Consejos para comprar mini PCs

Consejos para comprar mini PCs

Comprar un mini ordenador es tan sencillo—o complicado, según se mire—, como resulta comprar cualquier otro tipo de ordenador.

En su elección se tendrá que tomar en cuenta una serie de factores para asegurarte de elegir el modelo que mejor se adapta a tus necesidades.

No obstante, en los ordenadores compactos de sobremesa, dadas sus reducidas dimensiones y sus características específicas, tendrás que tener en cuenta algunos detalles que tal vez no sea tan importante tenerlos en cuenta a la hora de elegir un ordenador de sobremesa tradicional, o un ordenador All-in-One de escritorio.

Vamos a repasar algunas claves con las que te será mucho más sencillo elegir el mini PC que se ajuste a ti como un guante.

En los ordenadores compactos de sobremesa tendrás que tener en cuenta algunos detalles que tal vez no sea tan importantes a la hora de elegir un ordenador de sobremesa tradicional

Los 5 mejores Mini PCs de 2015

Barebone vs. mini PC

Antes de nada, conviene hacer distinciones que pueden llevar a confusiones a la hora de adquirir tu mini PC.

Hasta no hace mucho tiempo, los fabricantes ofrecían los mini PC como barebones. Esto significa que el ordenador no está totalmente ensamblado y el producto solo incluye la caja, placa base y fuente de alimentación, quedando a elección del cliente elegir el procesador, disco duro o memoria RAM que quiere instalarle, y siendo el propio cliente quien finalmente termina de montar el conjunto y lo pone en funcionamiento.

Por otro lado, encontrarás los mini PC totalmente ensamblados y listos para funcionar.

Hasta no hace mucho tiempo, los fabricantes ofrecían los mini PC como barebones

Obviamente, el precio de los barebones es muy inferior, dado que le faltan algunos componentes y no incluyen licencia para el sistema operativo, pero para completarlos necesitarás contar con unas nociones básicas sobre el montaje de los componentes del ordenador.

En cambio, los mini PC son algo más caros si los comparas con los barebones, pero están listos para ser usados e incluyen un sistema operativo ya instalado y su licencia de uso.

Para no dar lugar a confusiones, este es un detalle que tendrás que tener muy presente a la hora de elegir tu mini PC.

Instala el disco duro y la memoria en Intel NUC

Sistema operativo

La actual oferta de mini PCs abarca a los principales sistemas operativos, por lo que antes de elegir uno u otro, conviene tener en cuenta qué sistemas operativos quieres utilizar en tu mini PC.

Los mini PCs con sistema operativo Android suelen ser más sencillos de utilizar ya que básicamente es como utilizar un móvil, pero en lugar de utilizar una interfaz táctil, utilizas un teclado y un ratón.

Los miniordenadores que utilizan este sistema operativo son ideales como centro multimedia y de entretenimiento por su facilidad de uso y la extensa oferta de apps que ofrece Google Play.

Algunos mini PCs usan sistemas de escritorio tradicionales Windows o OS X

Xiaomi Mi Box Mini. El Mini PC Android más pequeño del mundo

Por otro lado, dispones de mini PC con versiones de distros Linux preinstaladas y listas para usar. Estos dispositivos pueden llegar a ser un poco más complicados de usar si no estás acostumbrado a utilizar este tipo de entornos de escritorio, pero tras un corto periodo de adaptación resultan muy estables y son ideales como servidores multimedia y centros de ocio.

Por último, tenemos los ordenadores compactos con sistemas de escritorio tradicionales Windows o OS X. Estos ordenadores funcionan como cualquier otro PC de escritorio.

Elige el procesador adecuado

Tal y como sucede a la hora de adquirir cualquier otro tipo de ordenador, es muy importante tener en cuenta el uso real que le vas a dar al mini PC.

Obviamente no necesitas la misma potencia en un mini PC que quieras usar para reproducir vídeos en una pantalla con resolución 4K, que para uno en el que exclusivamente se van a realizar tareas de ofimática.

