Nuevas Sony Bravia: contraste, color, calidad y Android TV

Televisor sony bravia

Sinceramente, nos vamos quedando sin ideas sobre cómo se puede mejorar la definición de las televisores. Puede que por eso no estemos metidos en el negocio de los televisores inteligentes, y se lo dejemos los profesionales. Precisamente ellos, los ingenieros de Sony Bravia han dado con algunas claves para mejorar aun más la tecnología de imagen, hablando por una parte de lo que vemos en el televisor, y por otra del aparato en sí.

Según nos han contado, han basado estas mejoras en tres objetivos: Calidad de la imagen, diseño y experiencia de usuario. Lo que os decimos: lo que ve el usuario, en qué lo ve y cómo hace para verlo. Precisamente este último punto, el sistema operativo, nos gusta especialmente. Si nunca habéis trasteado con Android TV, os dejamos un vídeo en el que se explican los primeros pasos. 

Para mejorar la definición de las pantallas, en Sony han tirado de sus procesadores X1 con calidad 4K. Según parece, cada vez hay más servicios que ofrecen imágenes en calidad 4K, y si hace unos años os hablábamos de que esta tecnología tenía un serio problema de falta de contenido, está claro que eso ha terminado por cambiar. 

Ahora el mismo YouTube tiene ya vídeos en calidad 8K, y en octubre los españoles tendremos acceso a Netflix, que también viene pegando fuerte con la alta calidad. Y eso sin hablar de que nuestros dispositivos caseros ya graban con más calidad que los profesionales hace 10 años.

Ahora mismo hay casi 200 euros de descuento en algunas SmartTV Sony Bravia en Amazon

Así que lo que hace el procesador X1 (ojo, con cada fotograma, en tiempo real), es coger el contenido 2K o 4K y mejorarlo. Detectan la calidad con la que entra, se reduce el ruido, se mapea el color de la imagen para mejorarlo, y se termina retocando el contraste con los datos obtenidos en los datos anteriores. Y al contrario que en los algoritmos tradicionales de adaptación a 4K, no se agranda la imagen, haciendo las líneas más gruesas sin ton ni son; incluso después de la modificación los negros son negros, y el respetando el contraste.

Luego, para hablar del diseño, tenemos que dedicar una mención especial al 65X90C Untra-Slim 4K. Por lo que hemos podido ver, la pantalla es más delgada que un smartphone (y hablamos de un iPhone 6). De hecho, no tiene ningún tipo de marco, es todo pantalla. Se ha reducido la emisión de ruido, y el marco para la sujección en la pared también se ha simplificado significativamente. Aquí lo comparamos con una moneda de un euro (disculpad la calidad de la imagen).

Sony bravia fino

Por último, lo que más nos gusta es el sistema operativo Android TV está demostrando tener mucho que ofrecer, tanto desde la experiencia Chromecast incorporado (que si no habéis probado, os recomendamos que lo hagáis) como de la cantidad de aplicaciones que ya existen para los dispositivos. Por no hablar de que al contar con Android, estamos hablando de tener detrás toda la experiencia Google, con la comunidad de usuarios y el reconocimiento de voz de la compañía, entre otras cosas.