Drone casi colisiona con jet de US Airways en Florida

Avión casi choca con drone

En un tiempo donde se habla de la posibilidad de usar drones para delivery en las ciudades, una alarmante noticia nos hace cuestionar una vez más la seguridad de tener más vehículos pululando en el aire.

Recientemente la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) confirmó que un jet de US Airways estuvo a punto de chocar con un drone en marzo, añadiendo que la colisión podría haber derribado el avión.

Hablando por primera vez del susto, Jim Williams, oficial de la FAA dijo que el vehículo aéreo no tripulado se acercó tanto al avión que el piloto estaba convencido que habían chocado. Por suerte, una inspección de la aeronave al aterrizar no encontró ningún daño.

La identidad del operador del drone sigue sin conocerse.

El incidente tuvo lugar a unos 2.300 pies de altura, cerca del Aeropuerto Regional de Tallahassee en Florida. El avión de 50 pasajeros volaba desde Charlotte, Carolina del Norte, cuando el piloto vio el vehículo no tripulado, informó el Wall Street Journal.

De acuerdo a los informes, parecía más bien un aeromodelo para aficionados que un quadcopter, el diseño de drone que ha estado creciendo en popularidad gracias a su tecnología mejorada y menor precio.

Arrestan a hombre por filmar escena de accidente con drone.

Actualmente, la ley en EE.UU. estipula que los operadores de aeronaves modelo deben informar a las autoridades aeroportuarias si tienen la intención de volar la máquina dentro de un radio de cinco millas de un aeropuerto.

Además, las directrices de la FAA sostienen que los aficionados a los drones deben asegurarse que no superen los 400 pies.

Según Williams, es de suma importancia que se establezca una regulación adecuada para el uso de drones, antes de poner en peligro la seguridad del sistema de aviación.

El incidente con el jetliner de US Airways no es la primera vez que un drone se acerca demasiado a un avión como para asustarse. Según se dice, el FBI aún está investigando un caso de principios de año donde un drone se acercó a unos pocos cientos de pies de un avión de Alitalia en Nueva York.