Es muy importante tener en cuenta el uso real que le vas a dar al mini PC

imp, un PC al estilo Mac Mini pero por sólo 129 dólares

En el caso de los mini PC, ese aumento de potencia incide de forma muy significativa en el precio final del dispositivo, ya que miniaturizar componentes de gran rendimiento supone un coste mayor que hacerlo con otros de rendimiento más discreto.

Tampoco conviene ser optimista y dar por sentado que un mini PC con unos determinados componentes será capaz de realizar las tareas que necesitas. Investiga un poco los componentes que lo forman. Eso te ayudará a hacerte una idea más exacta de lo que es capaz de hacer o no el mini PC que has elegido y evitarás decepciones por la falta de rendimiento de tu ordenador.

RAM ampliable

Independientemente de las características que el mini Pc que has elegido traiga de fábrica, es importante mirar al futuro y contemplar las opciones de ampliación de algunos de sus componentes.

Con esto conseguirás alargar la vida operativa de tu mini PC, evitando que se ralentice y consiguiendo que conserve su fluidez con el paso de los años.

Uno de los elementos que más influirá en el mantenimiento de esa fluidez es la posibilidad de ampliar la memoria RAM de tu mini PC.

Uno de los elementos que más influirá en el mantenimiento de esa fluidez es la posibilidad de ampliar la memoria RAM de tu mini PC.

Raspberry Pi B+ rebaja su precio y ahora cuesta 25 dólares

Algunos mini PC traen instalada una determinada cantidad de memoria RAM, pero cuentan con conectores libres en los que podrás insertar nuevos módulos de memoria RAM compatibles y ampliarlas fácilmente.

Otros, en cambio, tienen la memoria RAM soldada en la placa base, por lo que se descartan las opciones de ampliación.

Capacidad y formato del almacenamiento

De forma similar a como sucede con la memoria RAM, los mini PC vienen de fábrica con una determinada capacidad de espacio de almacenamiento en el disco duro.

En muchos de ellos resulta sencillo abrirlos para desmontar ese disco duro e instalar uno nuevo con más capacidad.

Esto no lleva al siguiente punto importante relacionado con el almacenamiento: el formato del disco duro.

La mayoría de ordenadores compactos de escritorio utilizan sistemas más tradicionales como los discos duros o SSD

En algunos mini PC, sobre todo los que tienen formato de stick o ultra reducido, el almacenamiento es del tipo eMMC y va soldado a la placa base del dispositivo, por lo que las opciones de ampliación son escasas.

Por suerte, la mayoría de ordenadores compactos de escritorio utilizan sistemas más tradicionales como los discos duros o SSD de 2,5”, discos duros de 3,5” e incluso combinaciones de ambos.

Si el mini ordenador de sobremesa que has elegido utiliza algunos de estos sistemas de almacenamiento, su ampliación está prácticamente garantizada.

También existe la posibilidad de que el mini PC utilice discos SSD con un formato M.2 o m.SATA, este formato de discos también es fácil de actualizar, pero debes asegurarte de cuál es el que usa antes de comprar un nuevo disco con más capacidad para él.

Existe la posibilidad de que el mini PC utilice discos SSD con un formato M.2 o m.SATA

Consejos y claves para comprar discos SSD

Refrigeración

Como cualquier componente electrónico, los mini PC también sufren los rigores de las altas temperaturas y eso, a la larga, puede afectar a la vida útil de tu ordenador e incluso hacer que funcione más lento de lo que debería ya que se activan los sistemas de control de temperatura de los componentes y estos sistemas de control actúan como limitadores de potencia para mantener la temperatura a raya.

Teniendo en cuenta el reducido espacio disponible en este tipo de ordenadores compactos, antes de comprar un mini PC conviene tener en cuenta el diseño de su caja y ver si cuenta con suficientes ranuras de ventilación que faciliten su refrigeración.

