Los Oscar 2014 y la piratería: así se filtran los screeners

Los Oscar 2014 y la piratería: así se filtran los screeners

Tradicionalmente, la piratería cinematográfica se ha asociado a comerciantes asiáticos, proyeccionistas sobornados, o simples espectadores que graban los filmes dentro de las salas de cine, con sus cámaras de vídeo.

Pero en realidad, buena parte de las películas de Hollywood que corren por las redes P2P, antes de que salgan a la venta en DVD o blu-ray, provienen de los screeners.

Se llaman así a los DVDs "caseros" que las propias compañías cinematográficas envían a los miembros de la industria (actores, directores, guionistas, productores, etc) para que vean la película y, si les gusta, las voten en los Oscars, los premios de los diferentes gremios, y otros eventos.

Screener de La Gran Estafa Americana

Así se hicieron los efectos especiales de las nominadas a los Oscar

El mes pasado, la presentadora de la ceremonia de Los Oscar 2014, Ellen DeGeneres, se vió envuelta en una gran polémica cuando se supo que su screener de la película Walter Mitty se había filtrado en las redes P2P.

Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, el Gremio de Actores Cinematográficos de Hollywood, tiene 160.000 miembros en todo el mundo. No, no nos hemos equivocado con la cifra... Otras asociaciones, como la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas, llega a los 6.000 miembros. Y luego está el gremio de guionistas, el de directores, etc. Aunque no todos los asociados tienen el privilegio de recibir screeners.

Muchos de estos DVDs recorren el mundo meses antes de que la película se ponga a la venta, incluso antes de que se proyecten en los cines. Y muchos de ellos terminan en las redes P2P, con el correspondiente perjuicio para la industria, pues no hablamos de copias de mala calidad grabadas con una cámara de vídeo en un cine, si de una buena copia en DVD como la que venden en las tiendas.

Según cuenta la web Gigaom, 25 de los 28 películas nominadas a los Oscars en 2003 vieron como sus screeners acababan pirateados en la Red. En 2013, esta cifra ha bajado a sólo 13 de las 33 películas.

¿Por qué ahora se piratean menos los screeners?

Screener de El Hobbit La Desolación de Smaug

Gigaom ha hablado con varios miembros anónimos de la Academia de Hollywood que reciben screeners de las películas, y nos explican las causas de este descenso de la piratería.

Lo primero que dejan claro es que los trabajadores de la industria no son piratas. Ningún actor, director o guionista corre a subir los screeners que recibe a la Red para compartirlos. No sólo porque es tirar piedras a quien te da de comer, sino también porque cada screener tiene una marca de agua propia que permite saber de quién es el disco que ha terminado pirateado.

Además, recibir screeners da prestigio dentro del gremio, y nadie quiere perder este privilegio.

Los screeners que se filtran son fruto de descuidos y negligencias. Provienen de los discos que los miembros del gremio prestan a familiares y amigos y éstos suben a las redes sin su consentimiento, o de gente que los coge sin permiso de la propia casa de los implicados (miembros del servicio, operadores, reparadores, empleados de Correos, etc).

En los últimos años, estas filtraciones has descendido porque los miembros de Hollywood que los reciben ya no los prestan a los amigos, y los guardan bajo llave.

Los screeners cada vez contienen más avisos durante el visionado que indican que está prohibido prestarlos, y si se filtran, habrá consecuencias.

Como hemos comentado, todos ellos tienen marcas de agua individuales que permiten identificar el dueño del screener pirateado. Y el castigo puede suponer desde que no vuelvas a recibir screeners, hasta que te echen de la asociación, si eres reincidente.  O peor aún: algunos temen que los actores cuyos screeners han sido pirateados, sean vetados por los estudios de las películas afectadas.

Si filtras mi screener, no trabajas conmigo...

Otra de las reglas asociadas a los screeners es que "deben destruirse después de visionarlos". En la práctica, confiesan los académicos a Gigaom, esto nunca se hace. Pero ahora se pone más cuidado en guardarlos a buen recaudo.

Por último, otra de las causas que ha reducido la filtración de screeners en 2013 es el salto al formato digital. Desde 2011, algunos de los screeners ya no se ofrecen en DVD, sino en descarga digital.

En 2013, al menos 4 películas nominadas a los Oscars se ofrecieron como una descarga codificada de iTunes que caduca a los 30 días.

Los piratas siempre encontrarán la manera de obtener películas antes de que se pongan a la venta, pero al menos en este caso, parece que las medidas de protección implantadas por Hollywood, sí están siendo efectivas...

[Fuente: Gigaom]

[Foto de apertura: drewpbaldwin]