Bio-zapatillas impresas en 3D podrían repararse solas

Zapátos de protocélula podrían regenerarse solos

Muy pronto, corredores podrían sumergir sus zapatillas deportivas en una tina llena de líquido para que se autoreparen durante la noche, si las zapatillas de biología sintética de la investigadora Shamees Aden se vuelven realidad.

Su concepto de calzado autoregenerador se basa en fotocélulas que serían impresas en 3D a la medida exacta del pie de una persona, como si se tratase de una segunda piel. El material bajo los pies está supuesto a reaccionar con el medio ambiente, proporcionando más o menos protección cuando sea necesario.

Las protocélulas son una forma de biología sintética que, aunque no tienen vida, pueden comportarse como células vivas.

¿Curioso sobre tecnología? Entérate cómo Autodesk y Organovo desarrollan un software para diseñar órganos y tejidos.

El cuidado de las zapatillas requeriría algo más que simplemente guardarlas en el armario después de llegar a la casa. En efecto, habría que sumergirlas en un recipiente lleno de líquido de protocélulas para regenerar el material.

"Usted llevaría las deportivas a la casa y cuidarlas como si se tratase de una planta, asegurándose de que cuenta con los recursos naturales necesarios para rejuvenecer las células," dijo Aden a la revista Dezeen.

Aden está colaborando con el especialista en protocélulas Martin Hanczyc de la Universidad del Sur de Dinamarca en el desarrollo de los zapatos.

Lamentablemente, tardaremos en ver un prototipo de las zapatillas en el mercado.

Según Aden, habría que esperar al 2050 antes de que el producto sea práctico.

Descubre las Google Talking Shoes, unas zapatillas inteligentes que son capaces de hablar con el propietario.