Primeros pasos para bloquear el porno en los teléfonos móviles

Utah quiere bloquear el porno en todos los teléfonos móviles

El estado de Utah, en Estados Unidos, se caracteriza por ser profundamente conservador. Sin embargo, hasta ahora, no se habían planteado llevar el conservadurismo a Internet. Un senador ha propuesto aprobar una ley para bloquear por defecto el consumo de porno en el teléfono móvil.

No es la primera vez que oímos iniciativas parecidas. La propuesta de Todd Weiler se parece a la realizada por David Cameron en Reino Unido. Consiste en un bloqueador de porno online que vendría preinstalado en todos los dispositivos móviles. Para desactivarlo, el propietario del smartphone debería solicitar la baja e identificarse como consumidor de porno en Internet.

Weiler ya consiguió hace unos meses la aprobación de una propuesta para declarar el porno “una crisis de salud pública”. Se trata de un político ultraconservador con capacidad para marcar la agenda pública de todo un estado, aunque según la ciencia, las posturas ultras de este tipo pueden ir asociadas al consumo de porno.

Sin embargo, lo que no parece entender es la economía moderna y el funcionamiento de Internet. Bloquear el porno en todos los teléfonos móviles requeriría la colaboración de los fabricantes a la hora de incluir el software en sus terminales. Que esto suceda es altamente improbable.

“Un teléfono móvil es básicamente una máquina de vending de pornografía” se ha justificado el senador, que además ha añadido que “es para salvar a los niños”, un argumento recurrente entre todos aquellos que quieren bloquear la libertad en Internet.

El porno en realidad virtual y sus incómodos secretos

El objetivo prioritario de la iniciativa legislativa contra la pornografía son los teléfonos móviles, y no es casualidad. Ver porno gratis en el móvil es uno de los usos principales de los smartphones, especialmente entre usuarios de Android

Se desconoce si la iniciativa tendrá éxito. Probablemente generará aún más debate en torno al consumo masivo de porno en Internet, un sector en el que Utah no va a la zaga precisamente.

Pese a tratarse de un estado conservador, los prejuicios contra el porno parecen quedar atrás en cuanto se enciende el ordenador. Un estudio demostró recientemente que los ciudadanos de Utah son los que más gastan en porno de los Estados Unidos.

[Fuente: TechCrunch]