Los mejores libros electrónicos o eReaders de 2015

Poco a poco, el ebook le gana terreno a los libros en papel. En 2014, las ventas de ebooks en España aumentaron un 37.1%, y superaron por vez primera a las del libro de bolsillo. El libro electrónico ya representa un 5% de la facturación de la industria editorial, una cifra mucho más elevada en términos de ejemplares, teniendo en cuenta que un ebook cuesta la mitad que el mismo título en papel.

En 2014 el libro electrónico facturó unos ingresos de 110 millones de euros.

Tras la fiebre inicial, el mercado de eReaders o lectores de ebooks ha quedado en manos de cuatro o cinco fabricantes, que lanzan modelos cada vez más avanzados, así como de compañías chinas que fabrican modelos baratos y accesibles para todo el mundo.

La competencia con el smartphone y las tablets es cada vez más grande, pero los lectores habituales saben que la pantalla brillante y cegadora de estos dispositivos termina agotando la vista cuando llevas un rato leyendo un ebook, algo que no ocurre con un eReader. Muy pocos usuarios de lectores de ebooks vuelven al móvil o la tablet para leer libros.

Los mejores lectores de eBooks o eReaders de 2015

La gran ventaja de los eReaders, como ya sabes, es su pantalla de tinta electrónica. Hablamos de un compuesto magnético similar a la tinta que imprime el texto electrónicamente, sin necesidad de retroiluminación. Al no necesitar luz es como una hoja de papel, no cansa la vista aunque estés mucho tiempo leyendo, y se lee a la perfección a plena luz del día (en el parque o la playa), pues el sol no produce reflejos.

Los eReaders más modernos incorporan iluminación en la pantalla para leer de noche o en condiciones de poca luz, pero se lleva a cabo desde los laterales del eReader hacia la pantalla, y no hacia los ojos del lector como en una tablet o smartphone, manteniendo así la ventaja del menor cansancio de la vista.

Los lectores de ebooks también son más ligeros que las tablets, un detalle que se agradece cuando llevas mucho tiempo leyendo y los brazos te pesan. Y consumen menos batería. Un eReader sólo tendrás que recargarlo una vez al mes, incluso aunque lo uses todos los días. La razón es que una pantalla de tinta electrónica estática (cuando estás leyendo) no consume batería. Sólo lo hace cuando usas la luz o pasas páginas.

Además de hacer más agradable y realista la lectura digital, los lectores de ebooks te permiten ahorrar mucho dinero, si eres lector habitual. Las novedades editoriales cuesta la mitad en formato ebook que en papel, y existen continuas ofertas y promociones del estilo del Kindle Flash de Amazon, que ofrece cuatro ebooks al día por poco más de 1€.

Además, existen muchas formas de conseguir ebooks gratis en promociones, o con originales iniciativas como la de la librería Lektu, que te ofrece ebooks gratis mediante Pago Social: sólo tienes que publicar un tweet o un mensaje en Facebook diciendo que estás leyendo el libro, para llevártelo sin pagar. También venden ebooks que te permiten pagar cuando terminas de leerlo, sólo si te ha gustado.

Las formas más curiosas de conseguir ebooks gratis

Cómo elegir un eReader

Comienza fijándote en el tamaño de la pantalla. Como más grande sea más agradable es la lectura y menos páginas tienes que pasar, pero también abulta más y es menos manejable, especialmente si tienes pensado leer en el metro o en la calle. La pantalla táctil no es tan importante porque sólo se usa para pasar páginas u organizar la colección, pero será de gran ayuda si tienes muchos ebooks y te gusta ordenarlos.

Fíjate en el color de la pantalla. Las hay más o menos grises, e incluso prácticamente blancas. Te acabas acostumbrando a cualquier tono, pero como más blanca sea más se parecerá a la lectura en papel.

Estudia el sistema para pasar páginas. La mayoría emplean un botón para ir hacia adelante y otro para ir hacia atrás, o un simple toque en la pantalla táctil. Es importante que puedas hacerlo con una sola mano (la misma con la que sujetas el ebook), y que no pases la página sin querer (es decir, el botón debe aguantar un mínimo de presión o la pantalla táctil solo debe ofrecer una zona pequeña para pasar la página).

Aunque la resolución no es lo más importante en un ebook, debes tenerlo en cuenta si te gusta ver las carátulas en detalle o vas a leer comics o libros con ilustraciones.

Los mejores lectores de eBooks o eReaders de 2015

¿La pantalla iluminada es obligatoria? Si vas a leer a plena luz del día o en una sala bien iluminada, no. Pero va muy bien si acostumbras a disfrutar de la lectura con poca luz, o para leer por la noche en la cama sin molestar a tu pareja.

Por último, debes examinar el espacio de almacenamiento. La mayoría de los eReaders tiene una memoria interna que no se puede ampliar con tarjetas SD. No es un problema porque un ebook ocupa muy poco, entre 0.3 y unos pocos MB, así que un espacio de 2 o 4 GB, que suele ser la memoria habitual, caben miles de libros. Pero haz cálculos si tienes pensado almacenar en el eReader toda tu biblioteca.

Cada eReader acepta diferentes formatos de eBooks y está asociado a determinadas tiendas. Afortundamente con programas como Calibre puedes convertir entre formatos sin problemas, así que en la práctica cualquier lector de ebooks sirve para todos los formatos y todas las tiendas de libros digitales que existen.

Pulsa el botón Siguiente para acceder a la lista con los mejores lectores de ebooks o eReaders de 2015. Ten en cuenta que no están ordenados por calidad, pues a estos niveles es una cuestión de gustos.

Compara características, elige el que más te guste, y disfruta de la lectura digital. Quien tiene un eReader, ya no quiere volver al smartphone o la tablet para leer libros...

Los eReaders más baratos de ebay