Contrata sicarios para eliminar el personaje de su hijo

Que los videojuegos pueden causar adicción es conocido, que esa adicción puede resultar peligrosa llevada al extremo también. Un padre chino, preocupado por el escaso interés de su hijo por encontrar un trabajo que le quite tiempo de los juegos, ha optado por tomar medidas resolutivas: ha contratado a un equipo de sicarios para que le hagan morder el polvo. Virtualmente, claro.

Los sicarios de WoW y otros juegos online no son algo nuevo y cubren una necesidad básica de muchos usuarios: la venganza sobre un avatar que te ha hecho una pirula y que es demasiado poderoso como para arriesgar tu propio personaje consumando tu merecida vendetta. La envidia hacia ese poderoso mago de nivel 50 y su inventario es opcional, pero muy frecuente. Como seguramente las motivaciones del hitman que contratas no son tan nobles como las del Equipo A, sus servicios requieren un pago, bien real, o bien en la moneda del juego.

A cambio, el jugador suele recibir una captura de su rival derrotado y tiene derecho a incluir una dedicatoria que el asesino hará llegar a su víctima. Para que sepa que a ti nadie te la juega por la espalda en una pestilente mazmorra o que esa poderosa espada que tomó como botín te correspondía a ti.

Sin embargo, las aspiraciones de este ciudadano chino poco o nada tienen que ver con algo tan elevado como el honor de un solemne sacerdote élfico que ha sido vejado por un adolescente de Kentucky con acné. Para impedir a su hijo jugar y buscarse una ocupación mundana remunerada (en yuanes, y no en monedas de oro), cada vez que se conecte, alguno de los cazarrecompensas contratados liquidará a su personaje.

Según informan nuestros compañeros de HobbyConsolas, el método ha surtido algún efecto y el joven se tomará un tiempo para buscar un empleo, aunque seguro que se pregunta por qué su padre, simplemente, no optó por otras soluciones más sencillas como apagar el router o crearse su propio avatar para mantener una conversación de padre a hijo.