Cyber-shot RX10: Sony presume de nueva cámara compacta

Sony Rx10

La portabilidad y la calidad de imagen pueden ir de la mano perfectamente. La nueva Cyber-shot RX10 es una llamativa cámara bridge para aficionados a las réflex digitales que ofrece una gran calidad de imagen sin tener qe cargar con una cámara y varios objetivos.

El objetivo fijo Carl Zeiss Vario-Sonnar T* 24-200mm F2,8 ofrece una calidad increíble y una resolución equiparable a un buen objetivo intercambiable. Su gama de zoom versátil, desde el extremo gran angular al tele, es perfecta para retratos atmosféricos, paisajes intensos, fauna, escenas callejeras e interiores con luz natural. Además, permite enfocar a distancias tan cortas como 3 cm, por lo que es ideal para hacer macros de insectos, flores y detalles pequeños.

La apertura F2,8 en toda la gama de zoom, consigue la misma luminosidad que un objetivo fijo de gama alta. Esta característica permite hacer fotografías con poca luz sin necesidad de aumentar el valor ISO, y además genera efectos de desenfoque de fondo (‘bokeh’) muy circulares y suaves, mejorados por el diafragma de 7 hojas. Al disparar con la cámara en la mano, el sistema SteadyShot óptico interno ayuda a conseguir imágenes más claras, libres de desenfoque (incluso al usar grandes longitudes focales con las que los objetivos sin sistema de estabilización suelen tener problemas).

Sony Rx10

La Cyber-shot RX10 incluye todo tipo de controles manuales, por lo que resultará familiar para cualquier usuario acostumbrado a utilizar una D-SLR. El diseño de objetivo fijo consigue unas imágenes excepcionales, sobre todo gracias al sensor de imagen más amplio y sensible y al motor de procesado BIONZ X, cuya velocidad es unas tres veces superior a la de los anteriores procesadores BIONZ.  

Otro de sus puntos fuertes es el sensor CMOS Exmor R retroiluminado de 1” y 20,2 megapíxeles efectivos. La resolución es exquisita, y la interpretación de las texturas ha mejorado gracias al motor BIONZ X, lo que en términos prácticos dota a la imagen de mayor limpieza y detalle.

El enfoque automático es rápido y sensible, gracias al nuevo mecanismo Direct Drive SSM que funciona en conjunto con el sensor CMOS Exmor R y el procesador BIONZ X. Con el bloqueo AF activado, el enfoque automático sigue bien cualquier elemento móvil, manteniéndolo enfocado incluso aunque desaparezca momentáneamente del encuadre. El nuevo Eye AF asegura la nitidez de los retratos, manteniendo los ojos enfocados incluso aunque no estén mirando directamente a la cámara. Además, ahora se pueden seleccionar tres tamaños para el marco del AF puntual, lo que reduce el riesgo de sufrir errores de enfoque al hacer macros de elementos muy pequeños, como insectos.

Además no deja de lado la posibilidad de hacer vídeos de alta calidad. El nuevo procesador BIONZ X ofrece una velocidad de procesado unas tres veces superior a la generación anterior de motores BIONZ. Al aprovechar toda la apertura del objetivo, recoge datos de hasta el último píxel del sensor, generando unos vídeos Full HD realmente fluidos y detallados. Es posible grabar vídeos a 50p (AVCHD progresivo) o a una velocidad de fotogramas cinematográfica de 25p, siempre con control completo sobre los modos de exposición P/A/S/M. La salida HDMI permite ver los vídeos en monitores externos o grabar usando un dispositivo de almacenamiento externo.

El visor Tru-Finder OLED tiene una resolución alta (1.440.000 puntos) y mucho contraste, lo que ofrece una visibilidad perfecta de extremo a extremo en un ángulo de visión amplio de unos 33° (aprox.). Para que la libertad de composición sea lo mayor posible, la pantalla LCD White Magic™ de 3,02, que es nítida y luminosa, gira hacia arriba y hacia abajo, lo que permite encuadrar cómodamente con la cámara sujeta por encima de los brazos o estando agachado.

Sony Rx10

El exterior de la Cyber-shot RX10 es otro de los puntos fuertes. La carcasa de aleación de magnesio es rígida, pero ligera, algo que atraerá a los aficionados más exigentes. Además, las juntas están protegidas contra polvo y humedad y la cámara está sellada, lo que la protege al usarla en exteriores.

El manejo tiene muchos controles similares a los de una D-SLR, lo que ofrece la máxima flexibilidad a los usuarios avanzados. Es posible cambiar entre dos modos de captura desde el anillo de apertura. Además, al ajustar la apertura manualmente girando el anillo suena un clic que confirma que se ha realizado el cambio. También es posible cambiar de modo para realizar los ajustes de manera fluída y continua, sin que suenen clics, una gran ayuda a la hora de grabar vídeos o para no espantar a animales esquivos. Otros detalles atractivos son los siete botones personalizables y la LCD superior que confirma la exposición y otros ajustes clave.

Las imágenes en alta resolución se pueden ver directamente en televisores 4K, que bridan cuatro veces más detalles que los Full HD. La compatibilidad con TRILUMINOS Colour ofrece una paleta de color impresionante. Al ver las fotografías y los vídeos capturados con la Cyber-shot RX10 en televisores BRAVIA TRILUMINOS Display, los colores son ricos y naturales.

El Wi-Fi interno permite conectar la cámara con un solo toque a smartphones o tablets Xperia™ o compatibles con NFC. Instalando PlayMemories Mobile Version 3.0, podrá usar su móvil como mando a distancia para disparar la cámara.

Existe además una extensa gama de accesorios Sony que permiten amplíar las posibilidades creativas. La funda LCJ-RXE protege la cámara del polvo y los golpes. Con el micrófono ECM-XYST1M estéreo es fácil conseguir diálogos y sonidos ambiente nítidos al grabar vídeos HD. Para iluminar la escena, hay disponibles accesorios como el potente flash HVL-F43M o la luz IR para vídeo HVL-LEIR1 con batería.

La cámara digital compacta y multifunción Cyber-shot RX10 de Sony, ya se puede reservar. Saldrá a la venta en Europa a mediados de noviembre y su precio será de 1.200 €.