capacidad para reproducir música. ¿Cual fue el primer celular con reproductor MP3?

El formato MP3 se lanzó en 1993. El primer móvil capaz de reproducir ficheros MP3 fue el Siemens SL45, lanzado en 2001. Los móviles tardaron casi 8 años en incluir esta función porque no tenían capacidad de almacenamiento ni batería para reproducir música. El Siemens SL45 poseía una batería de tan sólo 540 mAh con 5 horas de música. Además usaba tarjetas MultiMediaCars de sólo 32 MB, que apenas daba para unas pocas canciones. Y copiar una canción desde el PC podía costar 5 minutos.

Todo cambió en 2005, cuando Sony lanzó el Sony Ericcson W800i, el primer móvil de la gama Walkman.

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

Móviles por menos de 50€ en Amazon

Sony inventó los reproductores portátiles, y sus Walkman eran los únicos que competían en popularidad con los iPod. Si tardó tanto en llegar a los celulares fue porque también es una compañía musical, y las discográficas se resistían a abandonar el CD.

El Sony Ericcson W800i fue el primer móvil que ofrecía  una verdadera alternativa a los reproductores MP3. Era un Walkman, con todas las connotaciones que eso suponía a principios de siglo. Aunque sólo incluía 34 MB de almacenamiento interno aceptaba memorias Memory Stick Pro Duo con hasta 2 GB, que ya era un tamaño considerable para guardar música. Su batería de 900 mAh garantizaba hasta 30 horas de música. Pero la clave fue el botón físico que daba acceso directo al reproductor musical, y los botones de volumen en el lateral. Al fin el móvil incorporaba funciones dedicadas a la reproducción musical, comenzando así el declive de los reproductores MP3. El estreno del iPhone en 2007, fue el mazazo definitivo.

Nokia N-Gage, el móvil consola

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

Los smartphones actuales son potentes máquinas de videojuegos. Pero tienen una carencia importante: el stick y los botones. Los juegos de acción y habilidad no se adaptan bien a los smartphones por culpa de esto, como hemos podido ver recientemente con Super Mario Run, un juego muy limitado en comparación con la versión de consolas.

Tal como demuestra la recién estrenada Nintendo Switch, en un dispositivo portátil los sticks y botones permiten disfrutar de juegos profundos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

Hace casi 15 años, en 2003, Nokia llevó a cabo un intento de convertir el móvil en consola para competir con la Gameboy Advance de la época. Nokia N-Gage era un teléfono con un diseño de consola portátil, incluyendo una cruceta en el lateral izquierdo, y botones:

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

Fue un fracaso porque para competir con una consola de Nintendo no basta solo el hardware. También son necesarios juegos. En tres años se lanzaron 56 juegos para Nokia N-Gage, que no está mal, pero casi todos eran conversiones, no tenía ningún exclusivo destacable. Además su precio era elevado, alrededor de 300€, y como móvil era poco ergonómico y complicado de manejar. Por la mitad de precio podías comprar una Gameboy Advance, que tenía más y mejores juegos.

Pero la idea sobre la que se sostiene el Nokia N-Gage sigue siendo atractiva, y una buena opción para resucitar este móvil como alternativa al Nokia 3310: un smartphone con stick y botones de consola. ¿Lo veremos otro vez?

Así es la reinvención del Nokia 3310

Motorola Startac y Motorola RAZR V3

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

La principal debilidad de los móviles actuales es la pantalla. Por comodidad no solemos utilizar fundas que la cubran por completo, y aunque las capas del protección (Corning Gorilla Glass y equivalentes) son muy resistentes, la pantalla siempre está expuesta a rayones o golpes.

¿No echas de menos los móviles de concha? Tenian una tapa que cubría toda la pantalla, y se abrian pulsando un botón o simplemente moviéndola con el dedo. Algunas incluso incorporaban un teclado.

Uno de nuestros favoritos es el Motorola StarTAC, lanzado en 1996. Fue el primer smartphone con tapa de concha, pero es que además parece sacado de una película policíaca:

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

¿Hay algo más cinematográfico que abrir la tapa y extender la antena cuando recibes una llamada? Y esa pantalla LED con el texto rojo sobre fondo negro, al más puro estilo calculadora ochentera... Un auténtico objeto retro de coleccionista. Vendió 60 millones de unidades.

Nadie diseñaba móviles de concha tan atractivos como los de Motorola (con permiso de LG). ¿Quién podía resistirse en 2004 a este celular futurista que parece sacado de una película de ciencia-ficción? Es el Motorola RAZR V3:

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

Su armazón de aluminio anodizado y su teclado plano de niquel plateado le daban un aspecto más propio de Star Trek que de un móvil de 2004. Disponía de un visor en la tapa para leer notificaciones y ver quien llamaba sin necesidad de abrirlo. Esta belleza vendió nada menos que 130 millones de unidades.

El nombre RAZR (Razor, Cuchilla) le viene por su tapa con el borde afilado. Cuenta la leyenda que algunas personas lo lanzaban a un tablón de anuncios de corcho con la tapa abierta y conseguían clavarlo... Una hazaña poco probable, pues ni mucho menos era tan afilado...

En las últimas semanas han surgido rumores de que Motorola se está planteando modernizarlo, visto el éxito mediático del nuevo Nokia 3310. También se comenta que LG podría presentar este año un smartphone potente con tapa tipo concha. ¿Será 2017 el año del regreso de este añorado diseño?

Nokia 3310: Toma de contacto y primeras impresiones

Nokia 9000 Communicator

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

Dicen que el fin último de los smartphones es sustituir al ordenador. Que no necesitemos un PC porque todas las tareas las podremos llevar a cabo desde el móvil.

Es una idea tan antigua como la telefonía y, al menos en el concepto, quizá estaba más desarrollada en el pasado. Hoy en día las tablets y los portátiles ultrafinos han seguido ese camino.

Tomemos, por ejemplo, el Nokia 9000 Communicator (1996). Este enorme ladrillo pesaba 400 gramos. Por fuera tenía la apariencia de un celular de la época, con su pantalla informativa y su teclado convencional:

Nokia 3310: Otros móviles que deberían resucitar

¿Cuál era la excusa de semejante pisapapeles? Tal como se puede ver en la foto de apertura, el Nokia 9000 Communicator se abría por la mitad y en su interior tenía un segunda pantalla más grande y, literalmente, un mini PC equipado con un procesador Intel 386 a 24 MHz y teclado completo QWERTY. Eso sí, no usaba Windows, sino un sistema propia llamado PEN/GEOS 3.0.

Muchos lo consideran el primer smartphone de la historia, pues ejecutaba aplicaciones, el usuario podía instalar las suyas propias, y se conectaba a Internet para leer el correo y acceder a páginas web.

La idea de abrir nuestro smartphone y que en su interior esconda un miniPC, con pantalla y teclado propio, sigue siendo muy atrayente. Una buena alternativa al Nokia 3310.

¿Merece la pena comprar un Nokia 3310? Razones a favor y en contra