Google Chrome parará los anuncios en Flash en septiembre

flash chrome

Google se prepara para hacer honor a su promesa de poner fin a la capacidad de Flash para reproducirse automáticamente en nuestro navegador. Según parece, todos los archivos de este tipo que encuentre nuestro navegador y que no sean importantes tendránq ue ser activados expresamente por el usuario, o no se reproducirán. Así es como Google Chrome dejará de reproducir Flash automáticamente.

Eso no quiere decir que Flash quede para siempre fuera de Google Chrome, sólo que en lugar de reproducirse automáticamente una y otra vez, estará bloqueado por defecto. Para poder acceder a los anuncios, el usuario tendrá que querer verlos expresamente, hacer click derecho sobre ellos y pulsar "Run This Plugin". Sólo se podrán librar los anunciantes que funcionen en HTML5.

Pero ¿qué pasa con la publicidad que el mismo Google hospedaba en AdWords? Pues que se convertirá automáticamente a HTML5. El navegador no podía cortar las alas directamente a sus ingresos publicitarios. Sin embargo, el resto del contenido, los anunciante externos y los distintos servicios tendrán que darse prisa: Google Chrome no les ha dado mucho tiempo para pasar de Flash a HTML5.

Según Google, el motivo de dar la espalda a Flash es puramente logístico: están preocupados por el rendimiento de Chrome, y el consumo que hace el programa de la memoria RAM, tan comentado por los usuarios. Este nuevo mecanismo serviría para poner fin, o al menos facilitar ese aspecto en concreto de Google Chrome. 

Sin embargo, una de las preguntas más acuciantes es ¿Cómo sabe Google Chrome el contenido Flash que no es importante? ¿Cómo discierne entre principal y secundario? según comentan en The Register, la compañía lleva tiempo enseñando a su navegador a discernir entre contenidos. 

Pero, en concusión ¿cómo afectará esto a los usuarios? ¿notarán la diferencia? Pues lo más probable es que, al menos al principio, este cambio se traduzca en mucha menos cantidad de publicidad, en menos ruido al navegar y en un Google Chrome menos exigente. Buenas noticias para los navegantes, no tan buenas para los anunciantes.

[Fuente: The Register]