Es importante comprobar si cuenta con suficientes ranuras de ventilación que faciliten su refrigeración

Cómo controlar la temperatura de tu ordenador

En otros casos, la utilización de aluminio en la fabricación de la caja del dispositivo, en lugar de policarbonato, convierten la propia caja en un disipador de calor ya que el aluminio facilita el intercambio de calor de calor entre el interior y el exterior.

Mini PC escalable

Determinados modelos de mini PC están pensados como un sistema modular en al cual puedes añadirles otros componentes como una unidad de disco, un sistema de almacenamiento externo, etc. Estos accesorios se montan sobre el propio dispositivo creando un único bloque.

Su tu intención es añadirle en un fututo alguno de estos accesorios, asegúrate de que el mini PC que has elegido cuenta con una línea propia.

De lo contrario, terminarás con una mesa llena de accesorios conectados a tu mini PC.

Determinados modelos de mini PC están pensados como un sistema modular en al cual puedes añadirles otros componentes

Conexiones necesarias

Al hilo de la posibilidad de conectarle otros accesorios, uno de los factores que deberás tener muy en cuenta a la hora de elegir tu mini PC es que cuente con las opciones de conectividad que necesitas.

Estas opciones de conectividad se materializan en la cantidad de puertos USB y en sus características (si son USB 2.0. USB 3.0 o USB tipo C). Piensa en los periféricos que tendrás conectados permanentemente a tu mini PC y procura dejar un par de puertos USB libres para conectar fácilmente dispositivos ocasionales como llaves USB o un smartphone, sin tener que desconectar ninguno de los habituales.

uno de los factores que deberás tener muy en cuenta a la hora de elegir tu mini PC es que cuente con las opciones de conectividad que necesitas.

¿Cuál es la diferencia entre USB-C y USB 3.1?

La posición de estos conectores, aunque no es vital, si puede afectar a la comodidad de uso diaria. Siempre es más cómodo si el mini PC cuenta con algunas conexiones en el frontal.

Las conexiones de vídeo también son importantes ya que determinan el formato de conexión con la pantalla que utilices y en muchos casos pueden limitar la resolución que muestran. Por ejemplo, no podrás mostrar resoluciones superiores a Full HD si utilizas una conexión VGA en lugar de un HDMI o DisplayPort.

Lo mismo sucede si tienes previsto utilizar una configuración de dos monitores conectados a tu mini PC.

Siempre es más cómodo si el mini PC cuenta con algunas conexiones en el frontal

Cómo configurar varios monitores en tu Mac

Compatibilidad VESA

El soporte VESA (Video Electronics Standards Association) es un conjunto de estándares en los que se establece un determinado formato, tamaño y especificaciones para el montaje de accesorios de monitores y pantallas. Cumpliendo con estas especificaciones, cualquier accesorio (teniendo en cuenta peso y tamaño, obviamente) puede ser instalado en la parte trasera de una pantalla.

Cumpliendo con estas especificaciones, cualquier accesorio puede ser instalado en la parte trasera de una pantalla.

De modo que, si el dispositivo que has elegido cumple con este estándar VESA, podrás instalarlo en la parte trasera de tu monitor o pantalla de TV, con lo cual se aprovecha mucho mejor el espacio disponible en tu mesa, además de que tu ordenador estará perfectamente camuflado, evitando ver sus cables y conexiones.

Accesorios incluidos

Algunos mini PC vienen con accesorios que la marca incluye como gentileza a sus clientes.

Estos accesorios acostumbran a ser conjuntos de teclado y ratón inalámbricos con los que poder controlar el mini PC, eliminando cualquier molesto cable.

Estos accesorios acostumbran a ser conjuntos de teclado y ratón inalámbricos con los que poder controlar el mini PC.

Esto, más allá del reconocimiento del detalle por parte del fabricante, no tiene mayor importancia que el de descontar su coste al compararlo con otros modelos que probablemente no incluyan estos accesorios.