Skip to main content

Así puede ayudar el Mario Kart a mantener tu relación de pareja

Mario kart tour

04/05/2020 - 20:35

¿Es Mario Kart el remedio que necesita una pareja en crisis? ¿Quizá la Senda Arcoíris pueda devolver la magia a una relación acabada? Cuestiones realmente difíciles de resolver, pero una encuesta asegura que el título tiene un gran impacto en las relaciones de pareja de los jóvenes jugadores.

Jugar a videojuegos siempre es un placer y lo mejor de todo es que esa buena experiencia siempre se puede trasladar a otras personas. Disfrutar de esta pasión junto a amigos, familiares y conocidos aporta un valor añadido que siempre nos saca una sonrisa.

Por supuesto, jugar con tu pareja pueda reportarte buenos momentos llenos de piques y risas. Pero, ¿qué dirías si los videojuegos fuesen la clave para mantener una relación con tu pareja y que fuera más estrecha? Según un estudio reciente, disfrutar de videojuegos en compañía de tu pareja puede ayudar a cimentar las bases de vuestra relación.

CenturyLink ha realizado una encuesta a 1.000 jugadores para conocer sus hábitos y uno de cada tres usuarios de entre 18 a 24 años asegura que jugar con su pareja ayuda a mantener una relación duradera. Y, ¿cuál es el título más mencionado? Efectivamente, Mario Kart. 

Después del bigotudo fontanero, se sitúa Call of Duty y... Skyrim. No obstante, el amor no siempre se manifiesta entre partida y partida, ya que de los 1000 encuestados, 42 aseguraron que se había separado por culpa de los videojuegos.

El estudio concluía con la opinión del terapeuta Ryan M. Earl: Los videojuegos pueden ayudar a las personas a trabajar juntas para alcanzar una meta común. Este tipo de actividades compartidas pueden alentar y crear más intimidad entre los individuos.

El bueno de Mario siempre llega para solucionar la papeleta a todo aquel que lo necesite. Si queréis mejorar vuestra relación, un buen caparazón azul directo al corazón siempre ayuda a mantener el amor sobre ruedas.

Este artículo fue publicado en Hobby Consolas por David Rodríguez.