Skip to main content

Los 9 lenguajes de programación más demandados

Imagen: Shutterstock

12/09/2016 - 13:22

El mercado laboral de los países desarrollados lleva décadas enfocándose en los servicios más que en los productos. Con la revolución tecnológica que ha tenido lugar en los últimos diez años, la digitalización ha terminado por profundizar en esta tendencia. El de programador es uno de los perfiles de más éxito, especialmente si maneja alguno de los lenguajes de programación más demandados por las empresas.

Adaptarse a las demandas del mercado de trabajo es una de las tareas pendientes en España, donde la sobrecualificación es un problema tan persistente. No obstante, en pleno 2016 hay herramientas de sobra para saber exactamente qué demandan las compañías más importantes, así como las que no lo son tanto. Los lenguajes de programación que controlas dicen mucho de ti como aspirante a un empleo.

Entre la gran variedad que existe, hemos decidido filtrar algunos. Finalmente nos hemos quedado con una lista de los que prácticamente garantizan encontrar un trabajo como programador, una tarea mucho más fácil que la que afrontan profesionales de otros sectores.

El desarrollo de aplicaciones multiplataforma es una de las actividades más pujantes en los últimos años, y viendo hacia dónde se dirige el mercado tecnológico, lo seguirá siendo por algunos más.

Los 7 lenguajes de programación mejor pagados

Las aplicaciones para móviles son, por ejemplo, uno de los sectores donde más valor añadido se genera teniendo a un buen trabajador. De ahí la importancia de adaptarse a la demanda a la hora de formarse, elaborar un CV y sobre todo de presentarse a una entrevista.

Además, una de las ventajas de trabajar como programador informático es la posibilidad de aprovecharte de una movilidad laboral. Todos los empleos relacionados con la tecnología tienen un mayor índice de movilidad, llevando a muchos de los que ejercen como desarrolladores o programadores a abandonar España durante períodos de tiempo más o menos prolongados.

Zowi, el robot de BQ para aprender a programar

SQL

Imagen: Shutterstock

De todos los lenguajes, SQL es uno de los más espesos, y eso es mucho decir. Su base teórica es amplísima, y aunque eso puede dificultar su aprendizaje, también lo hace mucho más completo y a prueba de errores. Ningún lenguaje es fácil, eso está claro, pero el caso de SQL es especial.

Es uno de los más demandados porque es el que se utiliza en las bases de datos. Structure Query Language, su nombre completo, hace referencia a su estructura relacional. Se usa para acceder a gran cantidad de información, recuperarla o ejecutar acciones determinadas sobre ellas.

Prácticamente todas las empresas importantes cuentan con un equipo de programadores expertos en SQL para manejar su información. Éste se utiliza para posicionar mejor a la empresa frente a la competencia, ya que en una sociedad conectada es importante disponer de todos los datos de forma precisa y rápida.

Los mejores cursos de programación gratis en español

Este lenguaje de programación guarda una importante relación con la popularización del Big Data en las empresas. Especialmente a las financieras les interesa contratar a programadores que puedan gestionar los datos para que los expertos en ellos puedan analizarlos y tomar decisiones en consecuencia.

JavaScript

Imagen: Shutterstock

JavaScript es uno de los lenguajes que mantienen en pie internet. Tiene una sintaxis inspirada en la de C, y se encuentra integrado en los navegadores, de forma que corre de forma paralela a las webs que visitas y las aplicaciones que descargas.

El HTML está íntimamente relacionado con el funcionamiento de JavaScript, y eso lo hace tan demandado. HTML se encuentra en prácticamente toda la web, lo que convierte al lenguaje de programación que se sirva de él en la gallina de los huevos de oro.

Herramientas para iniciar a los niños en la programación

Aunque tanto su funcionamiento como su objetivo es fundamentalmente distinto al de Java, ambos son propiedad de Oracle. Es uno de los lenguajes de programación que todo programador que se precie debe conocer y dominar cuanto más mejor. De lo contrario, las puertas del mercado laboral y el empleo pueden cerrarse para beneficiar a otro candidato mejor.

Existe una amplísima literatura sobre el aprendizaje de JavaScript. Eso demuestra que no sólo es de los que más gusta a la empresas sino también a los usuarios y futuros trabajadores.

Java

Imagen: Shutterstock

Java es omnipresente. Prácticamente no hay ordenador en el mundo que no lo haya tenido al menos un programa ejecutando este lenguaje de programación. Enfocado al desarrollo de aplicaciones de escritorio, es especialmente fuerte en el entorno Windows. Aunque comparta parte del nombre con JavaScript, ambos tienen objetivos radicalmente distintos.

Actualmente, la compañía desarrolladora del lenguaje es propiedad de Oracle. Pese a haber sido adquirida por el gigante tecnológico, el lenguaje Java sigue funcionando de la misma forma.

Entre sus ventajas está, además de su popularidad, el ser multiplataforma. Tanto en móviles como en ordenadores Windows y Linux se encarga de hacer funcionar multitud de programas de escritorio.

Si programas en Java eres triste y si lo haces en C++, viejo

De los lenguajes de programación más demandados, Java es uno de los que se utilizan más a nivel de usuario, uno de los que están más presentes en el imaginario de los usuarios de ordenador. No hay nadie que no haya visto su logo impreso en la pantalla del PC.

C#

Imagen: Shutterstock

Si quieres hacerte un hueco en el mundo de la programación, tienes que dominar C, y en concreto su variante C#. ¿Por qué? Porque es el que se utiliza para desarrollar aplicaciones de escritorio para Windows, el sistema operativo más usado del mundo.

