Skip to main content

15 dispositivos inteligentes tan raros que no sabías que existían

kuvee

18/08/2018 - 18:45

Estos 15 dispositivos inteligentes que hemos recopilado son los más raros que existen, gadgets que son caros, que tienen una utilidad cuestionable en la mayoría de los casos y que, sobre todo, son lo más de lo más para enseñar a las visitas.

La tecnología es maravillosa (por eso estamos aquí), pero hay momentos en los que nos hace pensar si los ingenieros están jugando a ser dioses... o si realmente vale para algo tanta investigación. Esto ocurre cuando vemos objetos tecnológicos raros que parecen muy avanzados, pero que luego no sirven para nada.

Es el caso de algunos de los objetos inteligentes que encontraréis en la siguiente lista. Se trata de 15 dispositivos inteligentes que nunca hubiéramos imaginado que existían y que, realmente, viendo las características de cada uno de ellos pensamos eso de ''¿pero si la tecnología sirve para hacer las cosas más fáciles, por qué tengo que conectar mi cepillo de dientes al móvil?''

Estos aparatos inteligentes comparten tres características: son caros, su utilidad es discutible y utilizan tecnología de maneras que nunca hubiéramos imaginado. A continuación, vamos con esos 15 productos inteligentes que no sabías que existían.

Horno inteligente June

Empezamos con uno que se lleva la palma, ya que cuenta con las tres características clave de estos productos inteligentes que no sabías que existían. Y, vale, puede que sea la mejor idea de las que encontraréis en esta lista, aunque suene descabellada.

Se trata de un horno de encimera que cuenta con un chip de Nvidia, inteligencia artificial, cámaras y sensores internos, además de conexión con nuestro teléfono móvil. Está creado por antiguos ingenieros de Apple y os estaréis preguntando para qué vale. Bien, la respuesta es muy sencilla.

Si no tienes ni idea de cocinar, metes la comida al horno y, gracias a toda la tecnología que monta, se encarga de hacer todo el trabajo: ajustar el tiempo, la temperatura, etc. Y, según quienes lo han probado, no funciona mal y es una buena forma de preparar comidas más caseras.

Horno inteligente June

Y sí, es caro, carísimo. Nvidia no es una empresa que destaque por sus precios, es la que los responsables del horno han escogido para dar vida a June. El chip Tegra es el que se encarga de monitorizar todo lo que ocurre en el horno, y su precio es de ''solo'' unos 1.500 dólares.

Horno inteligente June

Tiene su utilidad, seguro, y si contamos con uno seguro que nos hacemos a él, pero tiene que bajar unos 1.000 dólares.

Retrete Numi

Un retrete tan ''chick'' que podrás tenerlo en el salón. No lo decimos nosotros, la misma publicidad de la compañía es la que nos da esa idea. Pero... ¿acaso el retrete no es el mejor objeto de la casa? Con una conexión WiFi y una Nintendo Switch, tenemos 10 minutos hechos al día.

Retrete Numi

El retrete Numi quiere que pasemos ahí más tiempo aún, ya que Kohler se ha pasado con la tecnología, ya que este retrete de lujo puede controlarse por voz, se abre y cierra de forma automática cuando nos acercamos y... ¡precalienta el asiento para que esté a nuestro gusto!

Retrete Numi

Tiene altavoz incorporado y se puede sincronizar con Amazon Echo para que reproduzca música relajante de forma automática. Vamos, nada más que el retrete tiene más tecnología que el resto de mi casa.

Quirky Egg Minder

La smart-huevera es uno de los objetos inteligentes más extraños, por no decir inútiles, que encontramos en esta lista de los objetos inteligentes más raros, a no ser que os hayáis hecho la pregunta de ''cómo conectar la huevera al móvil'', claro.

Eso mismo es lo que propone la Quirky Egg Minder, una huevera que no es que haga nada especial con los huevos, sino que nos dice en el móvil cuántos huevos quedan, para ir a comprar por si acaso no nos basta con la confirmación visual en el frigorífico, y también indica cuál va a pasarse de fecha.

Quirky Egg Minder

Si tenéis 13€, podéis comprar una, aunque los usuarios que la tienen no la recomiendan y, aunque ese precio parezca barato, cuesta muchísimo más que... nada, ya que el propio frigorífico tiene una bandeja para huevos.

Brita Infinity WiFi

Espera, espera, si la bandeja de los huevos se puede conectar al móvil... ¿por qué no la jarra del agua? Todo lo que compremos este año tiene que ser smart y tecnológico, y eso lo sigue a rajatabla la nueva jarra de Brita.

Es, según sus creadores, claro, ''el futuro de la hidratación'', pero... ¿qué tiene de especial esta jarra? Bueno, aunque suene un poco innecesario, no está mal del todo.

