Así es brazo selfie, el palo selfie con el que no estarás sólo

El palo selfie con el que nunca estarás solo

¿Quieres conocer el palo de selfie con el que nunca estarás solo? El brazo selfie resuelve muchos de los problemas a aquellos a los que no les gusta salir solos en las fotos ya que te dará la mano cuando más lo necesites...

Estás de turismo por una ciudad desconocida, tus amigos se han quedado en el hotel por culpa del cansancio, pero tú has sacado fuerzas de flaqueza para ir a investigar una nueva ciudad. 

Aunque ayer estuvisteis dando una vuelta, hoy tú solo descubres lugares increíbles, un sitio donde la vegetación es impresionante y la plaza bucólica con la que siempre habías soñado. Deseas compartirlo con alguien... ¿Cómo puede ser que en un sitio tan maravilloso estés tú solo?

palo selfie

Resulta que, "por suerte", llevas encima el móvil y un palo selfie...Sí las fotos quedarán de maravilla, pero en el fondo sigues estando solo allí y eso en tus redes sociales lo van a notar. 

Un nuevo invento te tiende la mano y evita la terrible sensación de soledad...pero sólo en las fotos.

Los 7 mejores palos selfie o palo stick para autofotos

Gracias a él, cuando llegues al hotel, aparte de dar envidia a tus amigos podrás decir que encontraste algo más allí, una mano amiga... 

Se llama brazo selfie, y es un poco más aparatoso que el palo selfie habitual. Su acabado es en forma de mano, una que nunca te dejará solo y estará presente en todas las fotos allí dónde estés.

brazo selfie

Para hacer una foto bastará con darle la mano y... ¡click!, gracias a tu brazo selfie un misterioso acompañante y tú, estaréis en el maravilloso paraje que has encontrado.

Es cierto que esto solo funcionará de cara a las redes sociales y que no ofrece compañía real, pero eso de cara al resto no será así, ya que sólo tú y yo conocemos la verdad de esta pequeña "trampilla". 

Aún no te podemos decir dónde puedes comprarlo, pero si tienes un palo selfie, puedes fabricártelo tú, no es tan difícil... ni tan patético como crees.

Fuente: The Verge