Este frigorífico enfría los alimentos con agua y energía solar

frigorifico sin electricidad

El frigorífico es el electrodoméstico que más electricidad consume en el hogar. Dependemos de él para la adecuada conservación de los alimentos, por lo que se trata de un aparato del que no podemos prescindir. Sin embargo, hay muchas zonas del mundo en las que el acceso a la corriente eléctrica es limitado o nulo, lo que hace imposible su instalación y su uso. 

Se calcula que hay alrededor de 1300 millones de personas que no tienen luz en sus viviendas, el 70% de ellas en África. Por este motivo, el 45% de los productos cultivados en este continente se estropea antes de llegar al consumidor. Como consecuencia, la comida se echa a perder en muy poco tiempo, de manera que los habitantes de las zonas desfavorecidas se ven obligados a restringir el consumo de productos frescos en su dieta. 

Además, de acuerdo a la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, cada año se desperdician alimentos por valor de cerca de 275.000 millones de euros.

Para ofrecer una solución a este problema, una startup llamada Evaptainers, con sede en Massachusetts (Estados Unidos), ha desarrollado una nevera que no necesita corriente para enfriar los alimentos. Se trata de un sistema de refrigeración que únicamente necesita agua y el calor del sol para mantener la cadena de frío de forma fiable y sin la dependencia de una infraestructura costosa.  

El frigorífico sin electricidad que ha diseñado esta compañía se basa en el enfriamiento por evaporación, un proceso por el que el agua elimina el calor al evaporarse en una superficie. Las personas han utilizado estas técnicas de conservación de alimentos durante milenios, ya que es tan sencillo de aplicar como rellenar con agua el espacio entre dos recipientes de barro. 

Esta otra nevera también enfría sin electricidad

Los investigadores de Evaptainers han llevado a cabo una labor de rediseño de este método utilizando materiales modernos. El último prototipo que han desarrollado se compone de un contenedor de goma impermeable para guardar la comida en la parte interior, y de una capa exterior fabricada con una tela transpirable y semipermeable. Para enfriar los alimentos, se introduce agua en el espacio que hay entre las capas, que es de 1,5 cm, que al evaporarse mantiene los productos frescos. 

La compañía ha probado 25 unidades del primer prototipo en Marruecos con resultado satisfactorio, y tiene previsto poner a prueba 300 unidades del segundo modelo durante este año. Se pondrá a la venta a un precio de 22 euros. 

[Fuente: MIT Technology Review]