¿Qué es y cómo funciona un NAS?

nas

Un NAS se trata en realidad de una caja compacta, equipada con varios discos duros que se conecta mediante un cable de red a tu router doméstico.

El término NAS significa ‘Network Attached Storage’, aunque también es conocido por los términos ‘almacenamiento conectado a la red’.

¿En qué se diferencian los dispositivos NAS?

Cuantas más bahías para unidades de disco duro incluya, más caro resulta un NAS.

Además, algunos componentes como el número y tipo de puertos USB, el procesador integrado y el controlador de red, también determinan su precio final. Estos elementos influyen significativamente en la rapidez con la que el sistema transfiere los datos, hacia y desde la red.

¿Y su instalación?

Es muy sencilla. Se realiza desde el PC, casi de manera automática, gracias al programa que se incluye con el NAS. Los ajustes se pueden consultar en la página de configuración, desde un navegador de Internet.

¿Cómo son de veloces?

Estas unidades de red no son tan rápidas como los discos duros instalados en el PC y tampoco pueden competir con la velocidad de los discos duros USB. Si se conectan a una red Gigabit, las más rápidas, pueden alcanzar una velocidad de hasta 100 MB/s. Conectados a una red lenta, alcanzan entre 10 y 20 MB/s.

Ahora bien, al reproducir un archivo vía WiFi, la velocidad puede caer y puede haber largas esperas, ya que muchos routers con velocidades Gigabit (1.000 Mbit/s) e interfaces Fast Ethernet (100Mbit/s), integran una WLAN lenta. Así, con varias paredes entre el NAS y el PC, la transmisión será baja.

NAS

Cuatro ventajas de un NAS frente A un disco duro USB

Sin duda, un dispositivo NAS es mucho más caro que un disco duro USB actual de igual capacidad. Pero un disco duro de red ofrece también otros beneficios tangibles que te pueden interesar.

  1. El acceso inalámbrico
    Si tienes un router inalámbrico, puedes compartir datos con cualquier PC o dispositivo que esté conectado a la misma red inalámbrica.

    Inalámbrico


     
  2. Streaming
    Mediante la tecnología NAS, los televisores más modernos, consolas de videojuegos y reproductores de Blu-ray ya pueden reproducir películas, música y fotos almacenadas. Ademas, para ello, sin tener que conectarlos a medios externos como memorias USB o discos duros.
     
  3. Acceso a Internet
    ¿Deseas acceder a documentos o fotos que tienes colgadas en la red local? No hay problema. El acceso remoto funciona por medio de un sitio web o mediante una app en tu smartphone.

    Internet
  4. Copias de seguridad automáticas
    Con cada dispositivo NAS se incluyen  programas que automatizan la generación de copias de seguridad. El backup, además, se realiza sin necesidad de tener que conectar los discos duros USB.

 

¿Qué disco duro usar para tu NAS?

Cualquiera que se compre una caja NAS, debe contar con un disco duro adicional. Por lo general, son compatibles con todos los tipos, pero hay que intentar reducir el consumo de energía y la generación de calor.

Los discos duros con una velocidad de 5.400 rpm suelen ser la mejor elección, pero los de 7.200 rpm o, incluso, los SSD, pueden acelerar sus prestaciones. Consulta con el fabricante su compatibilidad. En cualquier caso, la fiabilidad gana al aspecto relativo a la velocidad.

En cifras

  • Los dispositivos NAS profesionales pueden montar hasta 12 discos duros, con capacidad de hasta 48 terabytes.
  • Los más ecológicos, como el Synology DS213J, consumen en stand-by sólo 4 vatios.