Tan sencillo como eso. Adaptación a las demandas del mercado, ese debe ser el mantra de cualquier empleado que quiera encontrar trabajo en un mercado tan competitivo.

C# fue desarrollado por Microsoft para funcionar con .NET Framework, y al basarse en C, hace que haya cierta compatibilidad entre los elementos y la sintaxis de ambos, así como con C++.

En la creación de C# se incorporaron no sólo elementos de C sino de otros lenguajes existentes, mejorándolo y haciéndolo en cierto modo más manejable. Se trata de otro de los más demandados por el mercado laboral, sin duda debido a la gran cantidad de usuarios de Windows, el principal mercado para las aplicaciones y programas de pago, en clara competencia con macOS e iOS.

C++

Imagen: Shutterstock

C++ es diferente de C#, en su funcionamiento y en su objetivo. Ambos toman como referencia C para funcionar, aunque se diferencie en elementos clave. Si C# se usa para aplicaciones .NET, C++ es uno de los favoritos de los programadores de videojuegos y aplicaciones de banca electrónica.

Para estos dos usos, es necesario que el funcionamiento del código de programación sea perfecto, sin fisuras. Por eso es necesario aprender su base teórica bien y practicar antes de emprender proyectos de calado.

Es un lenguaje orientado a objetos, y es todo un veterano en el mundo de la informática. Fue creado en 1983 para adaptar C a distintas necesidades. Actualmente se encuentra entre los más estudiados en academias y universidades de todo el mundo.

Python

Imagen: Shutterstock

Con la crisis y el cambio de paradigma en el mercado laboral, Python ha alcanzado una popularidad sin precedentes. Son muchas las personas que quieren aprender a programar de forma fácil y rápida, y Python destaca por ser el lenguaje más simple.

Esto no significa que sea simple, sólo que su complejidad es menor que la de otras opciones como C++ o JavaScript. Sin embargo, la fiebre por aprender a programar en Python ha dado lugar a una literatura académica relacionada bastante extensa.

Aprende a programar en Python con tan sólo ver una imagen

Su objetivo es hacer la sintaxis más comprensible, adaptarse a los usuarios más que hacer que los usuarios se adapten a él. Parte de su éxito se debe a que es un lenguaje de programación Open Source con licencia GNU.

Al ser multiparadigma, los programadores pueden optar por varios estilos a la hora de escribir líneas de código. No es tan rígido como otras alternativas, lo que hace más “agradable” programar en Python.

Ruby on Rails

Imagen: Shutterstock

Aquí hay que diferenciar el lenguaje de programación Ruby de Rails, una simple plataforma. Ruby es un lenguaje Open Source que busca, al igual que Python, una sintaxis más simple y fácil de leer. Por su parte Rails, es una plataforma web que ayuda a programar aplicaciones web en Ruby.

Son varias las que la utilizan, y de ello hace gala Rails en su web: Twitter, Hulu o GitHub son sólo algunas de ellas, aunque sin duda viendo como crece en popularidad, vendrán más próximamente.

Ruby se define a sí mismo como “El mejor amigo de un desarrollador”, aunque deben ser ellos los que lo bauticen así o decidan optar por otros lenguajes. De momento las compañías ya han comenzado a demandar programadores formados en este lenguaje y en esta plataforma en particular. Sin duda con el número de usuarios de Internet creciendo, las aplicaciones web tendrán mucho que decir en el futuro.

Quizás sea una buena opción aprender a programar en lenguajes que ya tienen protagonismo pero que crecerán más poco a poco. Quién sabe si situarse bien de cara al futuro es una inversión que valdrá su peso en oro en el mundo laboral.

PHP

Imagen: Shutterstock

Hablamos del lenguaje que se encuentra detrás de las webs. Hypertext Preprocessor se puede incrustar en HTML para desarrollar páginas webs de todo tipo. Por eso es uno de los más populares y demandados por las compañías.

Es fácil de aprender y fácil de utilizar, por lo que en muchas ocasiones se utiliza para iniciar a los principiantes en el mundillo. Está centrado en la programación de scripts del lado del servidor, lo que lo hace el más utilizado en programación web.

También es de Código Abierto, y es considerado uno de los más flexibles y potentes que existen ahora mismo, instalado en más de 20 millones de sitios web. Para ver qué aspecto tiene, basta con ir a cualquier página web, hacer click con el botón derecho del ratón en cualquier punto y pulsar luego en “Ver código fuente”. Ahí encontrarás el PHP incrustado en el HTML.

Swift

Imagen: Shutterstock

A diferencia de Android, iOS es un sistema cerrado, por lo que Apple decidió en su día crear su propio código de programación. Se llama Swift, y su objetivo principal de hacer más fácil a los programadores crear software para dispositivos de Apple.

Sabemos que los usuarios de iPhone, por ejemplo, gastan más dinero en aplicaciones que los de Android. Los que usan el sistema operativo de Google siempre tienen alguna opción alternativa a una app premium, por lo que algunas compañías han decidido centrarse en crear aplicaciones para iOS y buscar la rentabilidad a corto plazo.

Es el motivo por el que los programadores que manejan Swift están tan cotizados y demandados. El lenguaje de programación de Apple tiene especial peso en algunos países en los que su cuota de mercado es impresionante. España no es uno de ellos, aunque lo bueno de estos lenguajes informáticos es que son universales: podrás trabajar en España o podrás hacerlo fuera. En cualquier caso, es una buena inversión con la que obtendrás retorno casi seguro.