BMW Serie 7, uno de los coches más tecnológicos del mundo

BMW Serie 7 coches más tecnológicos mundo

El BMW Serie 7 es uno de los coches más tecnológicos del mundo. Cuando se lance al mercado, en octubre, será el buque insignia de la marca alemana, y ostentará un título más que merecido no sólo por los materiales con los que está fabricado, sino también por sus características técnicas. 

El vehículo se ha realizado con plástico reforzado con fibra de carbono en su estructura, con lo que se consigue un ahorro máximo de 130 litros, un factor clave para conseguir la reducción de consumo de la que presumen sus motores de alta eficiencia.

Una de las características del BMW Serie 7 que más nos ha sorprendido es que el coche posee una serie de funciones que se controlan mediante gestos, al igual que lo que ocurre con algunos smartphones o tablets. Este actuará mediante un sensor 3D que analizará movimientos de la mano para saber qué es lo que queremos hacer. De esta forma nos permitirá subir o bajar el volmen del audio o interactuar con las llamadas del teléfono.

Igualmente contará con faros láser capaces de iluminar hasta 600 m delante, soporte de carga inalámbrica para móviles, conexión a Internet a bordo y una configuración específica de confort para los asientos de atrás con función de masaje y climatización. Si se opta por la opción Executive Lounge dispondremos también de una tablet de 7 pulgadas para, por ejemplo, gestionar nuestra música.

También vendrá con un sistema de aparcamiento por medio del mando de la llave con el que podremos aparcar el vehículo en zonas especialmente estrechas. Las versiones largas del nuevo BMW Serie 7 contarán con techo de cristal Sky Lounge para ofrecer luz estratégica mediante unos diodos luminosos.

BMW presenta un coche que aparca por control remoto

El BMW Serie 7 no cambia demasiado sus dimensiones si lo comparamos con sus predecesores, ya que mantendrá las versiones de carrocería corta y larga, 5,09 y 5,23, respectivamente, con distancias de ejes superiores a los 3 metros.

La familia está compuesta por cuatro ediciones distintas. La primera será una variación del actual 750i, el V8 biturbo gasolina de 450 CV. A éste le acompañarán dos seis cilindros turbos: uno gasolina para el 740i (con 326 CV) y otro diésel para el 730d (265 CV). Habrá variantes de tracción total xDrive en la mayoría de las motorizaciones.

El propulsor más destacable será el del 740e, un conjunto híbrido enchufable con motor térmico de 258 CV y una unidad eléctrica de 95 CV para una potencia conjunta de 326 CV, Su consumo combinado será de 2,1 litros cada 100 km. Este modelo permitirá recorrer hasta 40 km en modo totalmente eléctrico, gracias a la energía almacenada en una batería de ion-litio situada bajo los asientos traseros.

El BMW Serie 7 también contará con suspensión neumática con control de altura y un programa con cinco modos de conducción, entre ellos uno Adaptative que varía los parámetros de forma automátiva.

[Fuente:Dailymail]