Turquía prohibe el uso de Twitter: revolución en las redes

Turquía prohibe Twitter

Desde hace unas horas, los usuarios de Turquía no pueden acceder a Twitter.

Todo esto ha ocurrido después de que el primer ministro, Tayyip Erdoğan, declarase que tenía intención de prohibir el acceso a la popular red social:

"Ahora tenemos una orden judicial. No me importa lo que diga la comunidad internacional. Todo el mundo será testigo del poder de la Républica Turca" dijo ayer, 10 días antes de las elecciones locales.

Al parecer, el primer ministro teme el efecto que las redes sociales pueden tener en la campaña electoral, sobre todo después de unas manifestaciones en Estambul que se produjeron por la implementación de una nueva ley de Internet.

¿Quieres saber cómo ver el primer tweet de cualquier persona?

Twitter está investigando este asunto, pero por ahora no ha hecho declaraciones oficiales. Sin embargo, si ofrece a los usuarios turcos la posibilidad de utilizar el SMS para poder escribir tweets:

Sin embargo, no sabemos hasta qué punto les podrá ser útil este tweet, ya que los usuarios turcos no pueden acceder a la plataforma.

La respuesta en las redes tras el baneo de Twitter por parte de Turquía no se ha hecho esperar: son muchos los que han utilizado esta vía para expresar su indignación ante este acto de censura.

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes, también utilizó su cuenta para mostrar su rechazo ante el hecho de que Turquía prohiba Twitter.

No dudó en afirmar que se trataba de un acto de cobardía que no tiene ningún sentido, además de reiterar que la comunidad internacional sabrá que se trata de censura.

Sin embargo, parece que Erdogan quiere ir más allá, ya que Twitter no ha sido la única red social que pretendía prohibir en su país:

"No permitiremos que nuestro pueblo sea devorado por YouTube, Facebook u otros. Las medidas que tengamos que tomar, las tomaremos sin titubear" dijo en unas recientes declaraciones.

Si quieres ver el vídeo completo de estas afirmaciones, puedes hacerlo a través de The Washington Post.

¿Qué pensáis? ¿Podrán los turcos recuperar su libertad?