Brita Infinity WiFi

Las jarras Britta, y todas las de este tipo, utilizan una serie de filtros para purificar el agua. Cuando el filtro se agota, hay que comprar otro. Lo que hace esta jarra es encargar uno de manera automática a Amazon gracias al servicio Amazon Dash.

¿El precio? Unos 45 dólares.... filtros aparte.

Hidrate Spark

La jarra, vale, pero esto es pasarse. La Hidrate Spark es una botella inteligente (y no va a ser la única que encontréis en esta lista de los 15 dispositivos inteligentes más raros) que vale para... llevar agua.

Sí, tiene un componente tecnológico, y aunque no está mal del todo, no es muy útil... Lo que hace la Hidrate Spark es emparejarse al móvil para recordarnos que debemos mantenernos hidratados con notificaciones de su companion app.

Hidrate Spark

Cuesta 55 dólares y aunque es bonita y brilla cuando conseguimos un objetivo, quizá es excesivo para una simple botella que nos da la enhorabuena o nos echa la bronca cuando no bebemos la suficiente agua a lo largo del día. 

Mantenerse hidratado es importante, pero no a este precio. Sale bastante más rentable beber de vez en cuando y olvidarse de mirar una app para ver si tenemos sed. 

Hatch Baby Smart Changing Pad

De los aparatos más inútiles de esta lista de objetos inteligentes más extraños. Se trata de una almohadilla para bebés que nos indica cuándo hay que cambiar los pañales, el peso, cuándo debe comer, y diferentes necesidades vitales de un neonato.

Puede parecer muy útil y muy tecnológica, pero no es más que una simple báscula que se comunica con una aplicación de compañía que es la que realiza todo el trabajo.

Hatch Baby Smart Changing Pad

Es decir, lo único que mide son los cambios de peso del bebé de forma directa y los comunica a la companion app, que es la que se encarga de realizar todo el trabajo.

Si os sobran 250 dólares, podéis haceros con la Harch Baby Smart Changing Pad, aunque a lo mejor resulta más útil comprar otras cosas para el bebé...

Onvi Prophix

Hay dos cepillos de dientes inteligentes en esta lista, y los dos están en el extremo de la utilidad. Uno de otro, quiero decir. El cepillo de dientes Onvi Prophix no se conecta a nuestro smartphone para ser un mejor cepillo de dientes, que debería ser lo suyo, sino para... ¡hacernos fotos!

Y es que, este cepillo cuenta con una cámara de 10 megapíxeles, más que la de muchos teléfonos móviles, que puede hacernos fotos y mandar vídeo en directo a nuestro teléfono móvil para mostrar el interior de la boca.

onvi prophix

Vale, puede ser útil en algunos casos, pero si necesitamos eso, quizá sea más útil que lo haga el dentista. Además, se suple con un espejo... y cuesta la friolera de 400 dólares.

Cepillo de dientes de Xiaomi

El otro cepillo de dientes de la lista. El cepillo de dientes de Xiaomi es, como casi todo lo de Xiaomi, tremendamente popular., y aquí no podemos decir que es caro, ya que no lo es en absoluto.

Sabemos que estáis deseando el cepillo eléctrico de Xiaomi

Es extraño tener una aplicación en el móvil para controlar y monitorizar nuestro cepillo de dientes, pero eso es lo que podemos hacer con el cepillo de dientes de Xiaomi. Cuenta con diferentes opciones, modos de cepillado y monitorización del tiempo, pero lo más interesante es que, pese a ese aspecto smart, es un cepillo de dientes totalmente funcional, sin extras como una cámara.

Cepillo de Xiaomi

Podemos hacernos con él por 29,99€, y es de los pocos objetos de esta lista de aparatos inteligentes raros que, realmente, tiene una utilidad real.

Juicero

Un exprimidor de zumo de 700 dólares. ¿Tenéis algo suelto en la cartera? ¡Es una ganga! Juicero fue, y digo ''fue'', porque nunca más volverá a serlo, un exprimidor de fruta que quería ser la máquina para hacer zumos del futuro.

¿La tecnología ultra moderna que llevaba en su interior? Un sistema que le permitió ser, si alguien se hizo con él, la Nespresso de los zumos de frutas. Así de simple, cápsulas de sabores, o lo que llevaran en su interior, capaces de hacer zumos en segundos.

Juicero

Tras el lanzamiento y la pobre acogida, la empresa despidió al 25% del personal y rebajó el precio hasta los 399 dólares, que seguía siendo bastante elevado. Lamentablemente, terminaron cerrando.

Botella Kuvée

Una botella de vino inteligente es justo lo que estabais necesitando si os queman 200 dólares en el bolsillo. La botella de vino Kuvée es bastante especial, ya que se trata de una botella hueca con conexión Wi-Fi y una pantalla táctil que nos muestra diferente información del vino que guarda en su interior.

