Skip to main content

El gran problema que tiene Netflix con los cines

El Irlandés

28/08/2019 - 17:45

Parece que el matrimonio entre Netflix y los cines está prácticamente roto, y de momento ni siquiera de conveniencia.

Netflix tiene entre manos uno de sus principales estrenos del año: El Irlandés, la nueva película del director Martin Scorsese, que contará en su reparto con actores del calibre de Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci o Harvey Keitel.

De hecho el presupuesto de la película asciende a 160 millones de dólares, una cuantía importante en vista de que hablamos de una producción propia de Netflix. Este mastodóntico presupuesto se debe a la calidad de los actores y actrices, la ambientación y a la enorme técnica que hay detrás, dado que se hace uso de una vanguardista tecnología de rejuvenecimiento facial para hacer que los actores aparenten bastante menos edad en la cinta.

Sea como fuere, Netflix quiere que esta película tenga posibilidades de ganar un Óscar, y con ello es requisito indispensable que se estrene primero en los cines, y esa es su intención. En principio, El Irlandés llegará a los cines el próximo 1 de noviembre, para estrenarse en Netflix el 27 del mismo mes, una diferencia de fecha que no gusta a las grandes salas de cine.

Ya pasó con otra de las grandes producciones de Netflix del curso pasado, Roma, y parece que sucederá lo mismo con el Irlandés de Martin Scorsese. Y es que los principales exhibidores europeos y norteamericanos quieren contar con tres meses de exclusividad en la gran pantalla, y Netflix no está nada de acuerdo y quiere estrenarla 26 días después en su plataforma.

Esto ha provocado que exhibidores como Vue, Picturehouse, AMC, Regal, Cineplex y Cinemark se nieguen a proyectar la película de El Irlandés al no ser que les garanticen tres meses de exclusividad total antes de su estreno en Netflix.

A finales de agosto no hay acuerdo, y todas las salas de cine mencionadas anteriormente, junto a otras tantas que seguirán la tendencia, no proyectarán el Irlandés que parece que quedará reducida su proyección a pequeñas salas de cine independientes.

Los grandes exhibidores consideran que si se estrena la película tan pronto en Netflix, perderán una enorme taquilla, dado que a muchos usuarios no les importará esperarse 26 días para verlo tranquilamente en el sofá de su casa. Por otra parte a Netflix tampoco le interesa esperar tres meses desde el estreno original en cines, porque la mayoría de sus suscriptores ya habrá tenido tiempo de ver la película, sea en cines o por cualquier otro medio.

Esto es una buena noticia para las pequeñas salas de cine, que podrían abarrotarse durante los primeros días de estreno de El Irlandés con usuarios que habitualmente no las visitan. Si bien no hay una regla escrita sobre tener que dar una exclusividad de 90 días a un estreno cinematográfico antes de su llegada a servicios privados de consumo, lo cierto es que es una regla cultural anticuada que lleva instaurándose desde hace multitud de años.

Sea como fuere, si quieres ver El Irlandés en su estreno en los cines te va a tocar buscar pequeñas salas independientes de tu ciudad, o bien esperar 26 días a verla tranquilamente en el sofá de tu casa a través de Netflix.