La nueva política de privacidad de Spotify no os va a gustar

política privacidad spotify

¿Sabéis esos términos y condiciones de uso que nunca leéis? Pues a lo mejor deberíais comenzar a hacerlo, porque Spotify acaba de lanzar una nueva política de privacidad que a muchos os habrá pasado desapercibida y habréis aceptado sin mirar. La gente que sí que lo ha leído se ha escandalizado bastante. 

Y es que estamos acostumbrados a que determinadas aplicaciones necesiten un montón de permisos extra antes de instalarse, y también sabemos que entre los términos y condiciones puede haber cláusulas que no nos convenzan. Sin embargo, hay cosas que van demasiado lejos, como la nueva política de privacidad de Spotify. 

Vamos a dejaros un ejemplo para que os quede claro hagáis a la idea de lo que ha hecho saltar las alarmas: "Tu autorizas expresamente a Spotify para usar y compartir con otras compañías del grupo Spotify, así como con otros asociados de negocios, proveedores de servicios.... toda la información que proporciones a Spotify.

Y Spotify tiene muchos, pero muchos datos nuestros. Para empezar, nuestro nombre, nuestros gustos de música... y hasta ahí está bien. El problema es que según la nueva política de privacidad, si les reporta beneficio, Spotify está autorizado a revisar tus mensajes fotos, vídeos, contactos, historial... recopilar toda esa información y luego, tal y como dice arriba, venderla a socios de negocios. 

Apple Music ya está disponible

Esto implicaría que la principal fuente de ingresos de Spotify ya no serían las cuentas premium, ni tampoco los anuncios... sino la venta de información personal de los usuarios a empresas de publicidad. 

Por desgracia, como bien sabréis, todas estas cláusulas no son negociables: las tomas o las dejas. Y un montón de gente está optando por dejarlas, cancelar su cuenta en el servicio y pasarse a la competencia, que en estos momentos está floreciendo. Resulta que está siendo la mejor forma de demostrar a una compañía que no pueden poner lo que quieran en la política de privacidad, y que el público va a pulsar "Aceptar" como borregos.