Lexmark apuesta por los servicios integrales de impresión

Nueva gama de productos Lexmark

Lexmark ha confirmado en la calificada por su portavoz como "mayor presentación de su historia", que abandona casi por completo el mercado de consumo para centrarse en la soluciones globales de impresión. Un mercado que no ha parado de crecer en los últimos años, ni siquiera durante la pertinaz crisis económica que estamos viviendo. Ahora Lexmark cuenta con una oferta integral que abarca desde la "captura" de los datos (es decir, el proceso de digitalización) hasta la impresión en papel en caso de que sea necesario, pasando por toda la parte de organización de documentos y acceso a los mismos. La ventaja que ofrecen a los clientes es la posibilidad de tener un control estricto de sus gastos de impresión (la mayoría no lo hace), así como facilitar la estructuración y gestión de toda esa información: según Gartner, el 80% de la información que hay en una empresa no está organizada de ninguna forma, y el 90% ni siquiera se intenta getionar. Piensa en todos los documentos impresos, hojas de cálculo, presentaciones, etc. que no están registrados en ningún sitio, ni responden a un modelo estándar de documento.

Un elemento clave en esta estrategia es el software. Así. además de sus "clásicas" impresoras y multifunciones, Lexmark cuenta con aplicaciones como Lexmark Mobile Capture y Lexmark Intelligent Capture. La primera complementa la ya conocida Lexmark Mobile Printing, facilitando la recolección de datos para la empresa desde cualquier sitio, sin necesidad de esperar a llegar a las oficinas de la empresa para introducir la información en el sistema. Lexmark Intelligent Capture hace mucho más sencilla la lucha contra la ya mencionada desestructuración de datos de la empresa, ya que convierte la digitalización y clasificación de documentos en un proceso mucho más fácil de realizar.

Nuevos productos

Además, han presentado más de 80 modelos nuevos de impresoras y multifunciones. El cuidado del medio ambiente es un elemento común a todos ellos. Lexmark se ha propuesto que el uso de sus productos produzcan el menor impacto negativo posible sobre nuestro entorno. Así, su consumo energético se reduce en hasta un 55%, y las emisiones de gases con efecto invernadero (es decir, su huella de carbono) bajan hasta un 45% gracias a la nueva composición del tóner, al rediseño de los cartuchos y a la mejora en el rendimiento de estos. El 25% de los materiales empleados en la fabricación de estos modelos son reciclados.

Además, se hace hincapié en la facilidad de uso. Por ejemplo, siempre sehgún Lexmark, lo normal es que, por cada 135.000 páginas el usuario tenga que intervenir en el funcionamiento de la impresora (por ejemplo, cambiando los cartuchos de tóner) una media de 11 veces. Con los nuevos modelos de Lexmark, ese número se reduce a cuatro.