Descubren el "botón" que apaga el dolor crónico

Descubren el "botón" que apaga el dolor crónico.

El tratamiento del dolor crónico de forma eficiente y sin excesivos efectos secundarios está cada vez más cerca.

Estamos hablando de un problema clínico de gran envergadura: el número de discapacitados por el dolor crónico en Estados Unidos supera a los enfermos de cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas juntos.

El dolor crónico no sólo supone un sufrimiento continuo para las personas que lo padecen, sino que también genera unos gastos de cientos de millones de euros a la Seguridad Social debido a las consultas, medicamentos, ingresos, bajas laborales, etc.

Existen tratamientos a base de fármacos y drogas como el opio o la marihuana, pero tienen importantes efectos secundarios: dolor de músculos, ansiedad, irritabilidad... Y pueden provocar adicción.

Por suerte, un nuevo descubrimiento podría haber dado con la llave que permitiría tratar de forma eficaz el dolor crónico, e incluso suprimirlo, con pocos efectos secundarios.

La doctora Daniela Salvemini y su equipo, perteneciente a la Saint Louis University (Estados Unidos), han descubierto el "botón" que permite apagar el dolor crónico en los roedores, incluyendo dolores severos como el que provoca el cáncer de huesos.

Descubren el botón que elimina el dolor crónico

Estudio Baseline: Google quiere curar todas las enfermedades

Activando un receptor llamado A3 en el cerebro y en la médula espinal, mediante una molécula de adenosina, los científicos han conseguido mitigar o eliminar el dolor crónico en más de 300 roedores que han sometido a prueba.

Lo más prometedor es que este método, además de ser efectivo, no produce adicción, como ocurre con el uso drogas.

El estudio, publicado en la revista Brain, abre las puertas a nuevas investigaciones basadas en el receptor A3 en los humanos, con vistas a provocar los mismos efectos que ya se producen en los roedores.

La buena noticia es que la adenosina asociada al receptor A3 ya forma parte de medicamentos anti-inflamatorios y anticancerígenos, así que hay estudios iniciados que podrán enfocarse al tratamiento del dolor crónico.

[Fuente: Medical News Today]