Skip to main content

Competencia nombra a Amazon como operador postal y le obliga a cumplir con la normativa

amazon

Depositphotos

30/09/2020 - 12:56

Aunque la mayoría de usuarios considera a Amazon una tienda online, la CNMC considera que la compañía realiza servicios de paquetería y mensajería del mismo modo que un operador postal, como Correos, Seur o MRW y debe cumplir con las mismas normas.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha dictaminado que Amazon debe cumplir con la normativa postal de igual manera que empresas como Correos Express o Seur. Una normativa más severa que la Amazon cumplía hasta ahora, es decir, la ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.

Según la CNMC "la actividad que Amazon realiza a través de sus empresas - Amazon Spain Fulfillment, S.L. y Amazon Road Transport Spain, S.L.- tiene la consideración de postal y que debe quedar sujeta al cumplimiento de los requisitos que se establecen en la Ley Postal". Este dictamen obligará a Amazon a cumplir con más normas en términos de seguridad, protección de datos y control sobre las tarifas de envíos.

Las principales razones por las que se ha defendido esta medida son que Amazon pone a disposición de terceros comerciantes minoristas sus servicios de mensajería y paquetería, además de que tener como actividad principal el comercio electrónico no "excluye ni impide que pueda realizar funciones que tengan la consideración de carácter postal". 

Esto se traduce en un refuerzo de las normas a las que tendrá que estar sujeta la empresa en España, así como sus colaboradores de mensajería y paquetería. Tendrán que cumplir con la ley de protección de los datos y la privacidad de los usuarios, entre otras normas, que recoge la Ley Postal

Para los usuarios y compradores de Amazon esta nueva normativa implica el secreto de las comunicaciones postales, el derecho a la prestación de un servicio universal de calidad, el derecho de información sobre los servicios postales y el derecho de reclamación, así como el derecho de renuncia y a percibir una indemnización.

También tendrán que informar de los precios aplicados en los envíos o cumplir con las normas de seguridad para envíos peligrosos y protección del medio ambiente a las que también están sujetas las otras operadoras postales del país. 

De momento, la compañía no ha realizado ningún comentario al respecto. Amazon tiene un plazo de dos meses, si no está conforme con la resolución administrativa, para interponer un recurso ante la Audiencia Nacional.