Un joven rumano construye un coche real con piezas de LEGO

El coche se ha construido con piezas de LEGO salvo las ruedas, los amortiguadores y poco más

Puede que te creyeras todo un ingeniero construyendo un anguloso dragaminas con tu Tente, un castillo con sus brujas y fantamas en el Exin Castillos o un "no-sé-qué-es-esto-pero-mola" con tus imanes de GeoMag, pero aquí llega Raul Oaida para bajarte los humos: a este joven rumano de veinte años se le ocurrió un buen día que podría construir un coche real y capaz de funcionar, a base de piezas de LEGO. Y se puso manos a la obra.

Posiblemente muchos otros hayan tenido la misma idea u otra igual de disparatada, pero a ellos se les habrá acabado la tontería con una colleja de su madre rematada con un "tú a estudiar, que es lo que tienes que hacer". Pero Raul tuvo la suerte de que se le cruzara en su vida otro loco, el australiano Steve Sammartino, que decidió apadrinar el proyecto y convertirlo en una startup, solicitando a través de Twitter inversores que aportaran 500 o 1.000 dólares. Necesitaba 20, pero tardó muy poco en conseguir 40 interesados y cerrar un presupuesto de 60.000 dólares.

El motor de este coche LEGO tiene cuatro motores orbitales y 256 pistones

Año y medio ha tardado Raul en conseguir que el coche funcionara perfectamente, trabajando solo y superando dificultades como el traslado del vehículo de un sitio a otro, con media tonelada de peso. La parte más meritoria es, sin duda, el motor que mediante aire comprimido mueve el Super Awesome Micro, construido íntegramente con piezas estándar de LEGO y sin que Raul contara con ningún tipo de formación en mecánica. En funcionamiento, el coche alcanza velocidades entre 20 y 30 kilómetros por hora.

Tras terminar su creación, Raul y Steve trasladaron el coche a un lugar secreto de Melbourne, donde esperan rematar el proceso de compra con alguno de los interesados en el Super Awesome Micro. Después, le queda al joven rumano otro sueño por cumplir: irse a vivir a Estados Unidos y continuar construyendo allí proyectos igual de locos e innovadores.