Skip to main content

Los comandos de Linux que pueden destruir tu ordenador

Linux comandos

08/12/2016 - 09:32

La consola de comandos de Linux es el cerebro del sistema operativo, de cualquier de los que están basados en este proyecto Open Source. Se utiliza en Ubuntu, Linux Mint y todas las distribuciones existentes, aunque mucha gente aún no comprende lo peligrosos que pueden llegar a ser algunos de estos códigos. Algunos de ellos pueden llegar a destruir tu ordenador.

A través de los comandos de Linux se puede conseguir acceso root y ejecutar archivos como administrador del sistema. Es el conocido -sudo que debes incluir si quieres instalar o desinstalar software en el sistema operativo. El bloqueo del superusuario es la principal salvaguarda contra el malware, ya que exige introducir la contraseña para ejecutar cualquier acción sobre el sistema.

Programas para Ubuntu, los imprescindibles

Hay comandos que son capaces de destruir tu ordenador Linux y que no tienen vuelta atrás. Una vez los has introducido y presionado la tecla Enter, el sistema operativo queda completamente inservible y es necesario formatearlo, si es que puedes hacerlo.

De estos comandos, algunos pueden calificarse como auténticas secuencias de autodestrucción, y exigen manejarlas con extremo cuidado.

rm -rf

rm rf

Es el comando que se utiliza para borrar archivos en Linux, y procede de la palabra Remove, que significa borrar en inglés. Aunque también se pueden eliminar ficheros de forma gráfica, a través del navegador integrado, desde la terminal es el método favorito de los más fanáticos de este SO.

Hay que tener especial cuidado al manejar el comando rm -rf, pues es uno de los más peligrosos de Linux. Si lo introduces a la ligera, no te solicita confirmación y automáticamente borra todos los archivos que encuentra en su camino. Se puede combinar el comando rm con otras letras y caracteres para obtener resultados distintos.

Los comandos más útiles para Ubuntu

Tiene algunas variantes que selectivamente borran algunos archivos, como los de sólo lectura, dejando otros intactos. Sin embargo, salvo que seas un usuario experimentado, no es nada recomendable andar introduciendo este código en la consola.

La utilización de rm -rf ha dado lugar a varios desastres en la comunidad Linux. Por eso es una de las bromas más recurrentes.

:(){:|:&};:

Fork bomb

Es el comando conocido como fork bomb. Lo que hace es ejecutar un proceso que ejecuta otros dos procesos, que vuelven a ejecutar otros dos en su lugar. Así sucesivamente hasta provocar la congelación del sistema por sobrecarga de los recursos.

La única forma de salir de este bucle sin fin es forzar el apagado del PC y volver a encenderlo. Aunque no causa daños irreparables en el sistema -o no debería-, tampoco tiene ninguna utilidad práctica.

En la siguiente imagen obtenida de Wikipedia Commons puede observarse cómo funciona este peligroso comando. A diferencia de otros, al menos en este caso no hay riesgo de ejecutarlo por accidente o sin saber qué ocurrirá a continuación. Es de una complejidad suficiente para mantener alejados de él a los usuarios novatos en Linux.

Más allá de la curiosidad, no existe riesgo alguno al utilizarlo. 

mkfs.ext3 /dev/hda

Disco duro

¿Quieres formatear tu disco duro? La mejor forma de hacerlo es crear un USB booteable y hacer una instalación limpia del sistema operativo. Pese a que este método es el más fácil y seguro, si quieres puedes hacerlo por las bravas, esto es, a través de la consola.

El comando mkfs.ext3 usa el sistema de archivos ext3 para formatear una ubicación, la que tú le indiques. Si le señalas /dev/hda, la del disco duro de tu PC, allá que irá a borrar todos los datos y archivos. También se suele utilizar este comando para dar formato a pendrives y otras unidades de almacenamiento USB.

Todos los portátiles Linux disponibles en Amazon España

Ni que decir tiene que introducir este comando en la terminal de Linux dejará tu disco duro completamente limpio, y esto incluye el sistema operativo instalado en él. Más te vale tener el sistema instalado en un SSD o una partición bien a salvo. Si no, tendrás que recurrir a un USB o DVD con alguna distribución para volver a bootear tu PC.

Hay mejores formas de formatear tu disco duro en Linux, y menos peligrosas.

mv directorio/dev/null

dev null

Null, como su propio nombre indica, es la nada. Si mueves allí cualquier carpeta o directorio de tu ordenador Linux, será lo mismo que destruirlos. No se puede hacer de forma gráfica a través del navegador de archivos, sólo mediante la terminal.

/dev/null es el comando que mueve cualquier directorio a este espacio vacío donde se pierden los archivos para siempre. Delante de la primera barra tienes que introducir el directorio que quieres destruir precedido de mv.

Cuando más cerca de la raíz del sistema esté el directorio que has movido, peor para ti. Esto significa que a su vez contiene más archivos y carpetas, que han sido enviadas a Null. Estos ficheros son absolutamente irrecuperables después de pulsar Enter, así que piénsatelo bien.

Es uno de esos casos en los que no queda más que decir “no lo intentéis en casa”.

wget http: // script -O | sh

Ubuntu script

Este comando de Linux descarga un script a tu ordenador y lo ejecuta automáticamente. Si el script es malicioso, tendrás problemas. No es recomendable hacerlo con fuentes desconocidas, a no ser que te guste mucho el riesgo. Debes introducir la URL del mismo entre wget y -O.

Para poder ejecutar este código debes disponer de conexión a Internet. No va a destruir tu ordenador de forma inmediata pero si el programador del script malicioso es bueno, puede que termine haciéndolo.

Hay numerosas webs en Internet desde donde puedes descargar scripts verdaderamente útiles e inofensivos, como por ejemplo Greasy Fork. No obstante, otras no son tan de fiar. Mucho cuidado con la web desde la que descargas cualquier archivo ejecutable a tu PC.