No, no es que adivine con qué vino rellenamos la botella, ya que el proceso es mucho más sencillo. La propia casa vende unos cartuchos de entre 30 y 50 dólares que se meten en el interior de la botella y que cuentan con una etiqueta inteligente que el sistema de Kuvée puede leer.

Además, parece que esta botella mantiene fresco el vino, con todas sus propiedades y sabor, durante 30 días, por lo que habrá tiempo de sobra para degustarlo. No es tan inútil como parece, realmente, pero definitivamente es uno de los dispositivos inteligentes más raros que existen.

i.Con

i.Con es... el condón inteligente. ¿Para qué necesitamos uno de esos? Ni idea, pero cuenta con la última tecnología para... bueno, para nada, porque las características de este condón inteligente son raras. Rarísimas.

i.con

Este condón inteligente, realmente, no es un preservativo, pese a lo que su caja puede sugerir. Se trata de un anillo que se coloca en la base del pene y mide diferentes estadísticas, como la velocidad, la temperatura de la piel, las calorías quemadas, la frecuencia con la que se practica el coito y otros datos que podemos sincronizar con nuestro teléfono.

Cuesta la friolera de 68,99 euros... y no sé para qué queremos esta Fitbit sexual.

Thync calm

Estamos ante otro wearable extraño, como poco, pero que, de funcionar, sería el mejor invento de la historia de la humanidad. Y es que, el Thync Calm es un dispositivo que nos colocamos como si fuera una especie de parche en la frente que va hasta la parte trasera de la oreja y la nuca, según el modelo.

Este dispositivo realiza una serie de vibraciones, entre otros estímulos, que promete llenarnos de energía o calmarnos, dependiendo de lo que necesitemos, en cuestión de minutos gracias a una serie de impulsos eléctricos.

Thync Calm

Gracias a una companion app, cómo no, podemos ajustar estos impulsos, y según la compañía es un sustitutivo al café y al alcohol. Según muchos, no vale para nada, y cuesta la friolera de 199 dólares.

Pavlok

Poniéndonos un poquito pedantes, Pavlov fue un científico que demostró el conductismo gracias a una serie de célebres experimentos con perros (los perros de Pavlov). Esta pulsera quiere ''educarnos'' y mejorar nuestra conducta, pero a lo bestia y sin reparo alguno.

Se trata de una pulsera que cuesta unos 150 euros y que nos da descargas eléctricas similares a las que sufrimos cuando hay estática. ¿El objetivo? Corregir los malos hábitos. La pulsera se conectará al móvil y, gracias a ciertos sensores, el GPS y la configuración del usuario, sabrá si estamos haciendo algo mal.

Pavlok

Si no vamos al gimnasio, descarga; si nos mordemos las uñas, descarga; si jugamos demasiado a la consola, descarga. Sus responsables prometen que en 15 días podemos corregir ciertas conductas, como la de irnos tarde a la cama. Y sí, también será a base de pinchazos eléctricos. Vosotros veréis...

Bruno

Bruno es uno de estos aparatos que vienen a solucionar un problema del primer mundo. Se trata de un cubo de basura inteligente que, entre otras cosas, abre su tapa automáticamente cuando damos una palmada (si tenemos deshechos, ya diréis cómo damos la palmada).

En definitiva, cuenta con un diseño bonito, eso es cierto, pero hay que recargar cada mes la bolsa de basura (que, encima, es propiedad de la compañía) y su ''utilidad smart'' es lo mencionado, abrirse con una palmada y absorber migas o pelos que barramos hacia el cubo. No, no es un Roomba que pasee solo por la casa, tenemos que llevarle la basura de forma manual.

Basura bruno

El modelo básico cuesta 129 dólares, pero hay un modelo mucho más avanzado que, por 179 dólares, nos avisa cuando la bolsa se está agotando.... y cuando toca recogida de basura. ¡Todo ventajas!

Flatev

Terminamos la lista de los 15 dispositivos y objetos inteligentes más raros con Flatev. Este, sin embargo, sí tendría un hueco en mi casa. Se trata de otra máquina que sigue la idea de las Nespresso, pero en esta ocasión... ¡prepara tortillas!

No tortillas francesas o de patatas, sino mexicanas. La idea la tuvo Carlos Ruiz, inventor del aparato, cuando estaba estudiando en Europa, y básicamente es un dispositivo capaz de crear tortillas perfectas en segundos.

Flatev

Cuenta con unas cápsulas con diferentes sabores (a 80 céntimos de dólar la cápsula) que traen la cantidad justa de masa para hacer una estupenda tortilla. Cuesta 400 dólares, pero es el precio de tener tortillas ''frescas'' en cuestión de segundos para hacer tacos o fajitas.

Contenido exclusivo ofrecido por upday España