Así se monta un ordenador portátil 100% español

Montaje ordenador portátil Mountain

Hace siete años Juan Pedro Cabanas y Jose Luis Riballo pensaron que había llegado el momento de sacar partido a una de sus habilidades como informáticos: montar ordenadores a medida.

Así fue cómo nació Mountain Labs en noviembre de 2007. Decidieron empezar por lo alto, en sentido figurado, y cambiaron el omnipresente garaje en el que han nacido muchas de las grandes empresas tecnológicas norteamericanas de éxito por un ático en Madrid.

Entonces eran un equipo de dos, ahora esta empresa cien por cien española que está a punto de cumplir su séptimo aniversario cuenta con 20 empleados, ha encontrado su propio hueco en el mercado, ha facturado más de cuatro millones de euros y se está preparando para dar el salto fuera de nuestras fronteras, además de ampliar su catálogo de productos.

Marcando la diferencia

Ganas y proyectos no les faltan a este grupo de emprendedores que desde el inicio detectó que había un nicho de mercado sin cubrir: el de los ordenadores de altas prestaciones. “Al principio no teníamos demasiado claro si era aquí hacia donde queríamos orientar nuestra estrategia, incluso teníamos una gama más económica y sencilla, pero enseguida nos dimos cuenta de que ahí no éramos competitivos”, recuerda uno de sus fundadores, Juan Pedro Cabanas.

“Al compararnos con fabricantes de equipos en masa, como Dell o HP, nos dimos cuenta de que nuestra oportunidad estaba en ofrecer un producto personalizado y adaptado a cada necesidad”.

Los técnicos de la fábrica de Mountain realizan el montaje de los ordenadores uno a uno

Juan Pedro nos lo cuenta desde su despacho, situado en uno de los polígonos industriales que todavía quedan en Madrid capital, y a unos pocos metros de la fábrica donde los técnicos realizan el montaje de los ordenadores uno a uno.

Mejores ordenadores de sobremesa

La propuesta de Mountain es sencilla: parten de unas configuraciones base –que recientemente han reducido a seis para simplificar su catálogo– diseñadas por el departamento de I+D. “Sabemos que son equilibrada y estables, y sobre ellas el cliente puede modificar algunas características, como la memoria, disco duro, tipo de pantalla… En ese sentido el equipo es muy personal”.

El portátil, el gran triunfador

Actualmente, el 80% de los equipos que ensamblan son portátiles. Esto es, precisamente, una de las cosas que ha cambiado radicalmente en estos siete años. Cuando nació Mountain empezaron vendiendo sólo ordenadores de sobremesa.

“Montarlos era algo que se llevaba haciendo muchos años. Podías ir a una tienda, comprar un chasis y el resto de componentes, y tener una configuración a tu medida. Con un portátil esto no era posible y, además, era mucho más caro. Hace siete años si querías comprarte un portátil que te sirviera para trabajar tenías que gastarte entre 3.000 y 4.000 euros”.

Hace siete años, si querías comprarte un portátil que sirviera para trabajar, tenías que gastarte entre 3.000 y 4.000 euros

Afortunadamente, en ese momento la tecnología de integración mejoró y redujo sus costes. Además, pudieron acceder a los proveedores de componentes para equipos portátiles y abrir más su mercado. Aunque, reconoce Cabanas, que “en relación precio-prestaciones, el sobremesa siempre va a ser mejor, además de tener mayores posibilidades de ampliación. Eso sí, no lo puedes mover”.

Consejos para comprar un ordenador portátil

A cambio, los portátiles ya ofrecen características similares a una ‘workstation’ a precios asequibles: “hay modelos a los que puedes conectar hasta tres monitores, trabajar y después llevártelo a donde necesites”.

Sus proveedores tienen orígenes distintos, aunque el cofundador de Mountain reconoce que la fabricación siempre se realiza en China y puntualiza: “allí hay cosas de mala y de buena calidad, pero ahora todo se fabrica allí y no podemos actuar sobre eso. En nuestra fábrica terminamos de ensamblar las piezas, nuestra cadena de trabajo es muy similar a la de una fábrica de coches”.

Proyectos de futuro

La mayoría de sus clientes son profesionales que demandan ordenadores de altas prestaciones para el trabajo. “Cuando trabajamos queremos que todo funcione rápido y no falle”. Por eso han elegido como eslogan de marca ‘Robustness to you’ (Robustez para ti).

Con él no sólo quieren lanzar un mensaje sobre la fiabilidad de sus ordenadores, también de sus servicios de preventa, donde un técnico asesora al cliente en su compra; y postventa, donde quieren ofrecer un valor añadido con el mantenimiento de los equipos.

Mejores portátiles híbridos

Entre sus planes de futuro es inminente la expansión de la compañía en el mercado latinoamericano a través de México, y la comercialización de sus equipos en Reino Unido, además de ampliar su número de socios para la venta de equipos en España.

Entre las demandas de sus usuarios, están las tablets y los smartphones, y Cabanas nos confirma que pronto veremos dispositivos de este tipo con la marca Mountain con los que, de nuevo, deberán encontrar su hueco.