Skip to main content

El Gobierno pone en pausa el desarrollo del 5G en España

El 5G no llegará a España de forma inmediata.

05/09/2017 - 09:58

El desarrollo de las conexiones inálambricas a Internet 5G parece imparable. Son varias las pruebas que ya se han realizado en varios países del mundo, entre ellos el nuestro. Sin embargo, el Gobierno ha querido poner freno al optimismo y enfriar las expectativas al respecto, declarando que por ahora el 5G en España tendrá que esperar.

Según declaró el Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, hay que ser prudente a la hora de valorar la llegada del 5G. La agenda del Gobierno es por ahora garantizar el 4G en todo el territorio nacional, un proyecto que de momento se desarrolla con paso firme. Una vez que se logre, se dará paso a la implementación del nuevo estándar.

Eso sí, primero se necesitará un nuevo estándar. En eso se centró el Ministro a la hora de decir que "no nos merendemos la cena. No tenemos ni siquiera el estándar internacional de 5G". Esto es traduce en una máxima clara: aunque esté preparada la nueva tecnología, no se implementará hasta que todos dispongan del 4G en su plenitud.

El problema principal es de frecuencias. El espectro en el que se puede operar es limitado, por lo que hay que distribuirlo entre operadores de telefonía, canales de televisión y también frecuencias destinadas a uso militar, entre otros fines. Para que el 5G pase a ocupar parte de ese espectro, habrá que acomodar al resto de actores o directamente expulsar a uno de ellos.

¿Qué es el 5G? Aclaramos todas tus dudas y preguntas acerca de esta tecnología

Por ejemplo, el nuevo cambio en la frecuencia de emisión de la TDT se hará gracias a que el Ministerio de Defensa ha cedido el uso de parte de su espectro de frecuencias. Algo parecido tendrá que ocurrir a medida que el 5G se vaya estandarizando, aunque de momento el Gobierno ya ha puesto a disposición de todos los interesados en hacer pruebas la banda de 3,5 GHz.

Hay que destacar que España es uno de los países en los que más móviles se utilizan por habitante. Desde luego esta tecnología está firmemente implantada en todo el territorio, con conexiones 4G a velocidades equiparables a las de cualquier país. Es en líneas fijas donde quizás flaquean las infraestructuras, y es que de media los españoles pagan más que sus vecinos por conexiones más lentas.

[Fuente: El Economista]