Apple patenta auriculares autoajustables y sin ruidos

El diseño de un nuevo dispositivo de Apple

La compañía norteamericana no quiere dejar de acaparar un sólo titular, sea por anuncios oficiales como los que se dieron durante el keynote del WWDC 2013, por todos los rumores que ha generado el posible lanzamiento del iPhone 6, e incluso por los problemas de conectividad que enfrentan los usuarios que decidieron adquirir un MacBook Air apenas salió al mercado. 

Esta semana, se conocía una patente registrada en la Oficina de Patentes y Registros de Estados Unidos a principios del año, que describe un auricular intraural con la propiedad de ajustar el audio de forma automática, gracias a una serie de sensores que calibran el sonido basándose en cómo se ajusta el audífono al oído, y que además miden la corriente eléctrica.

El accesorio fue registrado como un "dispositivo electrónico y sistema de sonido". En la patente, además, se hizo alusión a un sistema de audífonos que eliminan sonidos exteriores, o "noise cancelling earbuds", que dependen de un buen ajuste entre el oído y el auricular para funcionar de forma adecuada.

Sin un buen ajuste, no es posible disfrutar de todo lo que ofrecería el nuevo sistema de sonido de Apple: se perdería, entre otros factores, el equilibrio entre el nivel de audio de los auriculares llegando a aumentos innecesarios de volumen y por consiguiente daños al oído interno, y la ecualización en general. 

Para lograr un ajuste ideal y que casen el auricular intraural y el oído, los proponentes de la patente sugieren medir la impedancia acústica; la disipación de las ondas acústicas que se desplazan entre un medio; tomando medidas acústicas. Así, se pueden medir las curvas de impedancia acústica generadas por el auricular y mejorar el desempeño en su parlante para compensar fallos existentes.

Otra manera en la que se pueden medir los niveles de impedancia es a través de los circuitos, verificando la amplitud de onda en las entradas y salidas del mismo. Y al tratarse de audífonos que cancelan sonidos externos, se colocarían micrófonos cerca al oído para medir el sonido ambiente. De esta forma, se puede modificar el ajuste del auricular con el oído para que ningún ruido externo interfiera con lo que se está escuchando, o llegar a hacer que nuestros vecinos escuchen lo que nosotros tenemos en el reproductor.